La regulacion de la mTORC1

La regulación de la mTORC1

Publicado el 31 agosto, 2016 | Research

La diana de rapamicina en células de mamífero (mTOR), tiene la capacidad de crear dos complejos de señalización, la mTORC1 en donde la mTOR se une a la proteína conocida como RAPTOR y la mTORC2 que se une a la proteína conocida como RICTOR y cuyas funcionalidades son distintas. Este estudio se centró en la regulación de la mTORC1 mediante los factores de crecimiento, el estado de energía, los aminoácidos y los estímulos mecánicos, tomando en cuenta que esta vía juega un papel fundamental en la regulación de la síntesis de proteínas del músculo esquelético.

La activación de los complejos conduce a la fosforilación de dos conjuntos importantes de sustratos, a saber, las proteínas de unión eIF4E y la quinasa ribosomal S6; en una siguiente instancia, la fosforilación de estos sustratos conducen a un aumento en la síntesis de proteínas, principalmente mediante la mejora de iniciación de la traducción. En este proceso, la actividad de la vía mTORC1 está regulada por varios agentes, tales como los citados anteriormente; lo que decidimos es mostrar que tan complejo es nuestro sistema observando la investigación en este campo, la cual está evolucionando rápidamente.

Esta revisión intenta proporcionar una breve narración de lo que pasa en la regulación de este complejo de proteínas maravillosas, mostrando como algunos suplementos deportivos sirven para la regulación de la mTORC1; como habíamos citado, el consumo de energía y proteínas, la estimulación mecánica, así como los factores de crecimiento participan en sinergia, proporcionando señales a las células musculares que son luego detectadas, tranducidas e integradas al sistema, conduciendo a cambios en las funciones celulares.

En última instancia, estas señales son detectadas por las proteínas, mediante agentes como los receptores de superficie celular o las quinasas intracelulares; por ejemplo, el receptor de insulina detecta la concentración de la hormona (insulina) fuera de las células y transmite esta señal a través de la vía PI3K – mTORC1 Akt, mientras que la disponibilidad de energía es transmitida directamente a través de la AMPK por los nucleótidos ATP, ADP y AMP, así como por el glucógeno almacenado.

Finalmente, estas señales se integran por la célula con el fin de responder en consecuencia, cambiando las funciones celulares tales como la síntesis de proteínas y la degradación de proteínas. La vía mTORC1 es el actor principal la integración de varias de estas señales provenientes de las actividades de los factores de crecimiento, el estado de energía, el nivel de aminoácidos y la disponibilidad de estimulación mecánica; todas estas señales juntas afectan a la respuesta celular, por tanto, la industria ha cruzado la información estratégica de la ciencia y la tecnología herbal para diseñar suplementos deportivos que optimicen estas señales, incrementando el rendimiento en el intra-entreno y, maximizando la hipertrofia muscular en el post-entreno.

Si bien se requieren ensayos clínicos en última instancia, para evaluar adecuadamente sus efectos, aún puede ser difícil encontrar suficientes participantes que cumplan los criterios de interés (por ejemplo, adultos jóvenes con varios años de experiencia dentro del culturismo) para producir suficiente potencia estadística. Además, el control estricto de todas las variables, tales como la ingesta dietética, se vuelve difícil no obstante en los próximos dos años o quizás meses este punto crítico será centro del debate científico en los círculos de la ciencia del deporte.

Por lo tanto, las características de los enfoques que se dan sobre el tema en diversos planos pueden producir resultados esenciales para la formulación efectiva de suplementos deportivos naturales que coincidan con los ensayos clínicos, proporcionando la hipótesis de en qué condiciones los suplementos podrían trabajar mejor, así como las combinaciones de suplementos que serían eficiente para la regulación de la mTORC1.

Fuente