La L-lisina y la L-arginina reducen el estrés y disminuyen los niveles de cortisol

Publicado el 24 febrero, 2014 | Research

Una combinación atractiva para encarar la vida desde un punto de vista totalmente diferente

Un grupo de investigadores japoneses que trabajan con aminoácidos en varios estudios, y contratados por la industria de la suplementación local, presentó un trabajo publicado en la revista de investigación biomédica americana en el 2008, concluyendo que la suplementación con 2,34 g L-lisina y la misma cantidad de L-arginina al día reducía el estrés psicológico y las cantidades de cortisol en el cuerpo masculino, lo que tiene una implicancia que va más allá del deporte, el levantamiento de pesas o la salud.

Miro Smriga, el autor de la investigación, ha estudiado el efecto de la combinación de lisina-arginina sobre los niveles de ansiedad y el estrés durante años; al trabajar con roedores a los cuales sometía a situaciones estresantes dentro de un laboratorio, al probar sus teorías con cerdos y posteriormente con humanos, pudo observar que el efecto de reducir el estrés de esta manera, se relaciona con el receptor GABA, tomando en cuenta que las drogas y el alcohol actúan también por el mismo receptor.

En el estudio, los investigadores dieron a un grupo de 100 personas sanas, 2,34 g de L-lisina y 2,34 g L-arginina al día durante siete días, tomándose los aminoácidos dos veces al día, en el desayuno y la cena; después del período de suplementación, los investigadores hicieron completar a los voluntarios un cuestionario relacionado con la ansiedad o estrés, que son usados por los psicólogos.

Los resultados mostraron que esta combinación reduce el estrés psicológico y las cantidades de cortisol en el cuerpo, y tomando en cuenta que es la principal hormona asociada con el estrés, especialmente en los hombres, y no así en mujeres; en sí la combinación de L-lisina con L-arginina acelera el regreso de las concentraciones de cortisol a niveles normales, después de un entreno o situaciones de gran presión psicológica.

Deja un comentario