Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas

Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas

Publicado el 1 septiembre, 2015 | Health
Mejoran la digestión y la función inmune, consiguiendo un equilibrio microbiano adecuado y optimizando la salud intestinal

Investigaciones anteriores han demostrado que los probióticos pueden tener efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo y el comportamiento cognitivo; un estudio hecho en el 2014 publicado en Brain, Behavior and Immunity, demostró que existe especies múltiples de probióticos que tienen un efecto positivo en el estado de ánimo después de cuatro semanas de suplementación. Definitivamente hay una relación intestino-cerebro entre la nutrición, el microbioma intestinal y la función cerebral, porque éstos se comunican a través del sistema nervioso, el sistema inmunológico y las hormonas, mientras que el microbioma libera también neurotransmisores.

Otro estudio publicado en la revista científica Psychoneuroendocrinology mostró que las mujeres que experimentan estrés y ansiedad durante el embarazo son más propensas a tener bebés con disbiosis vinculada a una mayor incidencia de problemas psicológicos; de acuerdo con un nuevo estudio del 2015, publicado en la revista Journal of Neuroscience, se demostró que los probióticos pueden mejorar los síntomas de comportamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas mediante la alteración de la comunicación entre el sistema inmunológico y el cerebro.

Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas

En este estudio, el equipo de investigación de la Universidad de Calgary trabajó con roedores con inflamación del hígado alimentados por un lado con probióticos (grupo 1), y con un placebo (grupos 2), monitoreándose el comportamiento de los grupos mediante la medición de la cantidad de tiempo que los ratones pasaban socializando, en comparación al tiempo en que permanecían aislados, con resultados obvios; los ratones que recibieron los probióticos socializaron más que los que recibieron el placebo, además mostrando menores niveles en sangre de TNF-α y un menor número de células inmunes activadas en el cerebro, en comparación con los ratones que recibieron el placebo.

Las enfermedades autoinmunes crónicas como la artritis reumatoidal y la enfermedad inflamatoria intestinal se asocian con síntomas que indican conductas que incluyen fatiga, depresión, y retraimiento social. Debemos tener en cuenta que este es un estudio en animales, pero refuerza aún más los estudios con humanos que demostraron que los probióticos y el microbioma intestinal afectan los síntomas de comportamiento, cambiando la comunicación entre el sistema inmunológico y el cerebro.

Estos datos también sugieren que el microbioma intestinal, posiblemente, puede ser manipulado para no sólo regular la inmunidad, sino también para regular el circuito neural que afecta el comportamiento; esto también significa que cuando consumimos probióticos mediante la dieta o la suplementación, además de cargar minerales, vitaminas y proteínas, estamos mejorando nuestra salud y protegiendo los sistemas del cuerpo.

Los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades inflamatorias crónicas

¿ Que tipo de probióticos consumid diariamente ?


Fuente

Deja un comentario