¿Cómo debes comer durante la recuperación de una lesión?

Publicado el 29 enero, 2019 | Health

Deja que el cuerpo haga su trabajo durante una recuperación, pero debes ayudarlo a hacer su trabajo con la nutrición adecuada

Acostumbrados a una actividad rigurosa que quema muchos cientos de calorías al día, los atletas con un tobillo roto o un ligamento de la rodilla distendido pueden pensar que es prudente reducir drásticamente las calorías para mantenerse en forma, pero una revisión hecha por la revista UW Health cita que esto funcionará en contra del objetivo final del atleta, una recuperación rápida y un retorno a la actividad deportiva, al impedir los procesos de curación del cuerpo y la reducción de la masa muscular ganada.

“Muchos atletas lesionados piensan: No estoy practicando, así que necesito reducir significativamente la ingesta de calorías, pero se olvidan de que, cuando están lesionados, sus tasa metabólicas en reposo son más altas de lo normal”

Cuando te lesionas, los procesos naturales del cuerpo se activan, y un cuerpo ocupado con la recuperación consume más energía que un cuerpo en reposo. Un drástico recorte de calorías dificulta ese proceso y prolonga el tiempo del atleta lesionado al margen.

Y, si tienes lesiones en la parte inferior del cuerpo que imponen muletas, el efecto se multiplica; como cualquier persona que tenga que usarlas puede atestiguar, las muletas se desgastan, y esos brazos y hombros cansados ​​son una expresión del trabajo extra que se necesita para satisfacer las demandas de muletas. Cuando estás en muletas, tu gasto de energía es mucho mayor que si caminas, porque tienes que estabilizarte completamente a través de tus brazos y hombros.

Con muletas o no, menos calorías también pueden significar una caída precipitada en la fuerza y ​​la potencia del atleta. Desde el punto de vista metabólico (la cantidad de energía necesaria para mantener un tejido), el músculo es una propiedad inmobiliaria bastante costosa. Si cortas demasiadas calorías, el músculo es una de las primeras cosas que pierdes, por tanto es mejor que fluctúes en el peso en lugar de contar las cantidad de calorías que consumes; la idea es retener la mayor masa muscular posible, incluso si aumentas de peso (1-3 kg), especialmente si estás en medio de una temporada competitiva.

Si estás lesionado, selecciona un menú equilibrado




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El enfoque nutricional para tu recuperación

Entonces, ¿cuál es el tacto nutricional adecuado para los atletas que se recuperan de una lesión? … bueno, se aboga por el siguiente enfoque:

  • Sigue una dieta equilibrada, con énfasis en frutas y verduras: los hábitos dietéticos que adoptan los atletas durante el entreno y la competición son tan beneficiosos cuando se recuperan de lesiones. Todo el mundo está buscando una intervención nutricional especializada ‘específica para lesiones, pero todo vuelve a los mismos principios que usas cuando entrenas y compites.
  • Corta los carbohidratos, aumentando las proteínas saludables: Los atletas tienden a comer muchos carbohidratos, que el cuerpo quema rápidamente mientras suministran energía para actividades de alta intensidad. Si estás lesionado no necesitas tantos carbohidratos, por tanto debes enfocarte en tus proteínas saludables que también te ayudarán a retener la masa muscular; hablamos de alimentos como el pescado, carne roja magra y pollo, reduciendo la panadería; además puedes incluir proteína de suero de leche combinada con caseína.
  • Hidrátate: Los atletas lesionados no sudan tanto como los atletas que entrenan y podrían no pensar en la importancia de mantener sus niveles de hidratación. Pero como un componente clave para la salud general, se recomienda que si estás lesionado, seas diligente con respecto al consumo de líquidos.
  • No busques la píldora mágica: Las “mega dosis” de vitaminas y minerales o antiinflamatorios no necesariamente aceleran el proceso de curación. La inflamación inicial que acompaña a la lesión, de hecho, sirve como un catalizador para el proceso de curación del cuerpo, por lo que la introducción de grandes cantidades de antiinflamatorios en realidad puede disuadir, en lugar de fomentar, la curación.

Por más frustrante que pueda ser para ti vivir un período de lesión, sabiendo que tienes ganas de competir, el mejor es el enfoque es ser estable y sensato, sin pensar que la solución es rápida de la noche a la mañana.  Dale al cuerpo los bloques de construcción que necesita con una amplia variedad de frutas, verduras, proteínas magras y grasas saludables, y asegúrese de estar consumiendo suficientes calorías para apoyar el proceso de curación. A partir de ahí, añade la terapia física adecuada, si es necesario, y deja que tu cuerpo lo haga… su trabajo.

¿ Utilizas antiinflamatorios naturales en tu dieta ?



Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *