El equilibrio electrolítico

Publicado el 20 marzo, 2010 | Health

Para lograr cortes máximos en la definición se debe reducir el peso del agua subcutánea

El músculo está compuesto de aproximadamente 75% de agua, y la mayor parte está acoplada con el glucógeno; el cuerpo humano almacena cerca de 2.7 gramos del agua por cada gramo de glucógeno. Lo que se desea en general es eliminar agua subcutánea y drenarla hacia dentro de la célula muscular para hacer que esta parezca más llena. Esta es una de las razones porque el cual algunas sustancias son tan utilizados entre culturistas, pues fuerzan el músculo a retener agua, nitrógeno y compuestos proteicos dentro de la célula. Existen algunos medios seguros y efectivos de drenar agua subcutánea extra celular hacia dentro del músculo y citamos a continuación.

Alterando o equilibrio de sodio e potasio

El sodio (obtenido por el consumo de sal en general) drena y almacena agua fuera de la célula mientras el potasio atrae el agua hacia dentro de la célula. Estos 2 minerales trabajan en equilibrio en el cuerpo humano para que este sistema funcione en armonía. Sin embargo, excesivas cuantías de sodio, como de azúcar refinado, provocan gran retención del agua subcutánea, y esto es algo que un culturista no desea en vísperas de una competición, pues la masa muscular quedaría encubierta por una manta de agua. Es importante mencionar que el problema no es sólo la acumulación de grasa subcutánea.

Como citamos anteriormente, el sodio y potasio trabajan en equilibrio en un modo que de nada sirve consumir una cuantía extra de potasio, pues este haría con que más sodio fuese retenido por el cuerpo para que el equilibrio fuese mantenido. Para regatear el sistema homeostático (que mantiene el equilibrio) existen 2 trucos bastante seguros que lo mantiene lejos del uso de cualquier sustancia y está basado en el hecho de que el cuerpo humano lleva 3 días para restaurar el equilibrio tras cambios más drásticos.

  • Primero, eliminar toda la sal 3 días antes de una competición y aumentar el consumo de potasio, sin embargo no drásticamente porque el exceso será eliminado. Como regla general, 6 miligramos de potasio para cada kilo de peso corporal distribuidos en 6 dosis diarias. Un atleta de 100 Kg necesitará de 600 miligramos por día, 6 veces al día, tomados tras las 6 comidas y nunca con estómago vacío.
  • Segundo, frecuentar el sauna, certificando de que la temperatura esté entre 48ºC-71ºC, dos veces al día por 10 minutos cada sesión, durante los 3 días que anteceden una campetencia. El objetivo es transpirar la sal y otras toxinas y estimular la vasodilatación, sin embargo sin causar deshidratación. El agua destilada debe ser consumida durante estos días a contraposición de agua mineral o de grifo, pues estas contienen minerales que restaurarían el equilibrio homeostático normal.

Observar que uno de los dos métodos citados debe ser elegido, y solamente uno, «el método del sauna» y «dieta de sodio y potasio» juntos pueden causar una severa deshidratación.

Dieta de supercompensación de carbohidratos

En condiciones normales el cuerpo humano acumula cerca de un gramo de glucógeno para cada 35 gramos de músculo. Sin embargo, por el fantástico sistema de supervivencia, el cuerpo tiende a supercompensar la célula de glucógeno cuando ocurre una amenaza de falta de este nutriente. Cuando el cuerpo es privado de carbohidratos, entra en estado de cetosis, lo cual es determinado por la producción de un tipo “maligno” de alcohol denominado cetona que es producida cuando, a contraposición del glucógeno, la grasa es utilizada como fuente de energía.

Para simplificar, la cetosis no es totalmente un mal. Ella es un indicativo de que grasa está siendo utilizada como fuente de energía, pero mantener el cuerpo en estado cetónico por largo periodo de tiempo puede ser nocivo para la salud, porque puede provocar la utilización de la masa muscular como energía, como provocar disturbios cerebrales, ya que el carbohidrato es el principal combustible para la buena puesta en marcha cerebral.

Para evitar este problema, lo mejor es mantener el cuerpo entrando y saliendo del estado cetónico periodicamente, a través de la fluctuación del consumo de carbohidratos. Así, aseguramos el máximo consumo de grasas y, a la vez, garantizamos la salud y el mínimo de desperdicio de la masa muscular.

Retornando al truco en sí. Cuando en estado cetónico, el cuerpo almacena dos veces más glucógeno, se absorbe toda agua extracelular almacenada subcutaneamente hacia dentro de la célula, teniendo como resultado una mayor masa muscular y definición. Eso ocurre cuando, tras mantener el cuerpo en cetosis por algunos días, se ofrece cuantías generosas de carbohidratos.

Para los que opten por la dieta anabólica, el problema estará sanado. Es sólo hacer ajustes para que el último día, cuando más carbohidratos son consumidos, coincida con el día de la competición (Día D). Para los que se definen por otras dietas, el proceso debe ser empezado exactamente una semana antes de la competición. Se elimina todo el carbohidrato de la dieta por 3 días, mientras se mantiene el entrenamiento normal a todo vapor. En el cuarto día, se consume cerca de 100-150 calorías provenientes de carbohidratos. A 3 días de la campetencia, se ingiere a diario de 2500-5000 calorías en carbohidratos divididos en 5-6 comidas diarias. No olvidar consumir cantidades adecuadas de proteínas y otros alimentos, como de evitar fuentes de calorías de alto índice glicémico.

Beber agua

Parece contradictorio, pero fisiológicamente cuanto más agua se bebe más se elimina. Grandes cantidades del agua estimulan los riñones a excretar agua y sodio. De hecho, el agua es uno de los mejores diuréticos.

Diuréticos a la base de hierbas

Algunas hierbas tienen la características de estimular levemente los riñones a excretar el exceso de agua.

Cafeína

La cafeína contenida en el café tiene un efecto levemente diurético.

Vitaminas hidro-solubles

Vitaminas tales como la vitamina C y B6 tienen un efecto levemente diurético, tomadas en cuantías substanciales. La dosis recomendada es de al menos 1000 mg de vitamina C y 150 mg de vitamina B6.

A través de la manipulación del equilibrio entre sodio y potasio, de la supercompensación de carbohidratos y de las otras medidas mencionadas anteriormente, podemos hacer que el agua sea naturalmente absorbida por el músculo o excretada, produciéndose el aumento de la masa muscular y mayor definición. Pero también se puede acceder a suplementos de alta calidad que ayudan para este efecto, a continuación citamos algunos.

Suplementos de alta calidad

Si se desea lograr la máxima separación y definición muscular. Enfocarse exclusivamente en bajar los niveles de grasa corporal. Y para lograr cortes máximos en la definición, también reducir el peso del agua subcutánea se pueden probar los siguientes productos:

Deja un comentario