Insertando frutas en la dieta para mejorar la digestión

Publicado el 12 octubre, 2011 | Health

Intesantes opciones nutritivas que en sinergia añaden sabor y salud en algunas comidas

Comer al menos tres frutas diferentes por día es lo mínimo que deberíamos considerar para seguir una dieta saludable pero para muchas personas esto es complicado ya que solo se las consume con el café de la mañana o una manzana durante una comida; y esto es una verdadera pena porque deja al organismo más frágil y vulnerable a una serie de actividades que podrían afectar al organismo pues las frutas son óptimas fuentes de sales minerales y vitaminas que son nutrientes esenciales para fortalecer la inmunidad y dejar la piel y cabellos más bonitos.

Para muchos nutricionistas y los estudios en general hay posibilidades de incluir frutas en medio de las comidas como mezclando sabores entre lo dulce y lo salado despertando sensaciones inusitadas al paladar no solo haciendo de la comida más exquisita; también mejorando la digestión y otras aumentando la saciedad es por elo que ofrecemos una serie de consejos para añadir a los platos algunas exquisitas y nutritivas frutas.

Algunas combinaciones saludables y exquisitas

  • Piña con carne; donde la piña presenta una substancia llamada bromelina, suavizante natural de las carnes y de esta manera produce una sensación de comodidad, mejorando la digestión de los alimentos.
  • Porotos con naranja; donde incluir la fruta en la comida es más que sabroso porque la naranja estimula la liberación del jugo gástrico en el estómago lo que facilita la digestión de los alimentos disminuyendo la sensación de peso que se siente sobre uno después de comerse unos ricos y saludables platos con frijoles o porotos
  • Polenta con ciruela; de nuevo la sabiduría popular trabaja a favor de su salud, la ciruela es un óptimo laxante mientras la harina tiende a prender el intestino entonces combinando las dos incluso para quienes sufre problemas de vientre puede experimentar este plato muy atractivo.
  • Salmón con salsa de maracuyá o pasiflora; los pescados de agua fría como el salmón protegen al corazón contras enfermedades cardiovasculares mientras la vitamina C presente en el maracuyá provee un efecto antioxidante trabaja contra el envejecimiento de las células, entonces combinarlos hace una receta deliciosa de longevidad
  • Usando la mayonesa con manzana; la fruta hace mucho más dar un toque especial al que desea usar de vez en cuando la mayonesa en días libres (que es rica en grasas y una amenaza para el corazón); la fruta es rica en flavonoides que son substancias que disminuyen la capacidad de oxidación del colesterol y dificultando que el mismo se fije en la pared de las arteérias, causando las obstrucciones (ateromas).
  • Plátanos a la milanesa; además de su sabor el plátano es rica en potasio y un protector contra los calambres; también ayuda a la dieta de quien necesita mucha comida para sentirse saciado (porque como es rico en fibras solubles, la digestión tarda más y se tarda en sentir apetito nuevamente), el problema aquí está en la milanesa o frituras envueltas en harina de varios tipos de carne que añade muchas grasas al plato.
  • Salsas agridulces con frutas; las orientales principalmente deben ser consumidas con cuidado porque en ciertas ocasiones contienen mucha grasa o sodio lo que puede perjudicar a la dieta de las personas con hipertensión, entonces la mejor opción es añadir a la comida alguna fruta que haga una balance adecuado.
  • Utilizar guarnición de frutas en asados; hay algunas que preservan buena parte de sus nutrientes pero deben usarse in natura sin añadir azúcares por el exceso de calorías; por ejemplo el zumo del melocotón se ha convertido en un delicioso almíbar que hace más que delicioso y nutritivo ese plato de asado a la parrilla o al horno; en ciertos casos las avellanas, las almendras, nueces o anacardos que son frutos secos son importantes aportes interesantes en grasas buenas en los asados.

Artículos relacionados:

Deja un comentario