La motivacion cuando la fuerza de voluntad no es suficiente

La motivación cuando la fuerza de voluntad no es suficiente

Publicado el 29 Agosto, 2016 | Workout

Llegar a un gimnasio es la parte más difícil de trabajar, pero ¿que se puede hacer si no se puede encontrar la motivación suficiente para entrenar ?; una de las primeras cosas a tener en cuenta para mantener la motivación cuando la fuerza de voluntad no es suficiente es establecer un nuevo objetivo y no importa que tan alto sea éste, a menudo vienen con una abrumadora sensación de que se puede ser el dueño del mundo.

El cerebro le permite al cuerpo lograr ese equilibrio tal que todo parece renovado y comprometido; de esta forma, el atleta estará listo para afrontar cualquier cosa que se interponga en su camino; pero, que pasaría ¿ si la motivación está muy alta pero la fuerza de voluntad cae en picada ?. En realidad, no es agradable saltar desde el punto A al punto B sin motivación, pero, en el mundo real, el mantenimiento de una alta motivación a largo plazo es difícil; esta vez, citaremos algunas cosas que se pueden hacer cuando se experimente algunos puntos bajos a lo largo del camino.

En primer lugar, se debe entender cómo los hábitos afectan el modo de pensar; el bucle del hábito consiste en una meta, un recordatorio, una rutina y una recompensa; cualquier hábito se inicia con algo que recuerda como realizar una conducta. Una vez que se recuerda, se puede llevar a cabo el hábito de manera rutinaria con el fin de llegar a algún tipo de recompensa.

  • Ejemplo 1: la alarma se enciende a las 6:00 am para recordar que se tiene que tener un entreno de la mañana (recordatorio); a las 6:30 am, una vez en el gimnasio para un duro entreno se procede a ejecutar lo planificado (rutina). Después del entreno, se pasa el día con una sensación de energía y de mantera fantástica (recompensa).
  • Ejemplo 2: llegar a casa después de un largo día de trabajo donde el apetito empieza a surgir (recordatorio); después de esto se prepara un alimento fácil (postres en general) y se come (rutina). El alivio inmediato de tener esa merienda actúa como la recompensa, pero después la sensación es horrible.

Cuando se entiende este bucle y cada componente individual (recordatorio, rutina, recompensa), se puede abordar cada una de ellas con estrategias para mantener los objetivos alineados, modificando la motivación cuando la fuerza de voluntad no es suficiente.

Nos encanta hacer y lograr; el desarrollo de estrategias donde más se necesita nos ayuda a mantener el rumbo hacia el logro de lo que nos propusimos hacer. Cuando una persona está consciente acerca de sus hábitos y comportamientos, se puede poner en práctica estrategias eficaces en su lugar; ser consciente significa vincularnos con los pensamientos, sentimientos y acciones.

En este momento, hay que tomar el tiempo para el “check in” con uno mismo, para que se pueda entender mejor las necesidades personales, la forma de operar y lo que debe hacer a continuación. A medida que se desarrolla más conciencia de uno mismo, los recordatorios, rutinas, y recompensas se vuelven mucho más claras; al tratar de averiguar por qué la motivación no está sólo allí, el primer paso es detener y evaluar la situación antes de que se produzca cualquier cambio o renunciar por completo.

Preguntas a tener en cuenta para motivarnos

  • ¿ Existen hábitos que debe cambiar ?; esto ayudará a reducir que, cuando, y porqué los hábitos funcionarían o no.
  • ¿ Hay mucho estrés en la vida diaria ?; a veces el trabajo, lo social o familiar, son relaciones que requieren más de lo que pensamos sobre nuestra energía física y mental. Aquí hay que considerar la posibilidad de poner más atención en una de estas áreas de la vida, pues la fuerza de voluntad es un recurso finito y si toda la energía mental va hacia un comportamiento, otros comportamientos pueden sufrir.
  • ¿ Está equilibrada la nutrición, el entreno y el trabajo diario ?; la eficiencia pasará por saber dividir los tiempos según las necesidades personales y esto vale también para ir al supermercado o preparar las comidas de manera eficiente. Trabajar en las habilidades de gestión del tiempo para maximizar las posibilidades y reducir al mínimo el esfuerzo es algo central que no se puede pasar de largo.
  • ¿ Está el entreno alineado con los objetivos ?; la aptitud y la actitud deben ir juntas a largo plazo y esto se relaciona con la salud individual. El entreno puede variar en función de la cantidad de energía mental, la flexibilidad y la rigidez que se necesita para hacer frente a diferentes objetivos.
  • ¿ La recuperación es completa ?; sabemos que el sobre-entreno o volver a esforzar el cuerpo sin una recuperación total del sistema neuromuscular puede ser desastroso. Si fuere este el caso, puede ser aconsejable tomar una semana de descarga, reduciendo el volumen, la intensidad, o ambas cosas; además se debe considerar la priorización del sueño y el movimiento restaurador durante los entrenos de alta intensidad durante un período de tiempo hasta que se logre una recuperación completa.
  • ¿ La imagen personal es ambiciosa ?; un gran problema surge cuando se produce un fracaso o no se llega al objetivo en un plan de entreno. Esto podría darse porque los objetivos y expectativas son muy ambiciosos y no son apropiados para el nivel actual, ya sea por la capacidad, disponibilidad de tiempo, o cualquier número de otras razones; por tanto evaluar la realidad y revisar los objetivos es algo fundamental para cambiar las cosas.
  • ¿ Es negativo el diálogo interno ?;
    los pensamientos son cosas, pero la forma de pensar, hablar y verse a sí mismo afecta en absoluto los resultados que se es capaz de lograr. En lugar de centrarse en lo negativo, es prioritario cultivar una mentalidad positiva mediante la práctica de la gratitud y darse elogios por las conquistas, dando un poco de margen a la imperfección.

Excavando en porqué se hace las cosas que se hacen, lo que realmente se quiere lograr y descubrir ayudará a priorizar el objetivo más importante en el horizonte personal, mejorando la motivación cuando la fuerza de voluntad no es suficiente. Esto no se mantendrá en forma permanente y lo sabemos, pero incluso cuando las motivaciones cambian, la re-evaluación personal hará que no se salga de los objetivos.

¿ Como mantenéis vuestra motivación en un período de entreno intenso ?



Fuente

MASmusculo TEAM