La percepción subjetiva del esfuerzo motor

Publicado el 1 noviembre, 2010 | Research

Es la respuesta psicofísica generada y memorizada en el sistema nervioso central derivada de los impulsos neurales provenientes de la corteza motora.

El entrenamiento deportivo es una actividad sistemática que visa proporcionar alteraciones morfológicas, metabólicas y funcionales que posibiliten el consecuente incremento de los resultados competitivos.

 

 

 

El proceso del entrenamiento deportivo envuelve la repetición de ejercicios delineados para inducir destreza en la ejecución de habilidades motoras especializadas y desarrollar alteraciones estructurales y funcionales que puedan maximizar el desempeño.

Diversos parámetros pueden ser utilizados para evaluar la sobrecarga interna, como por ejemplo, el perfil hormonal (relación testosterona:cortisol), la concentración de metabolitos (lactato y amonio), el comportamiento de la frecuencia cardiaca (FC) y la percepción subjetiva del esfuerzo (PSE).

La percepción subjetiva del esfuerzo PSE

Tradicionalmente, la PSE es entendida como la integración de señales periféricas (músculos y articulaciones) y centrales (ventilación o respiratorias) que, interpretados por la corteza sensorial, producen la percepción general o local del empeño para la realización de una determinada tarea. Según este modelo, la PSE sería generada a partir de la interpretación de estímulos sensoriales por medio del mecanismo de retroalimentación y la amplia mayoría de los investigadores y profesionales del deporte aceptan este modelo.

Algunos investigadores atribuyen gran importancia a esta variable psicofísica en la regulación del desempeño en pruebas de resistencia. Sin embargo, recientemente se propuso que la PSE es independiente de la retroalimentación proveniente de las informaciones neuronales musculares y cardiovasculares.

Este nuevo modelo cita que la percepción de esfuerzo proviene de los estímulos resultantes de los impulsos motores, en forma de copia neuronal de la corteza motora hacia la sensorial. En otras palabras, la intensificación de impulsos motores para los músculos esqueléticos activados en el ejercicio y para los músculos respiratorios sería el principal factor responsable por el aumento de la PSE. Por lo tanto, el modelo propuesto por está basado en el mecanismo de pre-alimentación

Resaltamos que el modelo de presenta fuerte soporte experimental hecho en el 2009 y que puede substituir el modelo tradicional de retroalimentacón como paradigma. Y si es así la PSE medida tras el periodo de ejercicio puede ser definida como la respuesta psicofísica generada y memorizada en el sistema nervioso central, derivada de los impulsos neurales provenientes de la corteza motora.

Artículos relacionados:

Deja un comentario