energía

¿No tienes energía para entrenar?

Publicado el 28 mayo, 2020 | Health, Workout

Cuando las noches se hacen más largas y el aire se enfría aunque estemos en primavera, muchos no tienen la energía necesaria para entrenar.

Más aún en confinamiento, en cuarentena o como se la llame, cuando estás en casa por lo general podrías encontrar unas serie de razones para evitar coger unas mancuernas y sentir la adrenalina por tus venas y una de estas razones es la falta de energía, ¿no?.

Quizás sea su meseta personal, prioridades reorganizadas, una enfermedad leve o simplemente la sensación de agotamiento.

¡No hay nada de malo en tu falta de motivación!

Hay toneladas de consejos para responder la pregunta «cómo obtener energía para entrenar” y para ello nuestros expertos se pusieron a trabajar y compilar lo mejor de lo mejor para que puedas retomar esa senda maravillosa que significa seguir un programa de entrenamiento.

Ya sea que la solución sea dietética, relacionada con el sueño, causada por la deshidratación, o alguna otra cosa que evita que subas los peldaños que necesitas para progresar y no hablamos de energía solamente, hablamos de ciertas cosas que inhiben a tu entrenamiento.

Puedes estar deshidratado

Según las investigaciones, los cambios de humor pueden limitar la motivación requerida para realizar ejercicio aeróbico incluso moderado.

La deshidratación leve también puede interferir con otras actividades diarias, incluso cuando no hay un componente de demanda física presente.

Ten en cuenta que la cantidad de agua que necesitas por día puede variar, pero lo esencial es aproximadamente 2 litros por día.

Estimula adecuadamente tu sistema inmunológico

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Tus hábitos alimenticios no sirven

Cambiar tus hábitos alimenticios de comer para satisfacer el hambre (que puede resultar en una gran cantidad de bocadillos y opciones convenientes) a comer para obtener energía es fundamental.

Los pequeños cambios que pueden ayudar incluyen la sustitución de carbohidratos ricos en calorías y sin nutrientes por carbohidratos saludables como nueces, frutas y granos. (Por ejemplo, cambiar de pan blanco a trigo integral, o de tortillas de harina a maíz).

No quieres moverte o casi no lo haces

Es posible que necesites moverte más, incluso un poco no solo para mantener tu corazón bombeando, sino para cambiar tu estado de ánimo y mantenerte con energía mientras haces tus actividades diarias.

Necesitas sentir la sangre fluyendo y el oxígeno en movimiento; recuerda que incluso los pequeños pasos son grandes pasos.

Una mayor tolerancia al ejercicio modifica la forma en que estimulas tu sistema cardiovascular y respiratorio.

Ahora, si entrenas y no coges el ritmo que deseas, estar en casa puede motivarte a coger ritmo, potencia, fuerza y habilidades.

energía

Aunque reduzcas en cierto modo tu volumen muscular, un programa inteligente hecho en casa puede ayudarte a mantenerte como en una temporada-on o de pre-competición inclusive.

Estás estresado sin energía

La angustia o la falta de motivación impulsan a tus sensaciones o tu cerebro a mirar esta cuarentena de forma negativa, reduciendo tu energía.

Esto hace que surjan problemas emocionales o más estrés, ya sea por falta de trabajo, de posibilidades o de la propia libertad de circulación.

Sea cual sea la causa, empieza a refrescar tu vida con tu familia, con tus amigos en red y mejora tu calidad de vida haciendo otras actividades.

Hablamos de estar con los más pequeños, mantenerte romántico con tu pareja, aprender a cocinar o montarte un gimnasio en casa para empezar a darle duro a los hierros.

Si trabajas en casa los descansos cerebrales que te des con actividades simples para aliviar el estrés, como yoga o meditación.

Son formas rápidas de rejuvenecer y refrescarse, sobre todo cuando solo pones tu energía sobre tu oficina virtual.

Puede que no respires bien

Los hábitos de respiración inadecuados (aunque subconscientes) pueden afectar negativamente la digestión, el corazón, el sistema nervioso, los músculos, el cerebro y algunos sistemas

Evitar respirar en exceso y contener la respiración involuntariamente son algunas formas en que puedes respirar mejor, cuidándote si usas mascarillas para salir a caminar o correr.

La respiración adecuada fomenta la producción de energía, disminuye la ansiedad y, en general, promueve una mejor salud.

Puedes estar rompiendo tu ciclo de productividad y careciendo de consistencia si no haces lo que tienes que hacer, por ejemplo, saber respirar.

Mantiene tu dieta y empieza a moverte en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *