Recapitulando: ejercicio aeróbico y anaeróbico

Publicado el 28 junio, 2021 | Workout

Mientras aprendes como entrenar, deberías saber las particularidades del ejercicio aeróbico y anaeróbico, ¿sabes diferenciarlos?.

Al ejercitarte, las células transfieren energía química de una fuente de combustible como la glucosa a moléculas de trifosfato de adenosina,  llevando a cabo un proceso metabólico básico llamado respiración celular.

Existen dos categorías de respiración celular relacionados al ejercicio aeróbico y anaeróbico. La respiración aeróbica que requiere oxígeno y respiración anaeróbica no lo hace, pero ambos son procesos bioquímicos productores de energía que cumplen diferentes funciones:

  • Por un lado, la respiración anaeróbica proporciona energía rápidamente cuando se necesita con poca antelación y durante cortos períodos de tiempo.
  • Por otro lado, la respiración aeróbica proporciona energía de manera uniforme para proporcionar una fuente constante de energía.

Características de la respiración celular

Tanto la respiración aeróbica como la anaeróbica son tipos de respiración celular. El ATP producido como resultado de este proceso bioquímico, es aprovechado por la célula para obtener energía cuando es necesario, energía que se libera cuando el ATP pierde un grupo fosfato para convertirse en difosfato de adenosina.

Está claro que ambos tipos de respiración celular para hacer ejercicio aeróbico y anaeróbico, usan la glucólisis para producir ATP  y generan energía al descomponer la glucosa,

De igual manera, producen subproductos y dependen de reacciones químicas que se localizan en el citosol, usando el piruvato como sustrato.

Por supuesto, ambos procesos dependen de enzimas para catalizar sus respectivas reacciones químicas.

La respiración aeróbica

La glucosa y el oxígeno interactúan para liberar energía con dióxido de carbono y agua como subproductos.

Es tan eficiente que puede producir 38 moléculas de ATP por molécula de glucosa.

Las etapas químicas de la respiración aeróbica ocurren en:

  • El citosol: glucólisis.
  • Las mitocondrias: el ciclo de Krebs, en el que el piruvato sirve como un sustrato en la vía y el transporte de electrones.

Entonces, la respiración aeróbica te proporciona energía para entrenamientos prolongados y menos intensos, cuando tu cuerpo puede absorber y entregar suficiente oxígeno a las células para apoyar este medio más eficiente de generar ATP.

Respiración anaeróbica

Al comparar el ejercicio aeróbico y anaeróbico, también deberías saber qué pasa en ausencia de oxígeno.

La glucólisis tiene lugar durante la respiración anaeróbica como ocurre durante la respiración aeróbica. Sin embargo, las siguientes etapas son diferentes porque no se genera ATP más allá de las dos moléculas producidas durante la glucólisis.

Un subproducto de la respiración anaeróbica, el ácido láctico, contribuye a la fatiga y el malestar muscular, por eso cuando jadeas o «recuperas el aliento» después de hacer ejercicio, tu cuerpo está tratando de tomar suficiente oxígeno para restablecer un estado químico capaz de limpiar los subproductos no deseados, como el ácido láctico, que se acumulan cuando el oxígeno es escaso.

Ejercicio aeróbico y anaeróbico: ¿diferencias?

El ejercicio aeróbico produce energía utilizando un suministro continuo de oxígeno para mantener tu nivel actual de actividad sin necesidad de energía adicional de otra fuente.

Por su parte, el ejercicio anaeróbico hace que tu cuerpo demande más energía de la que tu sistema aeróbico puede producir. Y, para producir más energía, utiliza un sistema anaeróbico  basado en las fuentes de energía almacenadas en tus músculos.

Es decir que el ejercicio anaeróbico descompone la glucosa en energía sin utilizar oxígeno y generalmente, es de corta duración con alta intensidad para liberar mucha energía en un período corto de tiempo, cuando tu demanda de oxígeno supera el suministro de oxígeno.

Los entrenamientos de ritmo rápido como carreras de velocidad, entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) y saltar la cuerda, son el enfoque más intenso del ejercicio anaeróbico.

También, los ejercicios y movimientos que requieren breves ráfagas de energía intensa son ejemplos de ejercicios anaeróbicos, como el levantamiento de pesas, hacer sprints, etc.

La ciencia detrás de los anaeróbicos

Tu cuerpo necesita oxígeno para poder utilizar la grasa como combustible y como que el ejercicio aeróbico utiliza oxígeno para producir energía, puede utilizar tanto grasas como glucosa como combustible.

Para contrastar el ejercicio aeróbico y anaeróbico, deberías saber que éste último sólo puede usar glucosa como combustible.

  • La glucosa está disponible en los músculos para movimientos rápidos y cortos, y se puede usar cuando el sistema aeróbico está al máximo durante un período corto de tiempo.
  • Cuando comienzas a hacer ejercicio vigorosamente, hay una escasez temporal de oxígeno que llega a tus músculos que trabajan, lo que significa que el ejercicio anaeróbico debe alimentarse con glucosa a través de un proceso llamado glucólisis.

La glucólisis ocurre en las células musculares durante el entrenamiento de alta intensidad sin oxígeno, produciendo energía rápidamente.

Este proceso también produce ácido láctico, que es la razón por la que tus músculos se cansan tanto después del estallido de energía.

Retrasa la fatiga tomando los suplementos correctos en el momento adecuado antes y durante el entreno anaeróbico.

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Pero, si realizas  ejercicio anaeróbico con regularidad, tu cuerpo podrá tolerar y eliminar el ácido láctico de manera más eficaz, lo que significa que te cansarás con menos rapidez.

Beneficios del ejercicio anaeróbico

El ejercicio anaeróbico se relaciona al mucho trabajo que debes hacer en el gimnasio, pero los beneficios que vienen con él son suficientes para  impulsarte a enfocarte en él, aunque sigas un plan de quema de grasas o definición.

  • Aumenta la fuerza y ​​la densidad ósea
  • Promueve el mantenimiento del peso.
  • Ayuda a manejar el ácido láctico de manera más eficaz.
  • Eleva el estado de ánimo, incluso quiebra la depresión.

Sin duda te puede ayudar de diferentes formas:

El ejercicio anaeróbico ayuda a estimular el metabolismo: a medida que desarrollas y mantienes la masa muscular. Cuanto más músculo magro tengas, más calorías quemarás durante tu próxima sesión, además aumenta la quema de calorías en reposo, después del entrenamiento.

El ejercicio anaeróbico aumenta tu umbral láctico: al entrenar regularmente por encima de tu umbral anaeróbico, tu cuerpo puede aumentar su capacidad para manejar el ácido láctico, lo que aumenta tu umbral láctico. Es decir el punto en el que experimentas fatiga, lo que  significa que podrás hacer ejercicio más duro durante más tiempo.

El ejercicio anaeróbico reduce el riesgo de enfermedades: los aumentos de fuerza y ​​densidad ósea que se obtienen mediante el entrenamiento anaeróbico de alta intensidad, como las sentadillas y las flexiones de peso corporal, que reducen reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.

¿ Cuál es tu tipo de ejercicio favorito ?

Deja un comentario