Evitando el glúten para adelgazar

Publicado el 1 julio, 2013 | Research

Una controversial respuesta a la dieta paleo

Aunque no se tenga una alergia al glúten, pero se tiene un sobrepeso, se puede aprovechar tener una dieta que contenga menos o ningún grano; los investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais en Brasil llegó a esta conclusión después de realizar un experimento de laboratorio, descubriéndose que es más difícil acumular reservas de grasa en una dieta libre de glúten y que según ellos, la introducción de la agricultura fue un error colosal y como resultado, ahora comemos muchos productos que nuestro cuerpo no adecua para la digestión.

Los seguidores de la dieta paleo evitan los productos de grano, no sólo porque contienen gran cantidad de hidratos de carbono, sino también debido a que contienen proteínas del glúten que tienen todo tipo de péptidos que circulan por el cuerpo, que los considera intrusos alienígenas y trata de luchar con las reacciones inflamatorias con presencia de ellos.

En realidad, el metabolismo de la insulina del cuerpo no funciona tan bien, aumentando el riesgo de diabetes y poner más peso de lo normal; es la opinión de los que siguen la dieta paleo que contradice a los nutricionistas tradicionales pensando que todo eso es basura.

En este estudio, los brasileros decidieron probar la teoría controversial de la dieta paleo poniendo a dos grupos de roedores en una dieta alta en grasas durante ocho semanas; un grupo recibió los alimentos consistentes en 4,5% de glúten y el otro consumió comidas sin glúten con la resultante que los que no consumieron el glúten tenían menos peso siguiendo la misma rutina diaria y observándose que eso se debía a que las reservas de grasa había crecido menos.

Lo que pasó es que en los roedores que consumieron los alimentos sin glúten, la producción del sensor de grasa PPAR-gamma se incrementó más; lo mismo ocurrió con la producción de GLUT4 (una proteína en las células que absorbe la glucosa de la sangre), además las producción de proteínas inflamatorioas tales como la TNF-alfa fue menor, y esto significa que se obtiene una mayor eficiencia de la insulina para que más nutrientes absorvan las células musculares.

Al parecer, la eliminación del glúten de trigo de la dieta ejerce un efecto protector contra el peso corporal y el aumento de adiposidad y los datos apoyan los efectos beneficiosos de la exclusión de glúten en la reducción de ganancia de peso corporal y la adiposidad, la inflamación y la resistencia a la insulina; la conclusión de MASmusculo es que la dieta sin glúten debería ponerse a prueba desde un nuevo enfoque de la dieta para prevenir el desarrollo de la obesidad y los trastornos metabólicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *