Dietas bajas en carbohidratos

Publicado el 30 agosto, 2009 | Health

Buenas para perder grasa y mantener la masa muscular

Las dietas bajas en carbohidratos (con pocos carbohidratos) son la mejor opción para perder grasa y mantener la masa muscular. Los carbohidratos, cuando son ingeridos en mayores cantidades o en proporciones mucho mayores que las proteínas, llevan a un aumento rápido de azúcar en la sangre. La insulina es, entonces, liberada para reducir las concentraciones de azúcar en la sangre y transportada hacia dentro de los tejidos, incluyendo el tejido adiposo (grasa).

Reduciendo el consumo de carbohidratos y consumiendo más proteínas se mantiene bajo control la liberación de la insulina, que es uno de los principales enemigos de quien desea perder peso.

Un problema típico en dietas de bajas calorías es que normalmente se pierde más músculo que grasa. Eso reduce el metabolismo y causa el tan conocido efecto «yo-yo» en donde ser pierde peso para luego ganarlo todo de vuelta. Mantener un alto consumo de proteínas de calidad y a la vez restringir el consumo de carbohidratos es la manera que muchos atletas profesionales mantienen sus músculos a la vez en que se libran de la grasa corporal indeseada.

El problema es que seguir una dieta baja en carbohidratos puede ser difícil. Muchas veces, para reducir el consumo de carbohidratos se acaba concentrando en alimentos ricos en proteínas, pero que también son ricos en grasa saturadas, lo que no es bueno para la salud.

La buena noticia es que existen diversos suplementos alimenticios que pueden ayudar mucho a seguir una dieta bajas en carbohidratos y que sea saludable.

Para facilitar estas opciones, se divide estos suplementos en 4 categorías:

Proteínas en polvo:  Son proteínas de alto valor biológico constructoras de músculos que irán ayudando a mantener las comidas saludables y ricas en proteína. Se podrá complementar las comidas con carbohidratos de la forma en que sea desea, consumiendo las fuentes preferidas como panes, cereales, masas o hasta mismo dulces. Sin embargo, se recomienda consumir carbohidratos con índices glucémicos bajos para controlar al máximo la insulina. Se recuerda también que las proteínas difieren entre sí. La proteína más recomendada para dietas bajas en carbohidratos es el Whey Protein, pues es la proteína más anabólica, porque puede ser rápidamente transformada en energía es caso que sea necesario y es la proteína que más sacia el apetito.

Ácidos grasos esenciales : La suplementación con “grasas buenas” en una dieta de bajos carbohidratos es muy útil, debido a que es difícil conseguir las cantidades adecuadas de esta grasa a través de los alimentos normales. Los alimentos ricos en proteínas y grasas son normalmente ricos en grasas saturadas, que deben ser evitadas. Las grasas saludables insaturadas también ayudan al control insulínico y en la digestión, por lo tanto son esenciales en las dietas bajas en carbohidratos.

Barras proteínicas: Las barritas nutricionales con pocos carbohidratos y ricas en proteínas sirven para substituir los bocadillos y mantener el cuerpo siempre en anabolismo construyendo músculos y manteniendo el metabolismo acelerado. Estas barras son prácticas, saludables, eficaces y económicas.

Sustitutos de comida: Son los polvos que vienen en paquetes prácticos para preparar «shakes» proteicos y «shakes» listos para tomar. En estos, se encuentra también sustitutos de comida con pocos carbohidratos que pueden substituir una comida de forma práctica, económica, eficaz y con mucha salud.

Fibras: Una parte de las personas que siguen el estilo de vida con bajo contenido de carbohidratos tiene problemas en la puesta en marcha del intestino debido a poca ingestión de fibras. Las fibras alimenticias auxilian la puesta en marcha del intestino.

Comentario importante:

Seguir una dieta rica en proteínas de calidad y mantener los carbohidratos bajo control es una buena idea no sólo para los fisiculturistas, también para todos los que desean conseguir una pérdida de peso permanente (manteniendo la masa muscular y el metabolismo acelerado).

En los últimos años las dietas bajas en carbohidratos habían conseguido millones de adeptos.

El concepto de restringir el consumo de carbohidratos y mantener un consumo más elevado de proteínas de alta calidad y grasas insaturadas, con la finalidad de controlar la insulina y mantener la masa muscular, y es visado por la amplia mayoría de los profesionales como un método eficaz y saludable. El resultado de una dieta baja en carbohidratos bien estructurada tiene com resultado un cuerpo estéticamente atlético, musculoso, definido y saludable.

Es importante tener esta distinción en mente, pues muchas veces una variación radical de la dieta baja en carbohidratos puede comprometer injustamente la comprensión de todas las dietas bajas en carbohidratos.

 

Deja un comentario