La condición física vs el acondicionamiento físico

Publicado el 10 octubre, 2020 | Workout

Un entrenador o tu mismo deben saber diferenciar qué es tener condición física y para qué tienes que tener un acondicionamiento físico.

Cuando se habla de acondicionamiento físico, a menudo se refieren a él como una medida de «qué tan fatigado se vuelve alguien con el tiempo» o «la capacidad de seguir adelante». ¿ se puede medir ?.

Esto se relaciona con qué tan «en forma» está alguien o una persona; pero, ahora bien, esto no es estrictamente cierto: la condición física (fitness) y el acondicionamiento físico son dos partes separadas de nuestro rendimiento general.

De manera confusa, es posible y muy común tener un nivel relativamente alto de condición física pero un acondicionamiento físico deficiente.

Entonces, ¿cuál es la diferencia y cómo puede asegurarte de que estás abordando ambos elementos del rendimiento en tu entrenamiento?

La condición física: ¿qué es?

La condición física se define mediante la medición de marcadores establecidos que nos permiten ver un aumento potencial en el rendimiento, por ejemplo, Vo2 max, frecuencia cardíaca en reposo, umbral anaeróbico o un aumento en la fuerza, velocidad o potencia, etc.

En términos generales, los marcadores que rastreamos para la condición física son medibles y tangibles, lo que nos permite ver cuánto puedes levantar o qué tan rápido puedes correr.

Los marcadores de condición física que no son los marcadores de acondicionamiento físico son cualidades que contribuyen a la producción de energía del rendimiento.

Por decirlo así, la condición física es la medida de las cualidades físicas que crean el potencial de rendimiento:

  • Vo2 máx.
  • Frecuencia cardíaca en reposo.
  • Variabilidad de la frecuencia cardíaca.
  • Umbral anaeróbico.
  • Umbral aeróbico.
  • Condición de fuerza.

El acondicionamiento físico: ¿qué es?

El acondicionamiento físico, por otro lado, se basa mucho menos en datos, porque se trata de tu capacidad para utilizar tus cualidades de aptitud física para satisfacer las demandas del medio ambiente.

En efecto, son las habilidades físicas y mentales que debes desarrollar para administrar tu energía de manera efectiva para satisfacer las demandas de un deporte o actividad específica.

El acondicionamiento físico es el verdadero impulsor del rendimiento, ya que si deseas utilizar todo tu potencial (marcadores de capacidad física) para impulsar el rendimiento, también debes trabajar en el desarrollo de las habilidades necesarias para el acondicionamiento físico.

El rendimiento requiere tanto un alto nivel de condición física como un alto nivel de acondicionamiento físico.

Los factores que están involucrados aquí son:

  • Producción y gasto de energía.
  • Tamaño muscular y tipo de fibra.
  • Nutrición personalizada.
  • Capacidad de movimiento.
  • Habilidad y técnica.
  • Rendimiento mental.
  • Movilidad e integridad articular.

Un buen entrenador personal debe ser capaz de desarrollar tu condición física y tu acondicionamiento físico para prepararte a ti y a tu cuerpo para desempeñarse en el deporte o el entorno que has elegido.

La mayoría de los entrenamientos aeróbicos y mejorarán tu marcadores de condición física, pero el acondicionamiento físico depende de un juego diferente.

Si bien la mayoría de los tipos de ejercicio mejorarán tu estado físico general, debemos ser un poco más específicos cuando se trata de esto, porque si nos enfocamos en el acondicionamiento físico, hay dos factores principales que debemos considerar:

  • Producción y control de energía
  • Movilidad e integridad articular

El control de energía

Vivimos en una era en la que la filosofía general en torno al fitness o el culturismo es a menudo ir más duro, más rápido, más lejos.

Aunque esto puede generarte un montón de elogios de tu entrenador u otros miembros de tu gimnasio, es poco probable que se traduzca en ganancias musculares o ganancias sobre la tarima.

Si bien la idea de poder ir al 100% de principio a fin suena heroica, no es posible para el cuerpo humano mantener este nivel de poder durante un período prolongado.

Si bien habrá ocasiones en las que probablemente te hayas esforzado al máximo continuamente, trabajar al máximo puede complicarte.

Esto podría llevar a tu cuerpo a un estado de estrés, mala recuperación y lesiones, lo que irónicamente, disminuirá tu capacidad de rendimiento y de acondicionamiento físico.

Siempre, es importante conocer los límites de tu cuerpo, cuándo presionar el acelerador e ir al 100% y cuándo retroceder.

Esta es la única forma en que podrás administrar tu energía de manera efectiva,

  • Para mantener el control de la energía se usa algo conocido como «control dinámico de la energía».
  • Esta herramienta te ayudará a tomar conciencia de tu propia producción de energía y a controlarla conscientemente para evitar la fatiga y maximizar el rendimiento.

Cuando puedas reconocer cuáles son tus límites con su propio ritmo cardíaco, y cómo los diferentes niveles de esfuerzo y descanso hacen que aumentes y disminuyas, entonces puedes pasar a métodos más complejos en el control de la energía, como los intervalos de tempo y intervalos alácticos-aeróbicos.

El control dinámico de la energía te ayudará a reconocer los signos de fatiga y a desarrollar una conciencia de cómo se ven y se sienten los diferentes niveles de esfuerzo, para que puedas aprender a manejarlo y manipularlo.

La movilidad e integridad articular

Los corredores ciertamente tienen un buen nivel de condición física, con marcadores que incluyen una frecuencia cardíaca en reposo baja, Vo2 max alto y un umbral anaeróbico alto.

Además, a menudo saben cómo administrar su producción de energía a través del control dinámico de energía, que es una pieza del rompecabezas de acondicionamiento físico.

Si ha empezados a entrenar recientemente, es más que probable que hayas experimentado dolor o, peor aún, una lesión o, incluso calambres o dolores agudos.

Esencialmente, esta es una señal de que se está haciendo demasiado, demasiado pronto y es un indicador clásico de un mal acondicionamiento.

Muchos atletas no piensan en la mecánica detrás de hacer un determinado ejercicio y en la cantidad de fuerza a la que están expuestas las articulaciones, pero esto debería ser esencial.

Una gran parte del acondicionamiento físico es preparar el cuerpo para el entorno en el que estás entrenando o compitiendo y, si no lo haces, no solo estás expuesto a lesiones, sino a sacrificar el tiempo, el dinero y la voluntad ejercida durante el tiempo que hayas entrenado.

Los diferentes deportes o actividades deportivas como el entrenamiento de fitness o culturismo colocan un nivel diferente de estrés en el cuerpo.

Pues bien, si estás buscando alcanzar tu máximo rendimiento, debes asegurarte de que tu cuerpo esté listo para enfrentar el estrés que exige su deporte en particular.

Mientras progresas, protege tus articulaciones

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Acondicionamiento físico: resumiendo

Entonces, como un resumen rápido, ¿la condición física y el acondicionamiento son lo mismo? No…

  • La condición física (sistemas de energía, fuerza, potencia) = producción de energía, potencial de rendimiento.
  • El acondicionamiento físico = cualidades + conjuntos de habilidades que facilitan el gasto de energía; se trata de preparar el cuerpo para las exigencias / entorno del deporte, pues un atleta en buena condición física puede ejecutar sus habilidades lo mejor que pueda durante un entrenamiento o competición.
¿Entrenas duro en función a tus objetivos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *