La sincronización de comidas parece reducir el apetito y mejorar la quema de grasa

Publicado el 30 julio, 2019 | Health

Un grupo de investigadores han descubierto que las estrategias de sincronización de comidas como el ayuno intermitente o comer temprano durante el día parecen ayudar a las personas a perder peso al reducir el apetito en lugar de quemar más calorías, según un informe publicado esta semana en la revista Obesity, el diario insignia de la Sociedad Internacional de la Obesidad. El estudio es el primero en mostrar cómo el horario de las comidas afecta el metabolismo energético de 24 horas cuando se combina la ingesta de alimentos y la frecuencia de las comidas.

«Coordinar las comidas con ritmos circadianos, o el reloj interno de su cuerpo, puede ser una estrategia poderosa para reducir el apetito y mejorar la salud metabólica», dijo Eric Ravussin, PhD, uno de los autores del estudio y director ejecutivo asociado de la Universidad Estatal de Louisiana y el Centro de Investigación Biomédica en Baton Rouge.

Según los científicos, se sospecha que la mayoría de las personas pueden encontrar útiles las estrategias de sincronización de comidas para perder peso o para mantener su peso, ya que estas estrategias parecen reducir naturalmente el apetito, lo que puede ayudar a las personas a comer menos. También se informa que las estrategias de horario de comidas pueden ayudar a las personas a quemar más grasa en promedio durante un período de 24 horas.

¿Es relevante el tiempo de las comidas?

La alimentación restringida en el tiempo temprano (eTRF), una forma de ayuno intermitente diario donde se toma la cena por la tarde, ayuda a mejorar la capacidad de las personas para cambiar entre la quema de carbohidratos por energía y la quema de grasa por energía, un aspecto del metabolismo conocido como flexibilidad del metabolismo.

Sin embargo, los autores del estudio sobre sincronización de comidas citaron que los resultados sobre la quema de grasa son preliminares. Es necesario evaluar y confirmar si estas estrategias ayudan a las personas a perder grasa corporal en un estudio mucho más largo; en fin, para el estudio, los investigadores reclutaron a 11 hombres y mujeres adultos que tenían exceso de peso.

Los participantes fueron reclutados entre noviembre de 2014 y agosto de 2016; Los adultos, en general con buena salud, de entre 20 y 45 años de edad, eran elegibles para participar si tenían un índice de masa corporal entre 25 y 35 kg / m2 (inclusive), peso corporal entre 68 y 100 kg, una hora de acostarse regular entre las 9:30 p.m. y 23:59 p.m., y para las mujeres, un ciclo menstrual regular.

Los participantes probaron dos estrategias diferentes de sincronización de comidas en orden aleatorio: un horario de control donde los participantes comieron tres comidas durante un período de 12 horas con desayuno a las 8:00 a.m. y cena a las 8:00 p.m. y un horario de eTRF donde los participantes comieron tres comidas durante un período de seis horas con desayuno a las 8:00 a.m. y cena a las 2:00 p.m.

  • Las mismas cantidades y tipos de alimentos se consumieron en ambos horarios.
  • Los períodos de ayuno para el cronograma de control incluyeron 12 horas por día.
  • El cronograma de eTRF implicó un ayuno de 18 horas por día.

Los participantes del estudio sobre sincronización de comidas siguieron los diferentes horarios durante cuatro días seguidos y el cuarto día, los investigadores midieron el metabolismo de los participantes colocándolos en una cámara respiratoria, un dispositivo similar a una habitación, donde los investigadores midieron cuántas calorías, carbohidratos, grasas y proteínas se quemaron.

Los investigadores también midieron los niveles de apetito de los participantes cada tres horas mientras estaban despiertos, así como las hormonas del hambre en la mañana y en la noche. Aunque el eTRF no afectó significativamente la cantidad de calorías que quemaron los participantes, los investigadores encontraron que el eTRF redujo los niveles de la hormona del hambre grelina y mejoró algunos aspectos del apetito, además también aumentó la quema de grasa durante el día de 24 horas.

Al probar la estrategia de sincronización de comidas eTRF, pudieron matar dos pájaros de un tiro, según los científicos, y agregaron que pudieron obtener información sobre el ayuno intermitente diario (alimentación con restricción de tiempo), así como las estrategias de tiempo de comida que implican comer temprano durante el día para estar sincronizados con los ritmos circadianos.

Los investigadores creen que estas dos clases más amplias de estrategias de sincronización de comidas pueden tener beneficios similares a la estrategia eTRF. Para otros científicos no asociados al estudio, citaron que la investigación ayuda a proporcionar más información sobre cómo los patrones de alimentación, y no solo lo que se come, pueden ser importantes para lograr un peso saludable.

La investigación previa sobre sincronización de comidas estaba en conflicto sobre si las estrategias de horario de comidas ayudan con la pérdida de peso al ayudar a las personas a quemar más calorías o al reducir el apetito. Estudios anteriores hechos con roedores sugieren que tales estrategias queman más calorías, pero los datos de estudios en humanos fueron contradictorios: algunos estudios sugirieron que las estrategias de horario de comidas aumentan las calorías quemadas, pero otros informes no mostraron diferencias, sin embargo, los autores del estudio dijeron que los estudios anteriores no midieron directamente cuántas calorías quemaron las personas o eran imperfectas de otras maneras.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *