Hackear tu sistema nervioso, ¿cómo?

Publicado el 28 noviembre, 2020 | Workout

Con un truco podrías ponerte en cuclillas o trabajar tus pectorales sobre un banco con un peso que nunca levantaste y llegar a hackear tu sistema nervioso.

Después de años luchando contra los hierros, los récords personales se vuelven más difíciles de alcanzar. Llega un punto en el que no puedes simplemente ir al gimnasio todos los días y sacar una nueva marca personal, así no funciona el progreso y, menos aún podrías hackear tu sistema nervioso.

Si eres un culturista avanzado, necesitarás una mejor estrategia y tal vez un «truco» o dos para continuar aumentando tu fuerza y por supuesto el peso que levantas, aunque hay errores y razones que te llevarán a obtener o no lo que buscas.

Si estás luchando por alcanzar un nuevo récord personal en tu sentadilla o en press de banca, intenta usar la potenciación posterior a la activación (PAP) que no solo quebrará tus estancamientos, sino te hará visualizar mejor el futuro que te espera.

Pero, ¿qué es el PAP?

El método PAP es el aumento de la fuerza muscular y la tasa de desarrollo de la fuerza que se produce como resultado de la activación previa del músculo según un estudio publicado en el Journal of Sports Physical Therapy en 2011, denominado “Postactivation Potentiation”.

Cuando este método para desarrollar un nuevo récord personal, esencialmente estás haciendo hackear tu sistema nervioso central para obtener una contracción más fuerte.

El uso del PAP funciona mejor con ejercicios que comienzan con una fase excéntrica o descendente, como la sentadilla o el press de banca, por ello lo ejemplificamos en el presente artículo.

No olvides recuperarte completamente antes de volver a entrenar




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Cómo hackear tu sistema nervioso

La próxima vez que vayas a hacer una nueva sentadilla, carga aproximadamente el 110% del peso que deseas levantar en la barra y haza una pausa pesada.

Por ejemplo, si tu objetivo es hacer sentadillas con 200 kg, pondrías alrededor de 220 kg en la barra… no importa, no te preguntes ¿puedo levantar eso?… ahora vamos al grano sobre este método.

  • Después de esto, comienza con este peso y estabiliza la barra durante unos 10 segundos, pero no intentes ponerte en cuclillas; solo quédate ahí.
  • Ahora vuelva a colocar el peso.
  • Espera de 2 a 5 minutos antes de intentar hacer una sentadilla con 200 kg.

En el caso del press de banca, si tu objetivo es levantar 150 kg, añade unos 165 kg en la barra, pero esta vez trabaja con un compañero para el empujón inicial.

  • Mantén el peso sobre ti durante aproximadamente 10 segundos antes de volver a colocar la barra.
  • Espera de 2 a 5 minutos y luego trabaja duro para levantar esos 150 kg.

Esto funciona así; es que cuando liberas un peso que es más pesado de lo que estás a punto de levantar, estás preparando o «engañando» a tu cuerpo para que piense que tiene que levantar ese peso.

Una vez que hayas descansado lo suficiente, su récord personal real se sentirá ligero (en comparación) de un método convencional donde tienes que empezar desde “cero”.

Entre hackear tu sistema nervioso y aumentar seriamente tu confianza, tus probabilidades de completar con éxito tu nuevo intento de récords personales aumentan.

¿Estás estancado actualmente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *