Los poderes ocultos de la vitamina B5

Publicado el 28 marzo, 2017 | Research, Suplementos

Casi nadie habla de vitamina B5, alias ácido pantoténico; esto es probablemente porque las deficiencias son raras. Incluso su nombre, tomado del “pantothen” griego, significa “de todos los cuartos,” sugiriendo que puedes encontrar la vitamina en cada alimento natural que podrías comer, desde las semillas de sésamo al calabacín. Sin embargo, si haces mucho ejercicio en una dieta baja en carbohidratos, podrías ser deficiente en alguna otra vitamina B (que desempeña un papel en el metabolismo de la vitamina B5) y fácilmente podrías ser deficiente en ácido pantoténico.

Las deficiencias de este nutriente vital pueden traducirse en problemas de inquietud, trastornos de sueño, sensación de agujas y calambres en el estómago. También podría conducir a la deficiencia de testosterona, porque los testículos, como artesanos bioquímicos, requieren la vitamina para ayudar a convertir el colesterol en testosterona.

Así que sí, vamos a estar de acuerdo en que la deficiencia de vitamina B5 en tu organismo es una mala idea y debe ser remediado, por lo menos por el bien de tus testículos y por supuesto tu plan de entreno.

La vitamina B5 y la testosterona

Investigaciones relativamente recientes realizadas por científicos japoneses revelaron que un montón de ejercicio, junto con una dieta alta en grasa (que a menudo está acompañada de carbohidratos bajos, al menos en atletas conscientes), compromete a tener niveles normales de vitamina B5, al menos en ratas.

Los investigadores señalaron que esta disminución en los niveles de vitamina B5 conduce, o al menos se asocia con, una notable disminución de los niveles de testosterona. Como tal, es una simple conclusión deductiva suponer que los niveles adecuados de vitamina B5 son necesarios para tener niveles normales de testosterona.

No dejes de tomar multivitamínicos




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La vitamina B5 y las lesiones

No es raro encontrar estudios más antiguos que aparentemente desentierran pistas valiosas para un mayor rendimiento, conceptos científicos que de alguna manera fueron ignorados y tragados por el tiempo. Este parece ser el caso de algunos investigadores franceses que descubrieron en los años 80 que las dosis suprafisiológicas (pero no extremas) de vitamina B5 dieron como resultado una cicatrización de piel y tendones, dañados muy más rápido, además ellos no tenían en cuenta los grandes avances en la suplementación del siglo 21.

Esto, por supuesto, podría ser una gran bendición para las decenas de miles de atletas que se doblan o mutilan sus tendones cada año. Para probar su premisa, unos investigadores americanos el año pasado dividieron los conejos en tres grupos

  • Un grupo que recibió comida estándar
  • Un grupo que recibió alimentos con niveles reducidos de B5
  • Un grupo se suplementó con B5

Luego operaron a los conejitos, dándoles incisiones en la piel y tomando tejido tendinoso del abdomen. En los días, las semanas y los meses que siguieron, el grupo suplementado con vitamina B5 mostró una curación significativamente más rápida y mejorada; de hecho, el día 10, el tejido cicatricial del grupo suplementado con vitamina B5 fue más fuerte que el de los otros grupos, aunque la cicatrización de los tendones fue aún más impresionante.

Desafortunadamente, los investigadores no pudieron encontrar una razón bioquímica para que esto estuviera ocurriendo; no obstante es intrigante aún como pudiere ser un suplemento con vitamina B5 que ayude a hacer esto en seres humanos.

Posibles aplicaciones de la investigación

Si estás siguiendo una dieta “normal” con porcentajes apreciables de grasa y carbohidratos, probablemente no necesites de la suplementación con vitamina B5. Los vegetarianos, sin embargo, podrían pensar en usar esta vitamina porque no están recibiendo ningún o algo de colesterol en sus dietas.

Si estás trabajando duro mientras limitas tus carbohidratos (y presumiblemente reemplazándolos con mayores cantidades de grasa), debes considerar tomar un suplemento con vitamina B5. Una tableta o cápsula diaria de 500 mg vía oral debería ser suficiente y presumiblemente mantener la testosterona suficientemente elevada.

Si has sufrido una lesión en el tendón en el gimnasio, o te estás recuperando de una cirugía donde la piel está dañada, considera tomar 1 gramo diario (oral) de vitamina B5 para acelerar probablemente la curación.

¿ Tomas multivitaminas frecuentemente ?



Fuentes

  1. T-Nation Research: The T-Boosting, Tendon-Healing Vitamin
  2. Journal of Vet Med Science. 2009 Nov: Effects of pantothenic acid on testicular function in male rats
  3. American Journal of Clinical Nutrition. 1985: Effects of supplemental pantothenic acid on wound healing: experimental study in rabbit