La importancia de la vitamina A

Publicado el 31 mayo, 2011 | Research

Su consumo ayuda a mantener un buen sistema inmunológico, la piel tonificada y tener una mejor visión

Si la persona tienen una cierta dificultad para ver en ambientes oscuros, tener acne, problemas con la gripe o el síndrome pre-menstrual o retraso en el crecimiento puede ser el impacto de la falta de vitamina A que según estadísticas europea alcanza 13% de las mujeres con edad de 15 a 49 años; entre niños con más de 5 años es del 18% y llega a 22% en algunas regiones donde la falta de información es el principal problema.

La alimentación es importante para prevenir

La alimentación correcta inhibe la evolución de la mayoría de los disturbios resultantes del déficit de vitamina A y reduce el consumo de medicamentos y la persona que no controla su alimentación acaba usando más antibióticos y anti-inflamatórios, además de quedar expuesto a las enfermedades.

Cuando se la relaciona con la salud de los ojos, se cita que la deficiencia predispone a la conjuntivitis o el resecamiento de la córnea; el resultado es la formación de cicatrizes que comprometen la visión. En la retina, resalta más esto porque perjudica a la síntesis de la rodopsina, un pigmento que responde por la capacidad de adaptación a la baja luminosidad, y es lo que origina la dificultad de ver en ambientes oscuros o ceguera nocturna, además el disturbio puede llevar a la pérdida definitiva de la visión es aquí donde el único tratamiento es la reposición de la vitamina A con suplementación y u dieta adecuada.

Beneficios de la vitamina A

  • Mantiene un piel tersa y con mucho tono siendo un factor importante que se evalúa en las competencias.
  • En la suplementación se utiliza como complemento nutricional sobre todo para evitar las anemias, fatiga y hasta resguardar la pérdida de masa muscular.
  • Es el soporte esencial para el sistema inmunológico sobre todo para combatir las infecciones como las respiratorias manteniendo laintegridad de las mucosas.
  • Provee una importante acción antioxidante por el beta-caroteno (origen vegetal).
  • Apoya a la reproducción con un mejor recuento de esperma.
  • Las mujeres la usan para los períodos menstruales masivos, el síndrome pre-menstrual, infecciones vaginales o por levaduras, y para las protuberancias en los pechos, además de para prevenir el cáncer de mama.
  • También ayuda en las úlceras gastrointestinales.
  • Previene de trastornos oculares.

El exceso de vitamina A y los disturbios

Consumir suplementación de vitamina A por cuenta propia puede ser arriesgado principalmente por tiempo prolongado porque la vitamina A se queda almacenada en el hígado y es más difícil de ser eliminada pudiendo producir pérdida de cabello y peso, resecamiento de la piel y mucosas, anemia, irritabilidad, fatiga e insomnio; ya relacionados a sus beneficios.

La cantidad a ser ingerida depende de las condiciones de salud, sexo, edad y peso; en mujeres embarazadas por ejemplo la expansión del plasma reduce la concentración de vitamina A; por otro lado, los estudios muestran que altas dosis durante la gestación pueden causar defectos congénitos en el feto es por ello que lo más indicado para la mayoría de las gestantes es la reposición dietética; la regla puede cambiar entre mujeres que antes del embarazo pasaron por cirugía bariatrica para perder peso porque el procedimiento disminuye la absorção de varios nutrientes, inclusive de la vitamina A.

Mejorando su absorción:

Los estudios muestran que la biodisponibilidad de vitamina A pre-formada de los alimentos de origen animal varía entre el 70% y 90%, contra 20% a 50% de las provitaminas A encontradas en los vegetales; las principales fuentes de origen animal son: hígado, manteca, queso, leche integral, yema de huevo y pescado; las de provitaminas A incluyen las raíces y frutas de color amarilla o naranja y hojas verdes.

La mala absorción de la vitamina A puede también estar relacionada a problemas gastrontestinales, dietas que restringen el consumo de proteínas o grasas y a la dificultad de asimilación de grasas resultante de enfermedad celiaca o hepatitis.

Potenciar las combinaciones o reducir la absorción

  • Con fuentes de vitamina E como los aceites vegetales, granos integrales, nueces).
  • Con fuentes de vitamina D como los baños de sol, aceite de hígado de pescado y cereales fortificados.
  • Para reducir la absorción ayuda el apoyo de las frutas cítricas como la naranja, el limón lo la piña.

Artículos relacionados:

Deja un comentario