Cuatro razones por las que el conteo de macros no te ayuda a perder peso

Publicado el 12 abril, 2018 | Health

Si crees todo lo que escuchas de los entusiastas del fitness y lo ves en las redes sociales, puedes estar convencido de que el recuento de calorías se ha agotado y que está incluido el macroconteo; la estrategia, también conocida como “ajustar a los macros” o IIFYM, implica que debes ir controlando tu consumo de macronutrientes, o las proteínas, carbohidratos y grasas que proporcionan energía, a menudo en lugar de la cantidad de calorías en los alimentos.

La idea es que si proporcionas correctamente la cantidad de gramos de proteína, carbohidratos y grasas que consumes por día, alcanzarás el peso deseado. Por ejemplo, si determinas que necesitas 1.800 calorías por día para crear el déficit calórico adecuado para perder peso, y esas calorías están compuestas de 40% de proteínas, 40% de carbohidratos y 20% de grasas, puede concentrarte en la cantidad de cada nutriente de las calorías totales para lograr tu objetivo.

¿Funciona? … quizás en el corto plazo, pero no necesariamente es la mejor manera de lograr resultados a largo plazo; aquí hay cuatro razones comunes por las cuales no lograrías llegar a tus objetivos.

Tu dieta aún no es saludable

El método IIFYM enfatiza la cantidad de ingesta de proteínas, carbohidratos y grasas sin considerar cuán nutritivos son; en otras palabras, este enfoque descuida los micronutrientes o las vitaminas y minerales que también son vitales para la salud general. Debido a que no hay alimentos fuera de los límites al contar los macros, es posible que un plan IIFYM se componga solo de proteínas en polvo, carbohidratos refinados y alimentos procesados.

Si bien esto puede cumplir tus requisitos de macros, al mismo tiempo puede matar de apetito a tu cuerpo, pues no tendrás una nutrición adecuada sin frutas, verduras y otros alimentos saludables; en este sentido, no solo importa la cantidad, sino también la calidad.

El proceso está provocando, no aliviando, el estrés

Para contar los macros es necesario rastrear todo lo que comes y depende en gran medida del uso de una balanza para pesar tu comida; además de ser un lastre, esto también puede generar estrés y aunque las aplicaciones móviles de monitorización de alimentos a veces pueden ser beneficiosas al hacerte más consciente de cuanto comes, en realidad estas prácticas pueden volverse obsesivas y provocar ansiedad en torno a la elección de alimentos.

Si tiendes a preocuparte por los pensamientos sobre la comida, el entreno o ambos, probablemente este no sea el camino correcto para ti. Después de todo, incluso si comes bien, el estrés crónico puede evitar que pierdas peso debido al aumento de los niveles de cortisol, que alientan a tu cuerpo a almacenar grasa.

Esperas una pérdida de peso a largo plazo

Si estás considerando la estrategia IIFYM para bajar de peso, ten en cuenta que contar cualquier cosa (calorías o macros) no es efectivo para los resultados a largo plazo; ¿no estás convencido?…. considere esto: si subestimas tu ingesta de carbohidratos en solo 5 gramos por día (esa es la diferencia entre un plátano pequeño y mediano), ganarías aproximadamente 8 kg en 10 años, por tanto es prácticamente imposible evaluar la ingesta de alimentos de cerca, especialmente durante toda la vida.

Estás trabajando en contra de tu cuerpo, no con él

Cuando comes que y cuanto te dice una fórmula en lugar de que (macros) y cuanto te dice tu cuerpo, te arriesgas a perder las señales naturales de apetito y plenitud. Pero notar y honrar esas señales, así como otros hábitos alimenticios conscientes, juegan un papel importante en la pérdida de peso permanente, ya que es necesario aprender a confiar en ti mismo y confiar en que tu cuerpo sabe lo que necesita.

La investigación muestra que cuando comes alimentos reales, alimentos diseñados por la naturaleza y no por el hombre, la ingesta y el gasto de energía se equilibrarán naturalmente, por tanto es mejor que desvíes tu atención en los alimentos enteros principalmente vegetales y frutas, en vez de concentrarte en las cantidades de macros manera obsesiva. Esta estrategia te liberará de las trampas dietéticas y, naturalmente, te gravitará dentro de un peso saludable, además de permitir que llegues a una salud óptima.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *