Jay Cutler

Una cita motivacional con Jay Cutler

Publicado el 15 agosto, 2020 | Noticias, Workout

Jay Cutler, cuatro veces ganador del Mr. Olympia y un hombre de negocios exitoso es el fundador de Cutler Nutrition, una compañía propia que ayuda a la gente a llegar a lo mejor de la nutrición deportiva de alto rendimiento.

Como todos los que amamos este deporte, Jay Cutler es un apasionado del culturismo y como tal, su objetivo es lograr un mayor impacto ayudando y educando.

Jay Cutler, entre dos campos

Cutler comenzó a trabajar en el negocio de construcción de concreto de su familia, Cutler Bros Concrete. A la edad de 11 años, y comenzó a capacitarse y cuando tenía 18 años culminó la secundaria.

Luego se graduó en la Quinsigamond Community College en 1993 con un título en justicia penal con la intención de trabajar como oficial correccional para una prisión de máxima seguridad, pero se inspiró para ingresar al culturismo después de conocer al entrenador personal Marcos Rodríguez.

Después de trabajar duro y enfocarse para ser el mejor a nivel regional y luego nacional, obtuvo su primera victoria en 1993 en el Iron Bodies Invitational, pero un año antes, quedó segundo en el Campeonato de Worcester.

Definitivamente le esperaba cosas grandes y con mucho ahinco siguió así durante unos 10 años para empezar a ganar títulos consecutivos del Arnold Classic en 2002, 2003 y 2004 y, por persiguiendo a Ronnie Coleman en el Mr.Olympia hasta que lo conquistó y se hizo tetracampeón.

En una cita con él, descubrimos lo que el culturismo y los negocios, dos campos muy diferentes tienen en común, como por ejemplo que para ser un culturista profesional y un hombre de negocios, debes tener una mentalidad “monstruosa” y mantener las buenas relaciones con todos.

Jay Cutler

Los consejos de Jay Cutler

En un reportaje sensato, Jay Cutler comparte cosas como lo importante que es el fracaso y cómo pasó por una transición, demostrando cómo los proyectos apasionantes pueden tener éxito y también nos cuenta cómo Sylvester Stallone en Rocky IV lo inspiró… bueno, fue uno de ellos…

  • Conexión mente-músculos: “tienes que tener una imagen de lo que quieras lograr en tu mente y así empezar a ver los potenciales genéticos”. Aquí debes tener en cuenta el entrenamiento, la salud y la nutrición, cosas que debes controlar.
  • El culturismo necesita una mentalidad incondicional, además de trabajo duro y dedicación: Jay Cutler decidió desde que tenía 12 años que quería moldear su propio cuerpo para tener un físico perfecto y en forma; a los 18 años empezó a comprender las cosas por su cuenta, experimentando con sus entrenadores.
  • El fracaso es importante para crecer mentalmente: cada vez que él participaba en una competición, se decía a sí mismo que ya la «ganaba» a pesar del resultado que sea… en fin, tienes que tener una mentalidad ganadora para competir…
  • Mantenerse relevante y activo en la comunidad ya se siente como ganar: bueno, ayudar a otros que quieren practicar culturismo es mejor que recibir premios; ser impactante para los demás lo hace sentir mejor que ganar un Mr. Olympia.

Todo parece relacionado con el culturismo, pero así como en el deporte, los negocios también requieren de comunicación y las relaciones

Cuando Jay Cutler hizo la transición para administrar sus empresas comerciales, sintió que sucedía algo «automáticamente».

Consistencia, Dedicación y Compromiso son sus claves y si se da prioridad a estos tres conceptos, es cuestión de apasionarse por algo y mantenerse en camino correcto.

La transición de Jay Cutler

¿Cómo hizo Jay la transición del culturismo profesional al mundo de los negocios?… bueno, además de provenir de una familia inclinada a los negocios, se centró en aventurarse en algo que le apasionaban y quería hacer mucho más por la comunidad.

Jay Cutler nos dice en el reportaje que si eliges hacer algo que quieres hacer, no debes dejar que otras personas te digan lo contrario, además hay cualidades que debe tener todo campeón y que lo debes saber.

Puede que te lleve mucho tiempo ver los resultados que deseas, pero valdrá la pena, pues bien, es cuestión de experimentar las cosas sin miedo en el fracaso y si a nadie le gusta, deberías poder seguir tu camino en post de tus objetivos.

¿Sientes las palabras de un verdadero campeón?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *