El alimento que cambiará tu vida

Publicado el 23 enero, 2017 | Health

El intestino puede considerarse más que un procesador de alimentos; es esencialmente la musculatura que empuja los alimentos a través de nuestros cuerpos. En el camino, los alimentos se descomponen y procesan en partes constituyentes como aminoácidos y vitaminas, que se dirigen a través del hígado hacia el torrente sanguíneo para ayudar a mantener todos nuestros procesos metabólicos, incluyendo la construcción de músculos y el funcionamiento de los sistemas del cuerpo.

En los últimos 15 años, sin embargo, ha habido un creciente entendimiento y un nuevo respeto por el intestino, con algunas vertientes refiriéndose a él como el «segundo cerebro» del cuerpo. Resulta que el intestino está envuelto con más nervios que cualquier otra parte del cuerpo; este sistema nervioso basado en el intestino (el sistema nervioso entérico) administra todos los procesos complejos de la digestión, incluyendo disparar todas las hormonas que necesitan encenderse para manejar todo de la inflamación al estrés a la recuperación.

El intestino en realidad inicia conversaciones con el cerebro sobre cómo está trabajando y, el cerebro a su vez tiene profunda empatía con el intestino. En otras palabras, el intestino está diciendo al cerebro sobre el tipo de día que vamos a tener, no al revés, entonces si quieres tener un día feliz, debes conseguir que tu intestino esté feliz; esto sirve como base para entrenar descomunalmente y mantener una digestión perfecta.

Para lograr estos objetivos, el alimento que cambiará tu vida puede ser el chucrut.

Come chucrut evitando las drogas

No ha habido mucha investigación aún sobre el rendimiento atlético y la microbiota intestinal específicamente; la ciencia todavía está tratando de averiguar qué y cómo funciona esta relación simbiótica entre nosotros y las bacterias que nos rodean (el microbioma). El único estudio realizado con atletas muestra que los jugadores de rugby de élite tienen una mejor diversidad de bacterias intestinales que los no atletas; parece que hay una conexión entre el ejercicio y la proteína puesta en esa región, pero esa es la correlación, no una causalidad.

La mejor manera de mejorar el estado del intestino hasta ahora es con comida real, y especialmente alimentos que transportan bacterias como el chucrut. Hay una razón dobl; el chucrut es un portador de bacterias y un alimentador de bacterias.

Cuando usamos el término «portador» estamos hablando de alimentos fermentados; la fermentación es realmente el procesamiento de alimentos a través de organismos vivos. Las bacterias se introducen en el alimento crudo y lo cambian, mientras que varias bacterias crecen junto con él mientras se fermenta. El chucrut es uno de estos alimentos fermentados, por lo que lleva estas bacterias súper útiles a nuestras tripas.

Cuando usamos el término «alimentador» queremos decir que el chucrut por sí mismo proporciona el tipo de materiales que estas criaturas necesitan para prosperar; en otras palabras, algunos probióticos son también sus propios prebióticos. Piensa en los probióticos como las plantas y prebióticos como el alimento vegetal; el chucrut tiene tanto las bacterias y las fibras que forman parte del circuito perfecto.

Considere, también, que la col agrio en sí es un guerrero nutricional; tiene altos niveles de antioxidantes, compuestos para combatir el cáncer, fibras, vitaminas (especialmente la C), calcio, minerales e incluso proteínas, además es un potenciador de la libido. El chucrut se prepara haciendo fermentar las hojas de la col o repollo en agua en salmuera.

La fermentación mejora todas sus propiedades contra las enfermedades, desde los antioxidantes hasta los glucosinolatos y los isotiocianatos que, al menos en los estudios de laboratorio, previenen el crecimiento del cáncer. El alimento que cambiará tu vida porque su fermentación permite lograr estos objetivos citados previamente.

Hazlo en casa

Obtener versiones no pasteurizadas de chucrut puede ser costoso y un dolor en el cuello; en el supermercado encontrarás la versión pasteurizada, lo que significa que las bacterias están muertas. La versión no pasteurizada puede costar como 7-8 euros por un frasco de col que cuesta unos 70-80 centavos y esto no es justo a la hora de comparar.

Solo tardarás 15 minutos en una preparación que es fácil y además solo contiene dos ingredientes; la col y la sal.

Como preparar tu chucrut;

Corta finamente la col; utiliza tu cuchillo favorito o una mandolina para ahorrar tiempo y obtener la versión más fina de la col, evitando que se quiebre.

Añadir 15-17 g de sal (una cucharada sin pasarte) por 1 kg de col; demasiada sal puede matar realmente a las bacterias antes de que comiences y poco sal no inducirá a obtener la bacteria que estás buscando.

Empieza a rejuntar la mezcla, lanzando y aplastando la col salada durante unos 10 minutos; sabrás cuando estés allí porque el agua empezará a lixiviar (líquido resultante del proceso de percolación).

Envasa la col en algo así como un frasco o recipiente de plástico de grado alimentario

El único poco complicado aquí es asegurarte de mantener todo el chucrut bajo la salmuera; podrías usar algunas capas de la col para que trabaje como prensa entre la tapa del frasco y su contenido. No deberías enfocarte en la presión al tapar, sino que la col esté cubierta de salmuera para que no se exponga al aire; en este caso la fermentación debe hacerse anaerobia, sin aire.

Las cosas irán bien si la salmuera empieza a tener un color lechoso y las burbujas se forman en la parte superior de la línea de la salmuera; mientras el chucrut esté en salmuera todo está perfecto, así el alimento que cambiará tu vida.

Cómo funciona la fermentación

Ya hay microbios en la col; cuando añades sal a la col rallada, extrae azúcar sobre las hojas, lo que facilita y acelera la fermentación de los microbios. Mantener la col en la salmuera inhibe las bacterias que no queremos y nutre las bacterias que queremos, que son la Leuconostoc y la Lactobacillus.

La fermentación ocurre en tres etapas, aunque hay que tener en cuenta las temperaturas para un crecimiento óptimo:

  • La Leuconostoc mesenteroides comienza a crecer y prosperar entre 1-3 días a 18-22° C
  • La Lactobacillus plantarum y la Lactobacillus cucumeris comienzan a crecer a 10-30 días a 22-32 °C
  • La Lactobacillus brevis (el verdadero sexy de las bacterias intestinales) comienza a prosperar en menos de una semana a 22-32 ºC

Entonces, en un mes puedes aprovechar añadiendo tu propio chucrut a tus comidas una o dos veces al día, recordando que es el alimento que cambiará tu vida y tu plan de entreno definitivamente.

¿ Haz aprovechado los beneficios del chucrut ?

Deja un comentario