entrenar para perder la barriga

Cómo entrenar para perder la barriga de padre

Publicado el 18 enero, 2021 | Research

A medida que los hombres envejecen, tienden a desarrollar un intestino gordo, incluso les ocurre a los atletas dedicados o aquellos que al menos practican cardio diariamente, pero ¿cómo entrenar para perder la barriga?.

Una gran cantidad de estudios prueban esta tendencia, aunque la calle es el mejor observatorio, sobre todo en verano, donde vemos a los hombres, especialmente los que van con sus hijos paseándose, sin preocuparse por entrenar para perder la barriga.

A  menudo se le conoce como  «cuerpo de papá o de padre” y se atribuye a la cerveza y las malas dietas, así como a la pérdida «natural» de músculos y el consiguiente debilitamiento del metabolismo a medida que se envejece.

La ciencia incluso tiene un término para ello: aumento de la circunferencia de la cintura asociado con la edad.

Bueno, para luchar contra ese intestino gordo, ¿cuál sería el mejor camino? ¿hacer pesas o hacer cardio?, veamos que dice la ciencia.

Cómo evitar ser gordo desde los 35 años

Pues aparentemente si se puede… investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard  analizaron este tema con un estudio de 12 años donde participaron miles de profesionales de la salud, desde dentistas hasta podólogos…

Aunque el estudio se centró en vario temas, lo principal que se investigó fueron los efectos del entrenamiento con pesas frente al entrenamiento de cardio, definido como actividad aeróbica de moderada a vigorosa.

El equipo de investigación fue muy eficiente y no confiaron en el IMC para comparar los tipos de formas de entrenar para perder la barriga. Tampoco se basaron únicamente en el peso corporal, porque perder peso en la báscula no significa nada si también se pierde músculo.

Así que se centraron principalmente en las medidas de la cintura, que son difíciles de interpretar mal. A nivel científico lo que encontraron fue una relación dosis-respuesta inversa significativa entre el entrenamiento con pesas y la transformación de la circunferencia de la cintura.

Eso significa que los hombres que cogen barras y mancuernas para ejercitarse tienen menos barriga que los chavales que hacen cardio y, que le dedican incluso más tiempo a sus rutinas.

Obviamente, los corredores generalmente no aumentan tanto de peso como los culturistas recreativos, pero ese diferencial de peso es principalmente músculo, que necesita de los nutrientes adecuados.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Los científicos concluyeron argumentando que hacer entrenamiento con pesas y cardio es probablemente lo mejor, y probablemente tengan razón cuando se toman en cuenta otros marcadores de salud.

Entrenar para perder la barriga, ¿lo harías?

Entonces, ¿qué puedes aprender que no sepas ya?

Aunque mucha gente asume que el cardio es la forma más efectiva de ejercicio para combatir el estómago prominente, te sorprenderá saber lo que argumentaron los científicos y que ya no puede ser considerado paradigma o mito o consejo.

Entonces, el entrenar para perder la barriga y seguir evitando la adiposidad central, debes levantar pesas y combinar con ejercicios de cardio HIIT o crosstraining o, Tabata o TRX o formas similares de entrenar.

Una posible explicación puede estar en el EPOC (consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio) del entrenamiento con pesas:

  • El EPOC es un fenómeno en el que, después de entrenar, continúas teniendo un mayor gasto energético en reposo hasta por 48 horas.
  • En cambio, el cardio puede quemar más calorías mientras lo haces, en comparación con la mayoría de los tipos de entrenamiento con pesas, pero luego en reposo, ya no tienes ese gasto energético ni EPOC.

Otra posible explicación, es el cambio en la utilización del sustrato de los carbohidratos, que se utilizan principalmente durante el entrenamiento no aeróbico como el entrenamiento con pesas, a la oxidación de lípidos, que se utiliza principalmente durante el entrenamiento aeróbico.

Este cambio es debido a una adaptación inducida al entrenamiento, que implica un mayor contenido mitocondrial en el músculo.

Por lo tanto, si tienes poco tiempo (4-5 hs a la semana) y deseas evitar el “cuerpo de padre”, debes entrenar para perder la barriga con coherencia y no con tus emociones.

Muchos ejercicios cardiovasculares pueden ralentizar el crecimiento intestinal, pero a medida que envejeces, la pérdida de masa muscular volverá a morderte el trasero caído.

¿Cómo lo harías durante este año?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *