Reduce la cintura optimizando la sensibilidad a la insulina

Publicado el 15 septiembre, 2020 | Health, Research

Al finalizar el verano sientes que es el momento de perder esos kilos extra que has cogido, pero no pones énfasis en la sensibilidad a la insulina, ¿por qué?.

¿Estás entrenando tus abdominales y comiendo limpio pero todavía parece que no puedes descubrir tus six-pack?…

Bueno, ya sabes que hay varios problemas, lo que muchas veces no sabes son las múltiples soluciones que puedes tener a disposición, sobre todo cuando se tratar de sensibilidad a la insulina.

Puede que seas una de las personas “sin suerte” que retiene un rollo de grasa alrededor de su cintura por mucho que hagas dieta y lo delgado que estés.

Ese aspecto «tubular» puede reflejar la resistencia a la insulina.

Si bien su instinto podría ser adoptar una dieta baja en carbohidratos, esto no soluciona el problema de ninguna forma.

Es más, una dieta baja en carbohidratos sin planificar, debilita tus capacidades de desarrollo muscular.

La obesidad y la sensibilidad a la insulina

Los científicos siguen discerniendo el vínculo específico entre la acumulación de tejido adiposo visceral y la resistencia a la insulina (1).

  • La adiposidad visceral se correlaciona con la acumulación de exceso de lípidos en el hígado y da como resultado un deterioro autónomo celular en la señalización de la insulina.
  • El tejido adiposo visceral también es propenso a la inflamación y la producción de citocinas inflamatorias.
  • Este escenario también contribuye al deterioro de la señalización o sensibilidad a la insulina.

Estudios recientes subrayan la necesidad de comprender mejor los mecanismos que relacionan la adiposidad visceral con la acumulación de grasa hepática.

Ahora, la investigación se centra en mecanismos por los cuales la acumulación de grasa corporal causa resistencia a la insulina, por tanto esto es crítico.

Los mejores alimentos para empezar una primavera saludable

Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La solución para optimizarla

La solución para tener una mejor composición corporal es optimizar la sensibilidad a la insulina y esto requiere de una estrategia nutricional.

Al comienzo de una comida, ingiere un poco de proteína y grasa antes de ingerir los carbohidratos;

  • Esta estrategia según la investigación, conduce a niveles de azúcar en sangre significativamente más bajos (29%, 37% y 17% más bajos a los 30, 60 y 120 minutos después de una comida) que comer carbohidratos primero.
  • Sin embargo, debes cambiar la estrategia durante las comidas de peri-entrenamiento y consumir algunos carbohidratos antes de consumir proteínas.

Además deberías suplementarte de forma inteligente antes de tu comida más importante, para reducir la carga glucémica de los alimentos

  • Ingiere de 400 a 600 mg de C3G antes de tu comida más importante del día: este compuesto es una antocianina natural, que cuando se aísla y se toma en forma enormemente concentrada, tiene poderosas propiedades reductoras de la glucosa en sangre que pueden contribuir a reducir la grasa corporal causada por la insensibilidad a la insulina (2).
  • Añade a tu organismo, aceite de pescado de alta calidad: estos ácidos grasos solo rivaliza con los efectos del ejercicio sobre la sensibilidad a la insulina, sino que cuando se toma unas horas después de entrenar, en realidad tiene un efecto sinérgico sobre la reducción del azúcar en sangre (3).
  • Antes de acostarte toma dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana, lo que te ayudará a reducir el azúcar en la sangre por la mañana.

Además, puedes tomar una cucharadita de fibra de psyllium dos veces al día, lo que te ayudará a reducir los niveles de azúcar y colestero en sangre durante todo el día.

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *