Cuando MÁS es MEJOR

Publicado el 4 noviembre, 2020 | Workout

Más es Mejor”, significa que deberías tener una mayor actividad cuando estás confinado en casa, lo que resulta en una mejor salud y bienestar.

¿Sabes cuántas calorías quemas mientras levantas?, es una pregunta difícil de responder, sin embargo, en un esquema de 24 horas al día / 7 días a la semana, este valor es significativo pero no redundará beneficios en tus actividades físicas cuando pensamos en la frase “Más es Mejor”.

Las calorías quemadas por una serie intensa ejercicio son mucho menores que el costo calórico de la vida diaria: respirar, comer y vivir.

Qué pasa en la vida real

Cuando entrenas, aumentas tu gasto de energía de manera significativa, pero un cambio significativo en la forma en que pasas tus días, pueden superar los beneficios para la salud del entrenamiento con una pérdida de niveles de actividad de todas las otras cosas a las que estás acostumbrado.

Esta es una mala noticia SÍ; por ejemplo, de repente dejas de trabajar fuera de la casa, de hacer la compra, de cargar con los niños y de ser más activo en general, bueno hablando hipotéticamente.

Incluso, si has continuado entrenando duro en casa, con o sin pesas, es posible que experimentes un aumento de peso inesperado durante el confinamiento.

En este momento pueden surgir problemas debido al balance energético y en este caso te preguntas ¿Más es Mejor?.

Si bien las horas que pasas en el gimnasio añaden una dimensión increíble de beneficios para la salud a tus semanas, meses y años, día a día la mayor parte de tu combustible se destina simplemente a hacer cosas.

  • Para una persona sedentaria, el 50-60% de sus calorías se contabilizan en su tasa metabólica en reposo; las otras fuentes de gasto calórico provienen de la alimentación y de actividades más allá de las necesarias para mantener el corazón latiendo y los pulmones respirando.
  • Cuando una persona se enfrenta a una menor actividad diaria, debe considerar el efecto general en su nivel de salud.

De todas formas, si te pasa esto, deberías tomar medidas para recuperar parte del gasto energético perdido.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Como definir la energía

Es simple, si tu nivel de actividad disminuye, tus necesidades calóricas también disminuyen, entonces te enfrentas a un problema de equilibrio energético: entrada de energía frente a salida de energía.

  • La energía es la capacidad de realizar un trabajo. («Trabajo» en este caso es la definición newtoniana: Trabajo = Fuerza x Distancia).

La energía es el  combustible  que usas para sustentar tus funciones vitales esenciales como respirar, bombear  sangre a través de tu cuerpo, convertir los alimentos en más energía  y producir fuerza a través de las contracciones musculares esqueléticas, es decir, todas tu actividades, desde levantarte de la cama hasta levantar pesas, todo requiere energía.

La maquinaria de tu cuerpo no genera energía, solo la transforma:

  • Cuando ingieres energía (alimentos), la almacenas en diversas formas, como grasa y glucógeno.
  • Luego, la conviertes en formas utilizables (como ATP).

Entonces, la energía pasa por varios cambios que son ineficaces, ya que producen cantidades excesivas de energía inutilizable en forma de calor y en este caso la frase “Más es Mejor” va en contra de ti.

Los tipos de energía

La energía que gastas durante un período determinado, se clasifica en una de tres categorías: descanso, alimentación o actividad.

  • Tu tasa metabólica en reposo (TMR) es la medida de energía que gastas sin hacer absolutamente nada, lo que corresponde al 50-60% del gasto calórico diario de una persona sedentaria, pero mucho menos en una persona activa.
  • Comer te cuesta aproximadamente el 10% de tu gasto energético diario, dependiendo de lo que comas: el efecto térmico de los carbohidratos y las grasas es similar, mientras que necesitas más energía para convertir las proteínas en energía.
  • La fuente más variable de gasto energético es la actividad, es decir, el efecto térmico de la actividad representa entre el 15% y el 30% de tu gasto energético diario, aunque esto se incrementa para los atletas.

Varios factores afectan este porcentaje, la mayoría de los cuales no los puedes evitar, aunque hay excepciones como tu nivel de actividad y la cantidad de masa libre de grasa en tu cuerpo.

El entrenamiento de fuerza afecta positivamente ambos factores, requiriendo más energía para seguir haciendo lo que quieres hacer.

Energía: Más es Mejor

La visión tradicional de controlar el peso corporal es una de las primeras leyes de la termodinámica y la relación entre todas las formas de energía.

Si consumes más energía de la que gastas, aumentarás de peso. 

Si bien eso es cierto, hay otros factores a considerar, por ejemplo, cuanto menor sea tu necesidad energética, más difícil será reducir tu ingesta calórica.

Los estudios sugieren que cuanto más reduzcas las calorías, mayor será la «recompensa» que tu cerebro produzca y aquí Más es Mejor se relaciona a que tienes que recudir más las calorías para obtener un mejor resultado, sin embargo no todo es literal.

Esto significa que se vuelve más difícil controlar tu dieta (tu nutrición) cuanto más restricción tienes, al reducir calorías.

Por lo tanto, si bien administrar tu equilibrio energético es una gran parte de los buenos hábitos de nutrición, tu nivel de actividad es otra cosa.

  • Cuanta más energía dediques a trabajar, mejor control tendrás sobre tu equilibrio energético.
  • Es decir que, cuanta más energía generes, uses y muevas, más fácil será regular tus necesidades nutricionales.

El Más es Mejor significa que cuanto más masa magra tienes, trabajarás mejor a un alto nivel de actividad física y este escenario constituye el mejor sistema para regular tus necesidades nutricionales  con una buena salud, estado físico y peso corporal equilibrado (Hume, Yokum y Stice 2016).

Entonces, si seguirás/estuviste confinado y socializando/entrenando a través de tu ordenador, tienes que tomar en cuenta que tu nivel de actividad siempre se verá o ha sido afectado.

Para resumir, si te quedas en casa, debes aumentar tu nivel de actividad y mantener un «alto flujo» de energía mientras, para mantener tu peso y composición corporal equilibrados.

¿Trabajas en casa actualmente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *