Los alimentos “Bajos en Grasa” o “Sin Grasa” no significa sin Calorías

Publicado el 25 febrero, 2018 | Health

El consumo de grasa siempre se asocia con un aumento de calorías; las grasas, también conocidas como triglicéridos, son una importante fuente de energía, sin embargo, no son la opción más saludable disponible para aumentar la ingesta de calorías. La carne, la mantequilla, el queso y los aceites hidrogenados suelen ser la fuente de grasas no saludables como grasas trans, grasas saturadas, etc; en contraste, las grasas saludables están presentes en alimentos como nueces, aceite de oliva, chocolates oscuros, aguacates, huevos y algunos tipos de productos lácteos como sabemos.

Dado que las personas se vuelven cada vez más conscientes de su salud, las compañías de procesamiento de alimentos han comenzado a producir alimentos etiquetados como «bajos en grasa» y «sin grasa». ¿Pero significa esto que no contienen calorías en absoluto?… esto no es así y varios estudios han encontrado que esto es un mito-

Estar «libre de grasa» no significa que la comida no contenga calorías; estas etiquetas suelen ser una técnica de marketing inteligente para seducir a más personas conscientes de la salud para comprar los productos. Es cierto que contienen un contenido de grasa mucho menor, pero la mayoría de estos productos no son completamente deficitarios de calorías, con excepción productos certificados de marcas reconocidas, que tienen bien establecidos sus ingredientes.

Un estudio reciente observó que una dieta restringida en calorías era más efectiva para perder peso que una dieta restringida en grasas por ejemplo; en esta investigación, el consumo de menos calorías llevó a una disminución significativa en el porcentaje de grasa corporal y la tasa metabólica en reposo (energía requerida por el cuerpo para realizar funciones metabólicas básicas cuando está en reposo). Este estudio determinó que el conteo de calorías es más importante que el contenido de grasa.

¿Por qué los alimentos «sin grasa» contienen calorías?

Cuando se eliminan las grasas de los alimentos para que sean «bajas en grasa» o «sin grasa», se le agregan otras sustancias para mejorar el sabor; las grasas pueden ser comúnmente reemplazadas por azúcar y esto hace que los alimentos sean bajos en grasa, pero no bajos en calorías, pero como citamos arriba, existen productos bajos en calorías y sin grasas

Otro estudio informó que los alimentos que son bajos en grasa pueden contener incluso más azúcar que los regulares; esto significa que la comida tiene muchas calorías, a pesar de que sea «baja en grasa». En realidad, los azúcares son una causa importante de obesidad y consumir alimentos bajos en grasa que contienen altos niveles de azúcar puede aumentar el peso en lugar de ayudar a perder peso.

Te proponemos un menú equilibrado para mantener el peso corporal y el bienestar general




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Las desventajas de los alimentos bajos en grasa

Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son buenas para la salud y pueden ayudar a perder peso porque mejoran la salud cardiovascular y disminuyen los niveles de colesterol de las lipoproteínas de baja densidad, previniendo al mismo tiempo el riesgo de enfermedades cardíacas; en fin, los alimentos sin grasa están desprovistos de estas grasas saludables, pudiendo contener sal en exceso y esto significa más sodio, un mineral que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los estudios recomiendan que las personas conscientes de la salud siempre deben controlar el contenido de sodio en alimentos bajos en grasas; incluso, se descubrió que algunos alimentos sin grasa contienen un 8-10% más de sodio que los alimentos normales, especialmente los quesos y aderezos para ensaladas.

Si los alimentos bajos en grasa no contienen azúcares añadidos o sal para el gusto, las personas no lo encontrarán satisfactorio, y tenderán a comer más; hacer esto no ayuda a reducir el conteo de calorías y frustra el propósito de una dieta libre de grasas.

Según los estudios, una dieta baja en grasas también debería ir acompañada de poca energía; una dieta balanceada debe por tanto contener menos calorías en lugar de menos grasas, además de proporcionar la energía requerida por el cuerpo para las actividades diarias, incluso el entrenamiento, tanto por el aporte o la diversidad de nutrientes.

Según la ciencia nutricional, las dietas alternativas de restricción calórica son mejores y más efectivas que las dietas de restricción calórica diaria; esto muestra que los alimentos bajos en grasa se pueden consumir, pero no deben ser la única parte de la dieta, pero hay que recordar que las grasas contienen una gran cantidad de calorías, por lo que deben consumirse en menor cantidad en comparación con las proteínas y carbohidratos.

El consumo de grasa se puede disminuir al reducirse el tamaño de la porción de alimentos que contienen grasa; de esta forma, una cantidad adecuada de grasas ingresará al cuerpo sin causar un aumento de peso, recordando que el peso corporal se reduce solo cuando las calorías consumidas son menores que la cantidad de calorías quemadas.

Se aconseja en forma general que las dietas bajas en calorías consistan en aproximadamente 800 a 1500 calorías diarias, mientras que las dietas muy bajas en calorías solo requieren 800 calorías diarias cuando se alternan; esto no tiene nada que ver con el contenido de grasa de los alimentos consumidos. De hecho, todos los nutrientes como carbohidratos, grasas, proteínas, fibra, minerales y vitaminas deben equilibrarse en la dieta de acuerdo al objetivo, ya sea pérdida de grasas corporal o aumento de volumen.

¿ Consumes productos bajos en grasa ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *