Estás en: MM STRONGsite » Workout » El Método Isocinético

El Método Isocinético

Un entrenamiento para lograr desarrollar la fuerza muscular, favoreciendo la resistencia muscular

Publicado: 18/06/2010

En el método de trabajo isocinético se utiliza por regla general series de 6 a 20 repeticiones para cada grupo muscular, realizando esfuerzos musculares máximos de cada ángulo de movimiento para que se pueda obtener ventajas, aprovechando lo mejor de este método de entrenamiento, que es suministrar resistencia proporcional a la fuerza aplicada de cada ángulo del movimiento, hecho que no ocurre en los métodos isotónicos e isométricos. Es importante decir que el entrenamiento de fuerza con el método isocinético tiene por finalidad mejorar la fuerza de manera general y la resistencia de fuerza. Cuando trabajamos, con el objetivo de buscar fuerza muscular, la mejor forma encontrada de evaluación y entrenamiento es la isocinética.

Para una mejor comprensión, podemos definir a la "fuerza muscular" como la cantidad máxima de fuerza que un músculo puede generar en un patrón específico de movimiento y en una determinada velocidad de movimiento.

Actualmente, en programas primarios de entrenamiento de fuerza, son encontradas contracciones que inician con el músculo alargado y el esfuerzo muscular es ejercido para acortar el músculo. Estas contracciones son denominadas concéntricas. La contracción muscular es del tipo excéntrica cuando el músculo se alarga durante la contracción. Esto es, durante el desarrollo de tensión activa.

  • La contracción isocinética es un tipo de contracción menos común, generalmente se hace uso de un equipamiento especial. Diferente de la contracción isotónica porque combina las características tanto de la isometría como del entrenamiento con pesas, a fin de proporcionar una sobrecarga muscular con una velocidad.
  • Los ejercicios isocinéticos son aquellos en los cuales se impone una resistencia al movimiento, sin permitir que este ocurra. Son iniciados con un mínimo de resistencia, que es aumentada gradualmente. Son indicados para relajación y oxigenación muscular, y para su coordinación.
  • Los ejercicios isocinéticos favorecen la resistencia muscular; y puede ser efectuado a través de equipamientos que puedan ofrecer diversos grados de resistencia. En este tipo de ejercicio, el practicante puede ajustar la velocidad exacta del ejercicio, así como aumentar o disminuir la tensión del ejercicio, con la finalidad, de nivelar su propia fuerza muscular.
  • Una de las ventajas de los ejercicios isocinéticos, es el hecho de nunca alcanzarse el agotamiento total del músculo trabajado, como frecuentemente acontece a través del ejercicio isotónico.

Algunos ejemplos de ejercicios isocinéticos, son la bicicleta estática, máquinas de remo, natación, etc. 

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus