La dieta no es más importante que el entreno

Publicado el 8 febrero, 2018 | Health

Deja de repetir la idea de que la dieta es el 70% de tus resultados; ese dicho tiene un buen punto, pero no es realmente exacto y explicaremos a continuación, el por qué. Nadie discutirá la importancia de la dieta cuando se trata de lograr los objetivos físicos; un plan de nutrición que no está en línea con el objetivo dentro del entreno hará que sea mucho más difícil alcanzarlo.

Si tu objetivo es hacerte trizas y estás consumiendo demasiada comida o el tipo equivocado de alimentos, hará que el proceso sea más difícil; si estás más allá del tamaño y la fuerza, entonces no consumir suficiente proteína y la comida en general retrasarán el proceso. Entonces, el mensaje general es que  si deseas progresar de manera óptima, presta atención a cómo comes; el problema es que este viejo dicho no es muy exacto.

La dieta no debe ser una obsesión

“La dieta es el 70%” significa que el entreno solo es responsable del 30% de tus ganancias, pero aquí no se tiene en cuenta el sueño y la suplementación, ¿no ?. Lo real es lo que presumía Dorian Yates en sus primeros seminarios, “La nutrición es 100%, el entreno es 100%, la recuperación es 100%”; básicamente si quieres ver resultados reales, todo cuenta.

La cita del “70%” también puede llevar al extremismo de la dieta; las personas que se obsesionan demasiado por comer perfectamente, creen que perderán sus ganancias si se pierden de vez en cuando. Los estudios han demostrado que, siempre que la ingesta de proteínas sea alta y la ingesta calórica se encuentre dentro de un rango razonable, el plan de nutrición funcionará.

Recuerda que el entreno desencadena el crecimiento muscular; la comida sola no puede hacerlo. El entreno te hace fuerte, mientras que la comida no lo hace y aunque la dieta es crucial para la pérdida de grasa, el entreno es el que ayuda para retener los músculos. El músculo es el principal contribuyente al poder de tu metabolismo, y no puedes “comer” músculos sin entrenar.

Una dieta perfecta sin una dura sesión de entreno nunca dará resultados óptimos y el duro entreno con una dieta inadecuada tampoco conducirá a un mejor progreso, por lo tanto, no compongas porcentajes y no los atribuyas a ningún elemento.

Dos (o tres) partes del mismo todo

En realidad no se puede separar la nutrición y el entreno, porque los dos trabajan juntos de manera sinérgica e independientemente de los objetivos como ganar músculo, perder grasa o lograr el acondicionamiento deportivo, lo que sea. Obtendrás resultados menos que óptimos o incluso inexistentes sin prestar atención a ambos.

En realidad, es imposible poner un porcentaje específico sobre el cual es más importante, ¿cómo podríamos saber tal número hasta el dígito?

La nutrición y el entreno son importantes, pero en ciertas etapas del progreso, muchos recomiendan que poner más atención en un componente que en el otro puede crear mayores mejoras.

El principiante debe concentrarse en su dieta

Si eres es un principiante y no posees conocimientos nutricionales, dominar la nutrición es mucho más importante que el entreno y debe convertirse en tu prioridad número uno. Decimos esto porque mejorar una dieta deficiente puede generar avances rápidos y cuantitativos en la pérdida de grasa y el progreso de la construcción muscular.

Por ejemplo, si te has salteado las comidas y solo has comido dos veces al día, aumentar la frecuencia de tus comidas hasta 5 o 6 comidas más pequeñas al día transformará tu físico muy rápidamente. Si aún consumes muchas grasas procesadas y azúcares refinados, eliminándolos y reemplazándolos con grasas buenas como los omega-3 encontrados en los pescados y alimentos no refinados como frutas, verduras y granos integrales hará una enorme y notable diferencia en tu físico muy rápidamente.

Si tu dieta es baja en proteínas, simplemente agregando una proteína completa como la pechuga de pollo, el pescado o las claras de huevo en cada comida te hará crecer rápidamente. No importa cuánto te esfuerces o qué tipo de rutina de entreno estés haciendo, todo será en vano si no te proporcionas el soporte nutricional adecuado.

Para los principiantes (o en aprendices avanzados que aún comen mal), estos cambios en la dieta tienen más probabilidades de resultar en grandes mejoras que un cambio en el entreno. Los sistemas musculares y nerviosos de un principiante no están acostumbrados a hacer ejercicio, por lo tanto, casi cualquier programa de entreno puede causar el crecimiento muscular y el desarrollo de la fuerza porque todo es un “shock” para el cuerpo no entrenado.

Casi siempre puedes encontrar formas de ajustar tu nutrición a niveles cada vez más altos, pero una vez que hayas dominado todos los principios nutricionales, las mejoras adicionales en tu dieta no tendrán un impacto tan grande como esos cambios iniciales importantes.

Sigue una dieta equilibrada con un menú variado




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El atleta intermedio o avanzado debe concentrarse en su entreno

En este punto, como un atleta intermedio o avanzado que tiene la nutrición en su lugar, los cambios en su entreno se vuelven mucho más importantes, en términos relativos. El plan de entreno debe volverse francamente científico. Excepto por los cambios que se deben hacer entre una dieta de crecimiento muscular “fuera de temporada ” y una dieta de corte “previa a la competición”, la dieta no cambiará mucho y no puede cambiar mucho; seguirá siendobastante constante.

Pero, en contraste si eres un atleta intermedio o avanzado puedes continuar aumentando la intensidad de tu entreno y mejorar la eficiencia de los mismos casi sin límite. De hecho, cuanto más avanzado te vuelves, la progresión y la variación del entreno se vuelven más cruciales que la dieta porque el cuerpo bien entrenado se adapta más rápido.

¿ Como planificas tu vida deportiva ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *