El Test de lactato ayuda a obtener información sobre la performance del atleta

Publicado el 7 octubre, 2009 | Health

Permite conocer la capacidad de soportar estímulos de ejercicios específicamente seleccionados

El lactato es producido por el organismo tras la quema de la glucosa, para el abastecimiento de energía sin la presencia de oxígeno (metabolismo anaeróbico láctico). En actividades físicas de larga duración, el auxilio de oxígeno no siempre es suficiente. El organismo busca esta energía en fuentes alternativas, produciendo el lactato. La acumulación de esta sustancia en los músculos puede generar una hiper-acidez, que causa dolor e incomodidad justo después del ejercicio. Así, la determinación de la concentración sanguínea del lactato permite evaluar indirectamente la acidosis metabólica del ejercicio, siendo una de las herramientas diagnósticas utilizadas por la fisiología del ejercicio.

Importancia del lactato

La dosificación del lactato permite evaluar la capacidad de ejercicio y vigilar la intensidad de entrenamiento de los atletas. Eso puede ser hecho en ejercicios de cargas crecientes durante el ejercicio o tras el término de un entrenamiento específico o de un ejercicio realizado en competición. La dosificación sanguínea del lactato es una forma práctica de obtener una evaluación del metabolismo del lactato y del umbral anaeróbico del atleta. Para entenderse como funciona ese test, necesitamos antes entender la producción de energía en el músculo y su relación con la producción del lactato.

La producción de energía para la realización de uno ejercicio físico se da a partir de la “fractura” de una molécula de ATP (adenosina trifosfato), que funciona como el combustible para la contracción muscular.

Existen 3 mecanismos principales para producción de esa energía:

  • Sistema del metabolismo anaeróbico aláctico] (sistema ATP-creatina-fosfato), es decir, sin la producción de lactato.
  • Sistema del metabolismo anaeróbico láctico (glucosa), es decir, que lleva a la producción del lactato.
  • Sistema de metabolismo aeróbico, también sin la producción de lactato.

En el metabolismo anaeróbico láctico, el lactato es el producto final de la degradación de la molécula de glucosa (azúcar) utilizada para la producción de energía (ATP). Eso ocurre porque no hay oxígeno (O2) suficiente para que ocurra el sistema de metabolismo aeróbico.

A medida que el ejercicio físico se intensifica, ocurre un desequilibrio entre la producción y remoción, con consecuente acumulación de lactato en la sangre y aumento de su concentración. Ese aumento de la concentración del lactato en la sangre puede ser utilizado para la detección de un índice de limitación funcional, umbral anaeróbico, que tiene gran utilidad en el entrenamiento deportivo.

El desarrollo de nuevas tecnologías para la dosificación del lactato, denominadas en conjunto de test laboratorial remoto, nos permite, actualmente, hacer la dosificación de la concentración sanguínea del lactato en campo, de forma necesita y con una pequeña gota de sangre obtenida de la punta de uno de los dedos del atleta. Así, la dosificación del lactato trae importante información para el atleta y su entrenador, tanto cuanto a la situación actual de entrenamiento y “performance” del atleta, como con respecto a las demandas metabólicas del organismo y su capacidad de soportar estímulos de ejercicios específicamente seleccionados.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *