El Sello Weider es sinónimo de Salud y Bienestar

Publicado el 24 marzo, 2013 | Research

Viviendo la historia de una de las leyendas más reconocidas del mundo deportivo

En la actualidad desde finales del siglo XX, se acepta universalmente que para estar sano, hay que hacer ejercicios y seguir una dieta nutricionalmente equilibrada, pero no siempre fue así y el entendimiento de este concepto en gran parte, se debe a los esfuerzos de Joe Weider; el mito que se ya es legendario, cambió la forma en que el mundo entiende la conexión entre el entrenamiento, la dieta y la salud, incluyendo los médicos de gran parte del mundo.

Joe creó el imperio del fitness lanzando su famosa revista que primero sirvió de material de base para millones de aficionados del deporte que necesitan información técnica sobre el entrenamiento y la nutrición; desde que se publicaron sus principios, fueron la llave de éxito de los hombres y las mujeres que querían desarrollar físicos impresionantes.

Pero la cosa no paró ahí; después de varias investigaciones y experimentos hechos por este magnífico líder de la industria, se popularizó también las maquinarias, los pesos y los suplementos que empezaron a estar en cada gimnasio y hogar de cada aficionado al entrenamiento, incluyendo a miles de deportistas de varias disciplinas,

El pionero fue inteligente, porque usó su experiencia personal para demostrar mediante la conciencia colectiva del público, como se puede tener una vida feliz; desde 1936, Joe Weider empezó a llevar este mensaje a los científicos, entrenadores y atletas de todo el planeta para cambiar para siempre el enfoque sobre la formación muscular, el diseño nutricional, y los procesos de recuperación que de acuerdo a los lineamientos establecidos en sus principios de entrenamiento, deberían ser el cimiento para un verdadero crecimiento personal.

Inicialmente la comunidad médica lo veía al Mito como un Rival Hostil y más tarde simplemente se pusieron escépticos sobre el paradigma de que el entrenamiento de resistencia podría ser un arma vital en la lucha contra el envejecimiento; sabemos que Joe, también estuvo confrontado con los psicólogos que no encontraban una conexión entre la mente y el cuerpo, pero él pudo triunfar definitivamente, mostrando como el ejercicio es un factor vital para la salud mental.

Una Vida dentro del Culturismo

Su pasión ha posicionado a la práctica del culturismo como deporte; en realidad todo emergío de las sombras, porque en todos los gimnasios del mundo nada era competitivo, porque no existía nada que los uniera y desde el inicio, nadie podía pensar que el profesionalismo en pocas décadas llegaría a todos los países del mundo.


Durante años, Joe supervisó un imperio editorial que incluyó la «Biblia» del culturismo, así como las incomparables publicaciones Muscle & Fitness, y Flex para los culturistas hardcore, Men’s Fitness para los hombres activos, Shape para las mujeres activas, además de Fit Pregnancy para el embarazo y Natural Health, que hoy están en boca de todos.

La historia de Joe Weider

Nacido en 1920, Joe Weider se crió en un barrio de Montreal, Canadá, durante los tiempos difíciles de la Gran Depresión; cuando era joven salió de la escuela pública a los 12 años para estirar de un carro pequeño 10 horas al día para entregar frutas y alimentos para un mercado, y este fue un acto de supervivencia para él y su familia, y al convertirse en un adolescente quiso empezar en un club a hacer deportes, pero el entrenador lo rechazó por su contextura física que era pequeña.

Sin desanimarse, él se dirigió a un puesto de periódicos local y compró dos revistas, incluyendo una edición de 1930 de la revista de Fuerza de Milo Barbell Co’s; estas publicaciones le inspiraron y la motivación negativa de la cual siempre hablamos en MASmusculo, le ayudó mucho porque empezó a entrenar con pesas hechas de chatarras experimentando los cambios en su cuerpo y construyendo músculos a base de sacrificio y un enfoque mental sensacional.

El resultado fue que cuando tenía 15 años, los matones del vecindario ya no molestaban a Joe, y como un verdadero campeón, empezó a inscribir su nombre en su localidad, hasta que los cazatalentos del CLub Verdun Barbell en Montreal lo invitaron a participar en su equipo; dos años más tarde compitió en su primer concurso de aficionados GANANDOLO, levantando 35 Kg más que los competidores de su categoría, superando incluso a los profesionales de esa época y esto le valió conquistar el récord nacional.

El éxito competitivo de Joe y su transformación física empezó a iluminar a los demás; y esto fue realmente un reto para él, porque al inicio del siglo XX, era una época oscura para el deporte de los hierros porque los gimnasios eran los lugares más denigrantes de la sociedad.

Pero mientras forjaba una carrera, la cosa no se ponía fácil; Joe que trabajaba a tiempo completo lavando platos en un restaurante, para luego ascender a hacer sandwiches y luego a controlar la cocción, estaba curioso por descubrir cuales eran los errores de las publicaciones sobre culturismo y sintió que la información era incompleta y muchas veces errónea.

Entonces, dentro de ese mundo de ilusiones y mucho esfuerzo para vivir, empezó a compartir información mucho más precisa y completa; con solo 7 U$ empezó a trabajar en lo se convertiría en la primera edición de su revista especializada que salía a la luz en 1940…. por supuesto todo era nuevo para él, pero el Imperio Weider empezó a surgir cuando las órdenes por las copias superaron los 10.000 U$ y la fortuna le dio un abrazo en un mundo donde un galóngasolina costaba 11 centavos y una bolsa de pan 4 centavos.

Recordando sus propias dificultades, Joe Weider empezó a distribuir por Correo, el Weider Barbell Co en 1942, para convertirse después de un emporio de ventas de suplementación básicos, equipamiento y otros accesorios; pero su carrera recién empezaba y junto a su hermano Ben, alquiló el Teatro Nacional de Montreal organizando al primera competición del Mr Canadá, y después de 22 años de fama y prestigio, creó el Mr Olympia, que es el concurso más importante de la historia del culturismo, incluyendo al Miss Olympia como dedicación a la mujer que por muchos años no ha tenido un espacio para demostrar su poder.

Pero Joe Weider no solo fue un enamorado de su Imperio, también fundó la Federación Internacional de Fisicoculturismo y Fitness IFBB que ahora está ubicada entre las siete principales asociaciones internacionales del mundo llevando sus principios y técnicas a los gimnasios de casi todos los países de la tierra con más de 30 teorías que cambiaron para siempre el medio por el cual se puede construir un físico fuerte y musculoso.

Artículos relacionados:

Deja un comentario