principio de los rendimientos decrecientes

Comprendiendo el principio de los rendimientos decrecientes

Publicado el 3 octubre, 2020 | Workout

Al ir comprendiendo el principio de los rendimientos decrecientes pensarás dos veces en la frase “Más es Mejor” cuando entrenas duro.

No siempre estudiamos a fondo los principios del entrenamiento; esta vez hablaremos del principio de los rendimientos decrecientes, pero ¿qué quiere decir?.

Para empezar; las ganancias de rendimiento están relacionadas con el nivel de entrenamiento de cada individuo. Para exponerlo más simplemente; los atletas que nunca han participado en un programa de entrenamiento anteriormente, pueden ver enormes ganancias de rendimiento y crecimiento muscular, lo que a su vez es motivador.

Por otro lado, los culturistas o atletas que han trabajado duro durante varios años solo obtendrán ganancias más pequeñas durante períodos más largos de tiempo. Hasta ahora cosas lógicas que todos sabemos, pero,  ¿qué tiene que ver con el principio de los rendimientos decrecientes?.

A medida que un atleta se acerca a su potencial genético, las ganancias en el rendimiento será mucho más difícil de obtener. En este escenario, la clave es continuar progresando, especialmente en avances en las áreas en las que tiene debilidades, como la flexibilidad, velocidad, enfoque y, por supuesto, los músculos atrasados.

Esto mismo pasa en todos los deportes, pero nos enfocaremos en el culturismo, como base de ejemplo para profundizar lo del principio de los rendimientos decrecientes.

Principio de los rendimientos decrecientes: ¿cómo explicar?

Para los culturistas y atletas power, esta sería la llamada «ley de rendimientos decrecientes»… bueno, principio, ley, como quieras llamarla…

De acuerdo con el principio, trabajas más y más duro y entrenas más y más, pero cada vez que haces ejercicio obtienes menos beneficios.

A menudo, los defensores del principio de los rendimientos decrecientes citan el hecho de que los humanos tienen límites genéticos crecimiento muscular.

Si bien es cierto, los defensores omiten flagrantemente el hecho de que, si no se entrena tan intensa, brevemente y con poca frecuencia, como el cuerpo lo requiere para alcanzar este límite superior, nunca se estará cerca de él.

En cambio, siguen el mismo (o el mismo tipo de) entrenamiento año tras año (demasiado largo, demasiado frecuente y solo moderadamente intenso), y terminan con un sobre-entrenamiento grave, que no solo redunda en lesiones a corto plazo, sino problemas que van desde lo mental al sistema músculo-articulo o digestivo inclusive.

Este tipo de atletas, que lo existen y mucho, se guían por influencers o vendedores de humo sin pensar en mirar la realidad del efecto de sus acciones.

Optan por culpar al principio de los rendimientos decrecientes, pero jamás analizan las limitaciones de la evolución humana para saber si ellos son las víctimas o los victimarios.

Mientras creces, recupérate completamente

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La realidad: cómo funcionan las cosas

Como mecanismo de supervivencia, el cuerpo humano ha evolucionado para desarrollar protecciones contra varios tipos de estrés.

  • Tu piel aumenta sus niveles de melanina en respuesta al estrés de la radiación solar
  • Tus músculos aumentan su tamaño y fuerza en respuesta al estrés altamente exigente que se les impone.
  • Cuando la fuerza muscular y el crecimiento se inducen con el ejercicio, es la respuesta del cuerpo a un estrés de alta intensidad.

Como ha señalado constantemente Mike Mentzer, una persona no experimentará los aumentos en la fuerza muscular y el tamaño hasta que su cuerpo se haya recuperado del estrés intenso del ejercicio y haya tenido suficiente tiempo para una compensación excesiva para proteger al cuerpo de un posible estrés adicional.

Cuando analizamos el principio de los rendimientos decrecientes nos centramos en un error que muchas personas cometen cuando escuchan la línea de razonamiento anterior; definitivamente no la aplican a su propio cuerpo.

  • Cuando llevas cada ejercicio a un fallo muscular, tu cuerpo está sujeto a niveles muy altos de estrés y, es lo que deseas sinceramente.
  • En este punto, el cuerpo reaccionará a este estrés volviéndose más musculoso y fuerte.

Sin embargo, debes recordar que, si bien el concepto (culturismo de alta intensidad) sigue siendo el mismo, hay cosas que deberías saber, porque hay principios que respetar.

El principio: cómo crecen los músculos

La mayoría de las personas recuerdan que necesitan entrenar al 100% de intensidad para aumentar su tamaño y fuerza muscular.

Al permitir que los entrenamientos no sean demasiado largos y frecuentes, aumentarán la fuerza y ​​el tamaño muscular.

La proporción de ganancias musculares y de fuerza no se pueden medir.

Es posible que puedas aumentar tu peso muerto con las piernas dobladas de 100 a 300 kg, pero seguro que no estás añadiendo 200 kg de músculo en tu cuerpo como resultado directo de entrenar a ese volumen. Esto ilustra claramente que la cantidad de estrés que debe soportar tu cuerpo para continuar entrenando con un 100% de intensidad aumenta exponencialmente.

Incluso si ganaras entre 25-35 kg de músculos como resultado de tal aumento de fuerza, la cantidad de estrés a la que estaría sometido tu nuevo tejido aún sería increíblemente dañina y agotadora.

Para seguir ganando músculos y fuerza, tendrías que descansar mucho, mucho más tiempo después de realizar un peso muerto de 300 kg hasta el fallo que después de llevar el peso muerto de 100 kg al fallo…  hablamos de la “frecuencia”…

En relación a los principio de los rendimientos decrecientes, si tienes esto conscientemente en tu cabeza cuando contempla cuántos ejercicios debes hacer por entrenamiento y cuántos días de descanso necesitarás después, es muy probable que sigas limitando la cantidad de ejercicios que realizas y aumentando la cantidad de días en los que descansas para lograr reducir las agujetas y crecer… SÍ, crecer descansando…

  • La elección es simple:Puedes aceptar el “principio de la causalidad” y utilizar el Heavy Duty para alcanzar tus límites genéticos o,
  • Puedes utilizar el principio de los rendimientos decrecientes para reconfortarte mientras limitas deliberadamente tu “capacidad genética” para el crecimiento muscular.
De cualquier manera, ¡ siempre tendrás lo que te mereces !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *