La transición nutricional aumenta el riesgo de mal funcionamiento metabólico

Publicado el 25 julio, 2018 | Research

Un cambio de dieta que enfatiza los alimentos de alta densidad energética y la baja diversidad de nutrientes, conocida como transición nutricional, puede convertirse finalmente en un impulsor de trastornos metabólicos como la obesidad y la diabetes, según los expertos. Los hallazgos de un equipo canadiense han descrito los cambios metabólicos observados a nivel celular como resultado del consumo a largo plazo de estos alimentos.

Si bien estos mecanismos son inicialmente una estrategia adaptativa, los investigadores creen que los cambios en última instancia conducen a la disfunción metabólica. Tanto la deficiencia de nutrientes (desnutrición) como el exceso de nutrientes (sobrenutrición) causan la pérdida de la homeostasis de nutrientes/energía y, por lo tanto, desencadenan el estrés celular, concluyó la investigación sobre transición nutricional.

Los mecanismos de respuesta frente al estrés inicialmente promueven estrategias de adaptación para recuperar la homeostasis a corto plazo, pero se vuelven patógenos a largo plazo debido a la modificación a largo plazo de las funciones celulares. Muchas enfermedades metabólicas causadas por deficiencias de micronutrientes pueden corregirse restaurando los micronutrientes faltantes en la dieta.

De hecho, el equipo, con sede en la Universidad McGill en Canadá, discute la efectividad de las intervenciones con un solo nutriente dentro de la transición nutricional, como la fortificación de la leche con vitamina D, el cereal con hierro y la sal de mesa con yodo y su efectividad en el tratamiento de las deficiencias nutricionales correspondientes. Sin embargo, el equipo de investigadores destaca un resultado no concluyente cuando este enfoque se aplica a los síndromes metabólicos adquiridos, como la enfermedad del hígado graso y las enfermedades cardiovasculares que prevalecen en las sociedades modernas.

Los factores extrínsecos que afectan el metabolismo

El equipo también discute el impacto de los factores extrínsecos que pueden contribuir, incluidos los componentes no nutricionales de alimentos como la fibra y ciertos tipos de compuestos polifenólicos vegetales. Si bien la fibra dietética, derivada de alimentos de origen vegetal, no es un nutriente eficaz para los humanos, sí sirve como un prebiótico para la microflora intestinal.

Tal es su influencia que el equipo que analizó la transición nutricional pensó que la microbiota intestinal podría ser capaz de alterar la susceptibilidad de su huésped a las enfermedades metabólicas, al transformar estos componentes no nutricionales en nutrientes útiles para el huésped. Los ácidos grasos de cadena corta producidos a partir de la descomposición de las fibras dietéticas pueden influir en la expresión de los genes implicados en la proliferación y la diferenciación de las células epiteliales colónicas de los mamíferos, concluyó la revisión.

Por otro lado, los compuestos polifenólicos vegetales o antioxidantes también emergieron como influyentes en la composición y la actividad metabólica de la microbiota intestinal. Sin embargo, el equipo señaló que no todos los compuestos polifenólicos son beneficiosos, citando compuestos como el ácido cafeico y la genisteína como carcinogénicos o genotóxicos probables a dosis altas.

Protege tu metabolismo, con una dieta equilibrada




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El auge de los “Omics”

Las tecnologías utilizadas en el estudio del metabolismo y la nutrición son cruciales para encontrar formas de aliviar el apetito y mejorar la nutrición y el estado de salud durante una transición nutricional. Las tecnologías “Omics” (genómica, transcriptómica, proteómica y metabolómica) han surgido como una rica fuente de información necesaria para avanzar en la nutrición personalizada, proporcionando nuevos conocimientos sobre el metabolismo de los nutrientes en los seres humanos.

Afortunadamente, ahora hay disponibles suites de herramientas bioinformáticas maduras y el poder de cómputo necesario para descifrar estos datos e inferir las relaciones entre los genomas, los procesos metabólicos y las funciones celulares que son relevantes para la salud y la enfermedad. El equipo que desarrolló el estudio sobre transición nutricional agregó que una estrategia coordinada puede resultar útil para integrar esta información mecanicista y descriptiva a fin de generar ideas que puedan llegar a formular recomendaciones para una nutrición y salud humana óptimas.

Los recientes avances en análisis de alto rendimiento, la creación de modelos animales de enfermedades metabólicas humanas y herramientas bioinformáticas son prometedores para acelerar el proceso de formulación de recomendaciones nutricionales más efectivas. Mientras tanto, el consumo de alimentos con baja densidad de energía y alta diversidad de nutrientes es el enfoque prudente para minimizar el estrés celular y la promoción de la función celular óptima y la salud.

¿ Rotas tus alimentos buscando el mejor rendimiento deportivo ?



Fuente

The Yale Journal of Biology and Medicine​: Importance of Nutrients and Nutrient Metabolism on Human Health

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *