¿Siete razones por las que debemos dejar de centrarnos en los nutrientes?

Publicado el 29 diciembre, 2018 | Health

El aumento del “nutricionismo”, que se centra en el contenido de nutrientes en lugar de la comida completa, ha creado una «cacofonía nutricional» que deja a la gente confundida; nuestros expertos explican cómo los fabricantes pueden crear alimentos procesados y ​​saludables. Hoy en día, el individuo promedio se enfrenta a una «cacofonía nutricional» al navegar por las opciones de alimentos; él o ella pueden sentirse animados a comer chocolate debido a los poderosos antioxidantes del cacao a pesar del alto contenido de azúcar y grasa, o un cereal para el desayuno que está fortificado con vitaminas pero que contiene un 50% de azúcar.

Según nuestros expertos y otros amigos nutricionistas europeos, vender un producto alimenticio basado en sus ingredientes y super-alimentos es una forma de nutricionismo, lo que hace que las personas dependientes de especialistas y nutrición sean «gurús». Es como si, como sociedad, aceptáramos que para estar saludables necesitamos comer cosas que no podamos ver, probar, oler o medir. El resultado es que las personas se pierden y no tienen las «herramientas corporales» para distinguir lo que es saludable o no.

Los expertos en una mesa redonda explicaron en entrevista a MASmusculo por qué nuestra sociedad debería dejar de centrarse tanto en los nutrientes, y ofrecieron cuatro consejos a los fabricantes de alimentos que desean hacer alimentos procesados ​​saludables.

1) Los humanos no viven en laboratorios

En primer lugar, la mayoría de los estudios sobre nutrientes se realizan en laboratorios donde la ingesta de alimentos está controlada o a los participantes simplemente se les da un suplemento que contiene, por ejemplo, un extracto de frambuesa antioxidante, en lugar de frambuesas enteras. No vivimos en un laboratorio, comemos alimentos y no extractos de alimentos y esto aunque es controversial, tiende a ser una realidad que debemos asumir en algún momento, sin desprestigiar los cientos de estudios que se hacen de manera formal sobre todas las categorías de alimentos y suplementos que son realmente eficientes tanto en laboratorio como en humanos.

2) Los problemas de salud son multifactoriales

El descubrimiento de que el escorbuto de la enfermedad puede curarse eficazmente con suplementos de vitamina C ha llevado a las personas a ver las vitaminas como curas «milagrosas» para la enfermedad. Sin embargo, las enfermedades no comunicativas más grandes en la actualidad no son el escorbuto ni el beriberi (causado por una falta crónica de tiamina), sino el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Estos son problemas multifactoriales que van más allá de la dieta y no encontraremos una cura para ellos, pero hoy seguimos pensando en nuestros problemas de salud de la misma manera.

3) La comida es más que la suma de sus nutrientes

Las naranjas contienen vitamina C, la leche está llena de calcio y los plátanos son una buena fuente de potasio; ¿por qué está tan fijo en nuestras cabezas que un plátano es igual a potasio?. Bueno, según los expertos, tenemos estas asociaciones, pero un plátano es más que solo potasio; de hecho, es 99.99% no potasio. Un alimento contiene cientos de moléculas, así que debemos dejar de pensar en ellas de esta manera, aunque esto es discutible desde otros puntos de vistas nutricionales.

4) La comida está viva

Un grupo de investigación citó en la mesa redonda que cultivaron 12 variedades diferentes de manzanas; entre la variedad de manzana que contenía la menor cantidad de vitamina C y la que contenía la mayor cantidad, existiendo una diferencia cien veces mayor. Muchos científicos piensan que esta diferencia puede incluso existir en el mismo árbol porque una manzana que crece en el extremo de una rama no tiene el mismo contenido nutricional que una manzana que crece al lado del tronco, aunque esto si es algo que no tomamos en cuenta, por lo menos en MASmusculo.

Eso sí, estamos de acuerdo que la comida está viva y la forma en que se la cultiva tiene una enorme influencia y, cuando se consume, no podemos saber qué o cuántos nutrientes ingerimos.

Añade sabor y calidad a tu dieta, consumiendo un menú variado

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

5) Lo que comes no es necesariamente lo que absorbes

Incluso si pudiéramos controlar lo que nos pusimos en la boca desde una perspectiva nutricional, no sabemos qué se absorberá. Si tomas la misma cantidad de almendras y las comes en forma total, en pasta o en aceite, no absorberás la misma cantidad de calorías, porque los nutrientes en la mantequilla de almendras y el aceite se absorben mejor porque están casi «pre-digeridos».

6) Los nutrientes interactúan entre sí

El hierro que se encuentra en la carne se absorbe mejor que el hierro en las verduras, y para aumentar la biodisponibilidad del hierro de origen vegetal, las verduras se pueden consumir junto con la vitamina C, que ayuda a la absorción. Si lees esto, encontrarás artículos que te pedirán que hagas una hermosa ensalada con hojas de espinacas y rodajas de naranja o un aderezo con zumo de limón, pero este es solo un ejemplo de la interacción de nutrientes se ha descubierto, puesto que comemos miles de moléculas al mismo tiempo y no tenemos idea de cómo interactúan todas ellas.

7) El procesamiento puede cambiar los efectos de los nutrientes

La transformación de los alimentos puede alterar masivamente su contenido nutricional… tomemos el ejemplo de la mantequilla y la margarina; en la década de 1950, cuando se descubrió que la mantequilla contiene grasas saturadas que pueden ser dañinas, se instó al público a comprar margarina, elaborada con aceites de semillas y plantas «saludables para el corazón», como el girasol, la palma y la soja, que tienen un alto contenido de insaturados o grasas poliinsaturadas.

Sin embargo, para que los aceites líquidos se solidifiquen y se conviertan en una pasta esparcible, los fabricantes necesitan hidrogenarlos parcialmente. La margarina hecha con aceites parcialmente hidrogenados se promovió durante décadas como una opción saludable hasta que se descubrió que contienen niveles peligrosamente altos de ácidos grasos trans producidos industrialmente, que se sabe que causan enfermedades cardiovasculares.

Estos productos no son necesariamente malos simplemente porque están fabricados por la industria, pero estamos se están creando nuevas moléculas y no tenemos idea de los efectos a largo plazo; no sabemos si serán deseables o indeseables para lo que llamamos “salud”.

¿ Estás de acuerdo con estos postulados ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *