Turbinando el Adelgazamiento

Publicado el 28 agosto, 2011 | Health

Consejos nutricionales que no deben ser pasados por alto en el proceso de quema de grasas

Un programa de actividad física intenso y consistente prescrito por el mejor entrenador del mundo es solo la mitad del camino para llegar al tope de la forma física, objetivo que varía de persona para persona y uno de los objetivos más buscados por muchos es la fórmula mágica para reducción de grasa corporal, pero en realidad esta fórmula es un mito; algunos profesionales prescriben una asociación de productos que inicialmente parecen ser milagrosos.

Cuando hablamos de productos exógenos estamos hablando de soluciones paliativas, pues al término de un determinado proceso se recupera el doble del peso corporal perdido y el organismo también se hace resistente a esas sustancias, pero el milagro aún puede darse si se dan cambios en la alimentación y en un programa de actividad física bien elaborado sumado a una determinación personal para llegar al objetivo final; a continuación citaremos algunos consejos esenciales para asociar al entrenamiento y contribuir realmente al éxito en la pérdida de grasa corporal.

La ingesta calórica de calidad

  • Para que ocurra reducción de grasa corporal el factor más importante es gastar más calorías que las consumidas.
  • Sin embargo, se debe correctamente estar quemando grasa y no masa muscular, por eso la ingesta de macronutrientes se hace crítico.
  • Los músculos están compuestos de proteínas, o sea, la ingesta de la misma es esencial; en el proceso de reducción de grasa corporal la ingesta de proteína no debe ser reducida.
  • Con un consumo adecuado o aumentando de proteínas y grasas saludables como omega-3 y grasas monoinsaturadas, no hay necesidad de grandes cantidades de carbohidratos, y esto se debe porque nuestro organismo tiene la capacidad de convertir proteínas y grasas en carbohidratos, previendo así una reducción de grasa corporal; el primer paso entonces es reducir la cantidad de carbohidratos y mantener o elevar el consumo de proteínas; este método auxilia a mantener bajos los niveles de insulina, que es una óptima forma de potencializar la oxidación lipídica.
  • Se sugiere aproximadamente 2 a 3 gramos de proteínas por kg de peso corporal, 2 o menos gramos de carbohidrato y 1 gramo de grasa; pero cada metabolismo tiene sus peculiaridades, o sea, estos valores pueden variar de persona para persona.

La restricción de carbohidratos

  • Los individuos en dietas de restricción de carbohidratos acostumbran reclamar la falta de energía y disposición para entrenar y efectuar las actividades diarias.
  • Esto realmente ocurre la primera semana y a lo sumo se extiende hasta la tercera semana, finalmente nuestro organismo es adaptado con el carbohidrato siendo la fuente primaria de energía y después del inicio de una dieta con reducción de carbohidratos nuestro cuerpo aumenta la producción de enzimas envueltas en la quema de grasa y este proceso se hace primario y más eficiente.
  • Los suplementos la base de cafeína, pimienta y guaraná son óptimas alternativas para el periodo inicial a fin de aumentar la disposición de energía.
  • Es importante resaltar que estas dietas con bajo tenor de carbohidratos no deben ser realizadas por mucho tiempo, de lo contrario reducen los niveles de leptina así como el gasto energético durante el día.
  • Además, el apetito aumentará substancialmente y para que esto no ocurra es esencial realizar el Día de la Chatarra, que permite 2 comidas “libres” a finales de semana, sin exageraciones.

Especias para adelgazar

  • Las especias verdes, pimienta, mostaza, ajo y jengibre son óptimas opciones para templar las comidas.
  • La pimienta inclusive auxilia en el proceso de quema de grasa; aquí el ketchup y la salsa barbacoa son pésimos condimentos para quienes buscan definición corporal.
  • La sal también puede ser utilizada con moderación, pero es interesante reducirlas algunos días antes de ir a la playa o realizar una sesión de fotos, por ejemplo.

Alimentos frescos y sus frecuencias

  • Preferir alimentos frescos, principalmente debido a cantidad mayor de vitaminas, minerales y fibras.
  • Los alimentos industrializados, embutidos y enlatados en general poseen una cantidad aumentada de sodio y/o azúcar perjudicando la forma física.
  • Tomar las comidas de 3 en 3 horas a fin de mantener el metabolismo acelerado; puesto que cuánto mayor es el intervalo entre horas, mayor la acumulación de grasa se produce.

Tiempos de carbohidratos

  • En relación a los carbohidratos, se debe dar preferencia aquellos con bajo índice glicémico (avena, patata dulce, granos y cereales integrales entre otros).
  • Uno de los carbohidratos más problemáticos es la frutosa; azúcar encontrado en las frutas y que se transforma en glucosa en el hígado, pero cuando la reserva de glucógeno está saturada ella es convertida en grasa, por ello resaltamos el cuidado con el consumo excesivo de frutas y zumo natural cuando el objetivo es pérdida de peso corporal, además los calóricos se transforman fácilmente en grasa.; aquí las bebidas con baja o sin calorías óptimas opciones.
  • Los carbohidratos de alto índice glicémico (zumo de naranja, pan blanco, patata inglesa, arroz blanco entre otros) deben ser utilizados solamente en pequeñas cantidades después del entrenamiento con el batido de proteínas a fin de auxiliar en la síntesis proteica.
  • Vale resaltar que el aminoácido leucina ejerce el papel de carbohidrato en el batido post-entrenamiento cuando hay necesidad de cortar radicalmente el carbohidrato, pero la cantidad debe ser como mínimo de 5 gramos para que eleve considerablemente la insulina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *