La Creatina, el DHT y los Músculos

Publicado el 7 febrero, 2015 | Research

Aparentemente puede crear un efecto hipertrófico mediante una vía alternativa

Según los científicos deportivos de la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica en un estudio publicado en el Diario Clínico de Medicina de Deporte en USA, demostraron que la creatina puede incrementar la fuerza muscular y los músculos a través de un mecanismo adicional al aumento de la cantidad de los grupos de fosfatos de generación de energía en los músculos; los investigadores observaron que la creatina aumenta la cantidad de metabolito de testosterona androgénica «DHT» en los músculos.

En su artículo, los sudafricanos describen un experimento que hicieron con veinte jugadores de rugby, con una edad promedio de 19 años, que se dividieron en dos grupos; el primero tomó un placebo durante tres semanas, y el segundo creatina y glucosa para mejorar la absorción de la creatina en las células musculares. Los voluntarios de prueba en el grupo experimental tomaron una dosis diaria de 25 g de creatina y 25 g de glucosa en la primera semana, pasando las dos siguientes semanas a una cantidad diaria de 5 g de creatina y 25 g de glucosa.

Los cuerpos de los voluntarios en el grupo experimental reaccionaron a la creatina en la forma en que se esperaría de los cuerpos de los atletas serios, para los que el entrenamiento con pesas no es la actividad principal; en este caso como sus aptitudes personales no reaccionaron mucho, sus masas corporales magras se incrementaron ligeramente y sus porcentajes de grasa coporal disminuyeron en una cantidad minúscula.

Nada nuevo hasta ahora; pero cuando los investigadores hicieron un análisis de sangre de los niveles hormonales en los jugadores, descubrieron que al final de la primera semana, durante el cual los jugadores de rugby habían tomado 25 g de creatina al día, su nivel de DHT había aumentado en un 56%, y cuando redujeron la dosis a 5 g, el nivel de DHT bajó, pero se mantuvo elevado, lo que significó un efecto importante, en lugar de un efecto marginal y posiblemente fisiológicamente insignificante.

Lo observaro fue que la concentración de testosterona en la sangre de los voluntarios se mantuvo constante; en sí, todos esperabamos que estos voluntarios que tomaron la creatina produjeran menos estradiol, pero los sudafricanos no mencionaron esto en sus estudios, sin embargo sugieren que el suplemento de creatina aumenta la actividad de la enzima 5-alfa-reductasa en algún lugar en el cuerpo. Esta enzima convierte la testosterona en DHT, pero exactamente no saben donde, aunque pueden sugerir con seguridad que no en los músculos, porque los músculos no contienen mucha la 5-alfa-reductasa.

Lo que no aseguraron es que si los atletas empezaron a acumular más fibra muscular como resultado del cambio metabólico, lo cual parece ser el caso, pero los estudios bioquímicos que se relacionan al receptor andrógeno DHT, indican que es cuatro veces más poderoso que la testosterona, biológicamente hablando; además se toma en cuenta que a menudo, la acumulación de músculos de los que toman creatinas se producen por algunos cambios endócrinos, aunque esto es controversial pero importante para los atletas que conocen el poder del suplemento.

Deja un comentario