El Poder de la Variedad

Publicado el 20 junio, 2013 | Research

El progeso depende de la forma en que se va estimulando al cuerpo a través del tiempo

Uno de los mayores errores que las personas cometen todos los días en los gimnasios, es fallar en el principio de la variedad; si bien es cierto que los principiantes pueden conseguir resultados después de varios meses a partir de la misma formación, esto solo ocurre en los primeros 6 a 9 meses, para después entrar en una fase sin progreso, porque no se incluye generalmente variaciones sustanciales a largo plazo como los cambios de intensidad, objetivos, métodos de entrenamiento.

Los cambios sencillos se podrían hacer cada 3 a 4 semanas como alteraciones en el tiempo de descanso, las formas de realización de los ejercicios, el orden de la sesión, el número de series, y cualquier otra variable que supone un nuevo reto para el cuerpo; en el caso de superseries de trabajo, o parejas, se puede cambiar el orden en el primer caso y los emparejamientos en el segundo.

En el caso de ponerse en cuclillas por ejemplo, se podría modificar el alcance y pasar del rango parcial al profundo o viceversa, agregar cadenas, o incluso volver a sentadillas sentadillas frontales o el modo de sentadilla de barra alta a baja; en todo caso, la idea es plantear un nuevo desafío que merece una nueva adaptación, hasta que el cuerpo se adapte, se progrese y se vuelva a buscar otro estímulo. 

Todavía no entendemos como tantas personas siguen el mismo esquema dejando de evolucionar; no sabemos si esperan que el tiempo les de esa progresión o el aburrimiento rompa este esquema, pero si se desea seguir avanzando cuando otros se estancan, no hay que olvidar los siguientes puntos.

  • Todo depende del desafío que supone para el cuerpo un determinado entrenamiento y a medida que se adapte al mismo, éste se convertirá en menos eficaz.
  • Si se repite el mismo ejercicio con demasiada frecuencia, se está arriesgando al cuerpo a lesionarse por el uso excesivo de ciertos tejidos y estructuras, además de recibir el castigo de las fuerzas que causan desequilibrios a mediano plazo y siguen impidiendo el progreso; este es el problema de los atletas que piensan que hay mejores ejercicios y peores ejercicios, porque el problema real es no cambiar periódicamente.
  • Todo entrenamiento tiene ventajas y desventajas; no importa lo bien diseñado que es, y en este caso todo el aspecto positivo tiende a desaparecer a medida que el cuerpo se va adaptando, entonces los aspectos negativos salen a la luz.
  • Es mejor usar los métodos que mejor funcionan para cada uno por razones lógicas, aunque no existe el entrenamiento perfecto para todo el mundo; el objetivo debería ser experimentar.
  • Gracias a la gravedad se puede modificar diferentes puntos de una curva en un entrenamiento cambiando ángulos, alterando el punto de máxima tensión mecánica, ayudando al progreso constante y previniendo lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *