Golpeando fuerte para luchar contra la grasa coporal

Publicado el 22 enero, 2011 | Research

La forskolina y la carnitina combinadas ayudan a los procesos críticos para cumplir con este objetivo

Para maximizar la quema de grasa, es necesario un suplemento que vaya directamente a donde la grasa se almacena y liberarla para que pueda viajar del torrente sanguíneo a los músculos y otros tejidos del cuerpo donde puedan ser utilizadas como combustible, también se necesita asegurar que la grasa es llevada a la maquinaria que la quema, la célula mitocondria; estos suplementos combinados ayudan en ambos frentes.

La forskolina, es el compuesto activo de la hierba “Coleus forskohlii”, otorga la primera parte del trabajo, incrementando la perdida de grasa por la activación de la enzima adelinato ciclas; esta enzima provoca una cascada de eventos que conduce a la activación de otra enzima, la hormona sensible lipasa (HSL).

La HSL incrementa la lipólisis, o la capacidad de liberar las células de grasa almacenada al torrente sanguíneo, donde pueden viajar a los tejidos como los músculos. De hecho, un estudio de la Universidad de Kansas (Lawrence) informó que los hombres con sobrepeso que tomaban forskolina durante 12 semanas perdieron grasa corporal significativamente a diferencia de los que tomaron un placebo durante el estudio.

La carnitina se encarga de la segunda mitad del trabajo.

Ayuda a que la grasa que llega a los tejidos se dirija a las mitocondrias de aquellas células, donde es quemada y utilizada como combustible.

Las investigaciones confirman que la suplementación con carnitina mejora la quema de grasa durante el ejercicio y el descanso, y conduce a grandes pérdidas de grasa

En general se recomienda tomar de 20 a 50 mg de forskolina y 1 a 3 gramos de carnitina (como la L-carnitina, acetil-L-carnitina o L-carnitina L-tartrato) con el desayuno, comidas de pre-entrenamiento y post-entrenamiento.

Artículos relacionados:

Deja un comentario