Mijo, un cereal para la salud integral del deportista

Publicado el 20 octubre, 2017 | Health

Es posible que el mijo no sea el tipo de semillas más común que se encuentra en la mesa de un deportista, pero de hecho, este grupo de gramíneas seminales altamente variables se cultiva en todo el mundo, tanto para la alimentación del ganado como para el consumo humano; aunque hay muchas variedades diferentes de mijo cultivadas en todo el mundo, el cultivao más común es el Pennisetum glaucum, también conocido como mijo perla.

En términos de historia, el mijo probablemente se originó en África, pero luego se extendió a través de Asia y el Medio Oriente ya hace 10.000 años, pues el mijo ya estaba bastante extendido en ese punto en la historia antigua. Su confiabilidad para sobrevivir a las duras condiciones los hizo la semilla perfecta, y todavía hoy se lo prefiere por esa razón.

El mijo se produce principalmente en la India, que cultiva más de 8 millones de toneladas cada año, seguidas por una serie de países africanos más grandes y China; se usa como un cereal tradicional, pero también se puede usar en gachas, refrigerios y otros tipos de galletas o panes, ya que es muy rico en almidón, como la mayoría de los otros granos. El mijo es una muy buena fuente de nutrientes, vitaminas, minerales y compuestos orgánicos que pueden aumentar significativamente la salud humana de varias maneras, siendo sus beneficios muy impactantes sobre la energía, siendo su beneficio más elogiado.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Beneficios para la salud del mijo

  • El mijo protege el corazón: es una rica fuente de magnesio, que es un mineral importante para reducir la presión arterial y el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, especialmente en el caso de la aterosclerosis; pero también es una gran fuente de potasio, que además mantiene la presión arterial baja al actuar como un vasodilatador, optimizando el sistema circulatorio. Además, los lignanos vegetales que se encuentran en el mijo se pueden convertir en lignanos animales gracias a la microflora del sistema digestivo, lo cual protege al organismo contra ciertas enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades cardíacas.
  • El mijo controla los niveles de colesterol: los altos niveles de fibra en el es ideal para reducir el colesterol; la fibra dietética en realidad elimina el colesterol LDL (dañino), promoviendo un aumento en el colesterol HDL (benéfico).
  • El mijo previene la diabetes: el magnesio en el mijo se considera uno de los minerales más importantes para aumentar la eficacia de la insulina y los receptores de glucosa en el cuerpo, lo que previene esta enfermedad. En general se ha visto una reducción del 30% en la diabetes en las poblaciones divididas entre las dietas con o sin magnesio.
  • El mijo es digestivo: como la mayoría de los alimentos ricos en fibra se jactan, el mijo puede ayudar a mover el sistema gastrointestinal y eliminar problemas como estreñimiento, exceso de gases, hinchazón y calambres. Al regular el proceso digestivo, también mejora su retención de nutrientes y reduce las posibilidades de afecciones gastrointestinales más graves, como úlceras gástricas o cáncer de colon; la digestión regular y la eliminación de desechos también ayudan a optimizar la salud de sus riñones, hígado y sistema inmunológico, ya que esos sistemas de órganos están estrechamente relacionados con las actividades metabólicas del cuerpo.
  • El mijo previene el cáncer: investigaciones recientes han revelado que la fibra es una de las mejores y más fáciles formas de prevenir la aparición del cáncer de mama en las mujeres. De hecho, las mujeres pueden reducir sus posibilidades de cáncer de mama en más del 50% al comer más de 30 gramos de fibra al día, siendo este un consejo que toda mujer debería tener en cuenta.
  • El mijo desintoxica el cuerpo: muchos de los antioxidantes que se encuentran en el mijo, además de su impacto beneficioso en la neutralización de radicales libres, que pueden causar cáncer, también pueden limpiar otras toxinas de su cuerpo, como las de los riñones y el hígado. La quercetina, la curcumina, el ácido elágico y varias otras catequinas beneficiosas presentes en el mijo pueden ayudar a eliminar cualquier agente extraño y toxinas promoviendo la excreción adecuada y neutralizando la actividad enzimática en esos órganos.
¿ Mezclas varios tipos de cereales en tu dieta deportiva ?



Fuente