Estrategias nutricionales para alimentar a tu bestia interior

Publicado el 28 julio, 2021 | Health

Comer para ser más grande alimentando a tu bestia interior mediante estrategias nutricionales es clave para la hipertrofia.

Cuando nos referimos a la bestia interior, no hablamos de estrategias nutricionales basadas en resultados de estudios, nombres químicos y detalles de procesos complejos de cómo se procesan y absorben diversos nutrientes en el cuerpo humano para lograr la hipertrofia.

Es que al ir cogiendo experiencia sabes lo que funciona y lo que no funciona. Ganar peso corporal muscular pudo haber sido tu obsesión particular durante la mayor parte del tiempo, por tanto, incluso tienes muchas opciones y alternativas.

La ciencia del gimnasio

Puedes burlarte de la «ciencia del gimnasio” (en ingles bro-science) pero se tomará evidencia anecdótica para aplicar con éxito algunos hechos académicos que no siempre se trasladan a resultados del mundo real.

Lo único que realmente importa es lo que funciona en el mundo real, porque ahí es donde vives, ¡no un laboratorio!.

Sospechamos que la mayoría de los que nos siguen comparten estos sentimientos. Con eso en mente, veamos cómo puedes manipular las estrategias nutricionales para ser mejor y más grande.

Ninguna de estas tácticas son «secretos», sin embargo, nos sorprenden constantemente ver cuántos aspirantes a culturistas (intermedios sobre todo) ignoran cómo hacer de los alimentos la sustancia anabólica definitiva.

El 100% en estrategias nutricionales

Has escuchado que se atribuyen varios porcentajes a la importancia de la nutrición como factor de su éxito o fracaso general como culturista.

Aquí está la cuestión: tu entrenamiento, nutrición y recuperación deben estar a punto.

Piensa en ellos como tres lados de una pirámide. Si algún lado es débil, toda la estructura se derrumba.

  • Pues bien, para desarrollar tejido muscular, es importante comprender que tus entrenamientos no hacen más que estimular las ganancias.
  • Esas ganancias no pueden tener lugar a menos que alimentes los músculos y los deje descansar entre tus entrenamientos.

Considera que los alimentos que ingieres son aproximadamente equivalentes a las materias primas necesarias para construir un edificio, como acero, hormigón y madera.

Sin esos materiales, no se puede construir nada, incluso si tienes los mejores planos y trabajadores de la construcción.

Sin las estrategias nutricionales adecuadas, tus músculos no tendrán los componentes básicos que necesitan para impulsar los duros entrenamientos y luego se reconstruirán en versiones un poco más grandes de tí mismo cada vez.

Un flujo constante de nutrientes

¿Cuál es la parte más difícil del culturismo? Algunos asumirían que es el entrenamiento. ¿Quién estaría dispuesto a soportar la tortura autoinfligida y superar las barreras del dolor y el esfuerzo mientras luchan contra la gravedad con aplastantes cargas de hierro?

La respuesta es mucha gente.

Por supuesto, estás en un grupo selecto si entrenas con auténtica intensidad de forma regular, pero seamos realistas aquí: ¡entrenar es divertido!.

Al menos, lo es para aquellos de nosotros que tenemos este loco objetivo de desarrollar músculos cada vez más grandes.

Lo que no es divertido es comer como un verdadero culturista. Claro, a todos nos encanta comer, lo sé. Pero a la mayoría de nosotros nos gusta comer lo que queremos, cuando queremos.

Tres comidas sin estrategias nutricionales específicas al día es la norma para una persona promedio, por eso se ven tan promedio.

Pero, para desarrollar una cantidad excepcional de masa muscular se requiere una cantidad excepcional de alimentos, espaciados en múltiples comidas.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

¿Por qué no comer tres comidas abundantes todos los días?.

  • Podrías hacer eso, pero el problema es que tu cuerpo solo puede absorber y utilizar una cantidad determinada de alimentos, específicamente proteínas, a la vez.
  • El límite superior para esto se ha debatido durante décadas y ciertamente debe variar según el tamaño relativo y el nivel de actividad.

En fin, la mejor manera de impulsar la ganancia muscular es proporcionar un flujo constante de nutrientes las 24 horas del día.

Hacemos esto comiendo de cinco a siete comidas al día, espaciadas cada dos o tres horas.

Cocinar la gran cantidad de comida necesaria para hacer esto es mucho trabajo, razón por la cual la mayoría de la gente no lo hace.

Evitando el estado catabólico

De vuelta al punto principal aquí. Tu objetivo es mantener tu cuerpo en un estado anabólico o de desarrollo muscular en todo momento y evitar caer en un estado catabólico o de desgaste muscular.

Pasar más de tres o cuatro horas entre comidas te pone en grave riesgo de “volverte catabólico” y comenzar a perder masa muscular a medida que el cuerpo extrae aminoácidos de los músculos como combustible.

Trabajas demasiado en el gimnasio para desarrollar músculos y lo último que quieres hacer es perder cualquier preciado tejido magro porque eres demasiado perezoso para comer lo suficiente.

Ni siquiera tendrás hambre todas las veces que necesites comer, pero debes comer.

Comer es sin duda la parte más difícil del culturismo, porque cuando se hace correctamente, es un trabajo.

Pero hacer ese trabajo como la mejor de las formas de seguir estrategias nutricionales y hacerlo bien marcará la diferencia en tus ganancias.

Sin duda, debes comer como un culturista… para hacerlo, te invitamos a analizar el siguiente vídeo preparado por MASmusculo…

Deja un comentario