El cloroplasto y su conexión para la longevidad, plegando proteínas

Publicado el 27 marzo, 2018 | Health, Research

La diferencia clave entre el envejecimiento simple y el envejecimiento saludable es la velocidad y la calidad del procesamiento para la regeneración y el mantenimiento (homeostasis); las proteínas mantienen el cuerpo funcionando en numerosos niveles y cuando pierden fuerza, el cuerpo comienza a envejecer, retrayendo la longevidad.

Cuanto más débiles se vuelven las proteínas, más disfuncionales y más lentas son la curación, la regeneración y el funcionamiento normal. El debilitamiento de las proteínas a menudo es causado o exacerbado por los radicales libres, y existe una nueva tecnología basada en plantas que respalda la viabilidad de las proteínas.

El camino del oxidante al envejecimiento

A medida que el cuerpo humano envejece, la exposición acumulada a elementos externos e internos que crean y agravan los radicales libres, no solo causa un daño mayor a las células en todo el organismo, sino que también afecta la producción de energía, el combustible que necesitamos para mantener la longevidad. Estos rampantes radicales libres afectan las mitocondrias del cuerpo, que producen energía combinando alimentos (calorías) y oxígeno para generar trifosfato de adenosina (ATP), la «molécula de energía maestra».

Los radicales libres están realmente en todas partes; no podemos sentirlos cuando entran en nuestros cuerpos para hacer su trabajo destructivo, como lo haremos con bacterias patógenas (resfriados, norovirus, bronquitis, etc.). Los radicales libres están relacionados con muchos de los hábitos de estilo de vida que nos dan placer como tomar el sol con una protección inadecuada, ingerir demasiado alcohol o comer nuestros favoritos culpables. Incluso aquellos que viven un estilo de vida saludable están sujetos a ataques de radicales libres por los productos de limpieza de oficinas que respiran, aire contaminado, humo de segunda mano, etc., los cuales están plagados de radicales libres.

Además, entrenar mucho o realizar trabajo físico para completar un proyecto en el hogar puede causar una inflamación que causa, radicales libres en el cuerpo que son los rivales de la longevidad. Por lo tanto, a través del tiempo (envejecimiento) el daño acumulado a la mitocondria reduce su eficiencia en la conversión de combustible en energía; esta velocidad reducida de procesamiento de las moléculas de energía da como resultado un movimiento más lento, una fuerza debilitada.

El cuerpo se encuentra en un estado en el que funciona con un porcentaje significativo menor de la energía que tenía durante la juventud. La energía no solo se siente a través de un movimiento determinado (caminar, levantar objetos, etc.) sino que afecta la digestión, el metabolismo, la inmunidad, la función renal y hepática, y más.

Una proteína saludable pro-longevidad que es efectiva en el cuerpo es aquella cuyos aminoácidos están estrechamente enrollados o plegados. Cuanto más se desenreda, menos efectiva se vuelve la proteína; tal evento se denomina desarrollo de proteínas y esta es la causa principal de las proteínas defectuosas que contribuyen al envejecimiento fisiológico. Sin embargo, una familia de compuestos conocidos como chaperones moleculares frustra este factor de envejecimiento al facilitar el plegamiento o replegamiento de proteínas.

Plegando proteínas para la longevidad

Los chaperones son proteínas que galvanizan las actividades de doblar y desplegar, así como el ensamblaje y el desmontaje de otras proteínas, lo que les permite integrarse en su estructura original y biológicamente deseable para la longevidad. Los chaperones pueden proporcionar estabilidad y restaurar la función de muchas proteínas.

Además, los chaperones recubren las células del epitelio intestinal y brindan protección contra el estrés provocado por los radicales libres no controlados, el calor, la inflamación y la infección, además también participan en el mecanismo de reparación del tracto intestinal. Una de las mayores ventajas es que los chaperones junto con cofactores como el magnesio y el ATP pueden replegar las enzimas endógenas, como la tripsina, la lactasa y la pepsina, en el tracto intestinal.

Cuando estas enzimas pierden su eficacia, esto puede causar dos reacciones: incomodidad física (sensación más inmediata) y mala absorción de nutrientes vitales (sentido más adelante). El envejecimiento causa el agotamiento gradual de enzimas, en expresión y estabilidad; en este caso la solución científica y demostrada es que los chaperones ayudan a estas reacciones a replegarse y recuperar la funcionalidad del organismo, promoviendo la longevidad.

La conexión del cloroplasto

Los cloroplastos son organelos dentro de una planta que ayudan a convertir la luz solar en energía; esa energía dentro de la planta la ayuda a crecer, sobrevivir y prosperar. Por lo tanto, son los compuestos de «envejecimiento saludable» en plantas que tienen hojas ricamente verdes (por ejemplo las espinacas, coles rizadas, escarolas, lechugas oscuras, etc); los cloroplastos también contienen antioxidantes que proporcionan los componentes necesarios para perpetuar el mecanismo de reciclaje del glutatión (la re-animación y la utilidad de los antioxidantes usados), sin dejar subproductos dañinos.

Toma vegetales para mantener tu cuerpo joven




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Los cloroplastos presentes en verduras de hojas verdes oscuras, como la espinaca, son una rica fuente de antioxidantes, moléculas de energía y chaperones que proporcionan una serie de beneficios saludables para el cuerpo y obviamente estimulan la longevidad. Estos cloroplastos y chaperones adicionales están recubiertos por un recubrimiento de lípidos, llamados esferoplastos, dentro de la pared celular de las plantas.

Sin embargo, la pared celular de la planta no se rompe fácilmente después del consumo; solo una pequeña cantidad de cloroplastos realmente se rompe, limitando severamente la cantidad de nutrientes liberados y absorbidos por el cuerpo. Aquí es donde entra la industria de la suplementación a desarrollar su juego y solución, puesto que el proceso de extracción física de romper la pared celular también daña los esferoplastos, esa bolsa de lípidos que contiene valiosos cloroplastos y chaperones. Una vez que los contenidos de esferoplastos están expuestos al oxígeno y la humedad, pierden rápidamente su actividad.

Investigadores de la industria de la suplementación vienen desarrollado un proceso innovador que descompone la pared celular de las verduras de hojas verdes, sin dejar el esferoplasto intacto. Este proceso se utiliza para crear fórmulas naturales, ricas en antioxidantes, moléculas de energía y chaperones moleculares, que pueden ser parte de la suplementación de última generación para la longevidad y el bienestar.

Equilibras tu dieta con proteínas vegetales y animales al mismo tiempo



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *