Ahora es posible inhalar el postre

Publicado el 4 junio, 2011 | Health

Investigador de Harvard desarrolla el Whaf

Le Laboratoire, centro de investigación francés que se dedica a estudiar el área de la gastronomía, desarrolló un aparato que permite inhalar postres, o sea, la máquina transforma dulces, inicialmente líquidos, en vapores que pueden ser aspirados con un tubo de vidrio, evitando la ingesta de calorías; el aparato, ‘Le Whaf‘, es un recipiente redondo de vidrio con un grifo, como un filtro de agua.

Como funciona le Whaf

  • El líquido es colocado en el interior y comienza a observarse la formación de una «nube» en el recipiente; la tecnología integra el uso de ondas de ultra-sonido por cristales que se polarizan eléctricamente o se deforman en un campo eléctrico.
  • Cuando pequeñas partículas quedan suspendidas en el Whaf, éstas formarán posteriormente vapores que pueden ser inhalados.
  • La máquina ya había sido desarrollada, en los finales de 2009, por el profesor de Harvard, David Edwards, fundador del Le Laboratoire, en París, para tres tipos de cockteles, pero el proyecto evolucionó y pasó a incluir postres.

David Edwards ya es conocido por realizar proyectos que vinculan a la ciencia, gastronomía y arte, pero realizó, igualmente, trabajos científicos sobre nuevos modos de aplicación de remedios y vacunas por medio de aerosoles; para el docente, el Whaf, máquina proyectada por el diseñador culinario Marc Bretillot – es «una nube de sabores».

Comer menos con el mismo placer

Edwads explicó en un periodico francés que el aparato tiene como objetivo dirigir la sociedad para un futuro en el cual “disfrutar de los sabores al deseo de comer sea un acto tan efímero como respirar»; el dispositivo viene a dar respuesta a una de las necesidades que más se trata actualmente, cuando se trata de comer como es el ingerir menos calorías, pero consiguiendo saborear con el mismo placer y sensaciones.

  • Las recetas fueron creadas por el chef Thierry Marx, renomado especialista de la llamada cocina molecular (en que hay una aplicación de procedimientos científicos en el arte gastronómico); los postres que pueden ser inhalados con el Whaf son tartas de limón y la tarta tatin (una tarta de manzana invertida).

Con la creación del aparato ya surgió el verbo francés “whafer”, para ilustrar la inhalación del alimento que se transformó en vapor y se estima que el Whaf sea comercializado en Francia, y posiblemente en otros países; El Le Laboratoire también ya había desarrollado el Le Whif, un pequeño inhalador que cabe en el bolso y permite respirar los aromas del chocolate sin ingerir calorias.

Artículos relacionados:

Deja un comentario