El suelo pélvico, ¿lo tienes en cuenta?

Publicado el 28 octubre, 2021 | Workout

Deberías tener en cuenta al suelo pélvico seas hombre o mujer, estés con una afección o no, ¿por qué tenerlo en cuenta?.

Hablar de los músculos del suelo pélvico puede traer a la mente imágenes de huevos de jade, pero si bien comprar piedras caras para pegar las redes es una mala idea, mantenerlo fuerte es crucial…muy crucial e indispensable cuando entrenas duro…

¿Tienes suelo pélvico?. SÍ, tienes pelvis, entonces sí, ¡casi seguro!. El suelo pélvico se refiere a un grupo de músculos que «se estiran como un trampolín muscular desde el coxis hasta el hueso púbico”; estos músculos sostienen la vejiga y el intestino, así como el útero (si tienes uno).

¿Qué hace el suelo pélvico?

Además de sostener literalmente todos los órganos que permanecen alrededor de la pelvis, que requieren una buena base elástica, dada su propensión a llenarse de herces u orina y, a veces, incluso de fetos.

El suelo pélvico rodea los conductos carnosos que permiten que esos fluidos y cuerpos se muevan.

La salida; la uretra y el ano tienen anillos adicionales de músculos llamados esfínteres que nos dan un control más matizado de las idas y venidas de nuestras emisiones de desechos, pero cualquier cosa que intente salir de tu cuerpo debe pasar primero por el suelo pélvico.

¿Debes ejercitarlo también?

Aún no hay mucha investigación sobre los ejercicios pélvicos preventivos; y, hay ciertas condiciones que pueden mejorar con la ayuda de tales ejercicios.

Un suelo pélvico débil o dañado puede provocar disfunción sexual, incontinencia, dolor durante las relaciones sexuales, prolapso de órganos o incluso dolor lumbar.

En muchos de estos casos, un fisioterapeuta trabajará para mejorar la fuerza de la zona muscular. Pero eso no significa que deba esperar un prolapso uterino antes de empezar a pensar como un grupo muscular más.

  • Este grupo muscular absorbe toda la presión y el peso de nuestro cuerpo, y prácticamente no hacemos nada en nuestro día a día para fortalecerlo.
  • No es como las piernas, con las que estás caminando. Sobretodo si estás en sobrepeso, un entrenamiento rápido del suelo pélvico probablemente valga la pena.

Por supuesto, las personas que más deben preocuparse por los ejercicios son aquellas que ya han sufrido síntomas relacionados.

Muchas personas tienen músculos tensos o dañados después de dar a luz, mientras que otras pueden tener músculos dañados o incluso extirpados parcialmente durante la cirugía de próstata.

Pero ¿cómo fortalecerlo?

La respuesta a esto depende de dos cosas: tu anatomía y el tipo de problemas que parece causarle.

Lo importante es encontrar los músculos que estás tratando de apretar, entonces detener el flujo de orina puede ser útil. En el caso de los hombres por ejemplo, mantener saludable la próstata es elemental, a cualquier edad.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Obviamente no se supone que debes ejercitar tu suelo pélvico mientras orinas, porque no debes interrumpir el flujo normal de orina varias veces al día, para evitar provocar problemas para vaciar la vejiga.

Otro paso en falso común es tensar los glúteos trasero o contener la respiración. Los ejercicios de Kegel no deben sentirse como una tensión, sino simplemente como levantar y bajar tu trampolín pélvico.

Ahora bien, si te sientes perplejo con estas instrucciones, esto puede ser una señal de que sus músculos están lo suficientemente debilitados como para justificar la ayuda de un uroginecólogo.

Es un problema común y vergonzoso, no pone en peligro la vida, pero sí la calidad de vida, así que toma en cuenta estos consejos, incluidos aprender el ejercicio de kegel, que es popular y efectivo.

Recuerda que si tienes fugas mientras entrenas con pesas es también una señal de algun problema, ya sea por una mecánica de ejercicio inadecuada, por desequilibrios musculares o alguna disfunción urológica relacionada con el suelo pélvico.

Tenerlo en cuenta y solucionar el problema, no solo mejorará tu rendimiento en el gimnasio, sino también te elevará el enfoque mental que cuando uno tiene una afección es horrible mantenerlo.

Deja un comentario