Desayunando Carnes y Nueces

Publicado el 25 agosto, 2011 | Health

Rotando estos alimentos se puede obtener una composición corporal ideal

Muchos nutricionistas nos citan que uno de los mejores consejos relacionados a la dieta es perder grasas eficientemente, mejorar el nivel energético y enfocarse en la concentración mental, es entonces donde una rotación del desayuno es más que interesante; y para ello una combinación de carne y nueces permite esa agudeza mental y concentración energética ya que la carne permite un aumento lento y sostenido del azúcar en la sangre y las nueces que son una gran fuente de ácidos grasos inteligentes permiten mantener esa azúcar en la sangre de más establemente.

El desayuno es la más importante comida del día que determinan la producción completa de neurotransmisores para todo el día, entonces como sabemos no debe sorprender incluir carnes porque se requiere de un desayuno alto en proteína para impactar positivamente en la energía y productividad hasta el medio día extendiéndose sus efectos benéficos inclusive hasta la tarde, es por ello que presentamos a continuación un ejemplo de cómo rotar 5 días de desayuno con carnes y nueces con la opción inclusive de agregar tés, cafés o bebidas a base de hierbas; dejando de lado la leche y los zumos u otros líquidos.

Además después del desayuno se debería tomar una cucharita o cuchara de algún aceite de pescado de alta calidad para mitigar mucho más la respuesta de la insulina y se asegurará mejor las concentraciones hasta la siguiente comida.

Otra ventaja de éste método es la reducción en el desarrollo de las sensibilidades a alimentos que incrementan el cortisol; habiendo inclusive estudios concluyentes que hay personas que poseen anticuerpos a comidas que se consumen frecuentemente en muchos años citando por ejemplo que para los culturistas sus alimentos básicos como la carne, huevos, el suero de leche, el atún, la caseína o la avena extrañamente son alergénicos.

Pero si hay algún tipo de alergias a las nueces, se puede recomendar algunas frutas de bajo índice glicémico bajas en fructosa como los aguacates, toronjas, arándanos, frambuesas, olivas, papayas, duraznos, ciruelas, moras o fresas, pero asegurarse que sean orgánicas.

Día 1

  • 1 a 2 trozos de carne de búfalo
  • 1 puñado de nueces

Día 2

  • Un filete grande de carne de venado
  • 1 puñado de anacardos

Día 3

  • 1 a 2 hamburguesas de pavo con poca grasa
  • 1 puñado de almendras

Día 4

  • 2 trozos de carne de res molida
  • 1 puñado de nueces

Día 5

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 puñado de avellanas

Deja un comentario