Inicia el año equilibrando las cosas

Publicado el 2 enero, 2020 | Workout

El equilibrio entre tus sesiones pesadas y ligeras te dará lo que deseas durante el nuevo año que se inicia… más músculos y menos grasa corporal…

En pocas palabras, los músculos grandes y fuertes son el resultado de levantar pesas grandes y pesadas, sin embargo, no son el resultado de levantar pesas pesadas solamente y esto es lo que debes saber antes de empezar esta temporada.

Desde que un atleta novato comienza a entrenar con pesas, le dicen que al estimular el mayor crecimiento muscular mediante varias vías o técnicas, él debería volverse un monstruo pesado. Luego va aprendiendo que después de tres años de entrenamiento, debe completar ciclos de entrenamiento pesados ​​con ciclos de entrenamiento más livianos para lograr resultados óptimos.

En pocas palabras, los músculos grandes y fuertes son el resultado de varios factores desde el descanso hasta la nutrición, pero en el escenario del entrenamiento, es una combinación de cosas, incluyendo entrenar ligero y entrenar pesado, por tanto debes aprender a lograr el equilibrio entre los dos, para desarrollar una mejor composición corporal y estar de mejor ánimo para mantenerte en la temporada que se inicia

El culturismo es un arte tanto como una ciencia y aunque los principios son los mismos para todos, cada individuo tiene que aprender a usarlos. El arte de construir tu cuerpo exige que te conozcas a ti mismo, por tanto debes aprender exactamente lo que el cuerpo requiere para crecer y pensando de esta manera, básicamente, eres el dueño de tu propio destino.

Encuentra el equilibrio en el 2020

La gran pregunta es, ¿cuánto entrenamiento pesado y cuánto entrenamiento ligero se necesita realmente?. El entrenamiento pesado es como una medicina extremadamente poderosa; la cantidad correcta hará maravillas, pero demasiado será contraproducente… la cantidad adecuada grava los músculos al límite, siempre que sea con la frecuencia suficiente.

Muchos culturistas profesionales aconsejan entrenar con más frecuencia, pero hay que entender cómo funcionan sus cuerpos y que ayudan utiliza. Este enfoque debería producir excelentes resultados para la gran mayoría de los alumnos. Incluso si entrena en una rutina dividida, le recomiendo encarecidamente que no trabaje ningún grupo muscular al máximo más de una vez por semana.

Los entrenamientos ligeros pueden sentirse como si estuvieras en un viaje en bicicleta, pero son tan importantes como el entrenamiento pesado ya que aceleran la recuperación muscular al mejorar la circulación y mantener activadas las fibras musculares sin descomponerlas intensamente, por tanto todo es cuestión de equilibrio. Un entrenamiento ligero por semana, normalmente después del entrenamiento pesado, es más efectivo para la mayoría de los atletas y, en ciertos casos esto se da con semanas ligeras y semanas pesadas, donde se toma a los entrenamientos ligeros como de bombeo o de descarga.

Si tu programa va como debería, te sentirás fuerte y enérgico y querrás trabajar más pesado; sin embargo es mejor que NO LO HAGAS porque lo quieres, pues es mejor que no agotes esa energía y fuerza extra, las cuales pueden ser acumuladas para usarlas en los días de entrenamiento pesado, donde aprovecharás lo mejor de ti para aquebrar records, esas horribles mesetas y crecer como nunca, reduciendo las posibilidades de sobre-entrenamiento.

Los «atletas extremos» extremos probablemente tendrán mejores resultados con solo dos entrenamientos por semana, pero en general esto se traduce en tres entrenamientos: pesado, ligero y medio, en ese orden.

  • En un día pesado, deberías entrenar a no menos del 95% de tu 1RM por ejercicio.
  • En un día ligero, llegar al 60% de tu 1RM.
  • En un día promedio, requerirías alrededor del 75% de tu 1RM, (digamos sub-máximo).

Problemas y Soluciones

Uno de los problemas es el desequilibrio al entrenar; algunos encuentran que están trabajando demasiado pesado y otros sienten que el programa de entrenamiento no es lo suficientemente exigente y todo tiene que ver con la recuperación. Los primeros llegan a sentir que no tienen energía para la siguiente sesión y los segundos se recuperan tan rápidamenten que piensan que están perdiendo el tiempo.

La solución debe ser obvia; dale al calendario una prueba de seis semanas. Si encuentras que es demasiado, vuelve a dos entrenamientos por semana para experimentar ese equilibrio entre entrenamiento ligero/pesado. Y, si esto no parece ser suficiente, intenta un entrenamiento pesado y dos ligeros o una sesión pesada y media… bueno, hagas lo que hagas, no hagas dos sesiones pesadas consecutivas, a no ser que seas un culturista adaptado a un plan que ya lo tienes desarrollado o te encuentren en una preparación para una competición.

Por otro lado, si crees que no estás obteniendo suficiente trabajo, pon más esfuerzo en tus entrenamientos pesados ​​y medianos, pero no incrementes tu entrenamiento ligero, porque necesitas ese día ligero por las razones que hemos mencionado anteriormente. En todos los casos ya sabes que debes calentar a fondo y enfriarte después, para seguir una temporada que debería ser mejor que la anterior, siempre y cuando equilibres las cosas.

Desarrollar un físico admirable no es un proyecto de un solo método y aunque cada individuo requiere un enfoque único y debe estar adaptado a sus necesidades.

Para empezar el año, aprende entonces a lograr el equilibrio en tu entrenamiento, lo cual exige un sesinoes de enorme esfuerzo y sesiones que tonifican y mantienen la condición mientras bombeas esos músculos que vas ganando o ya lo has ganado. Es el único camino para que te realices como atleta, aprovechando tu potencial genético y tus aptitudes… lo demás, es cuestión de actidud y carisma para entrenar duro, de forma inteligente y con consistencia…

MASmusculo os desea un año exitoso !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *