Estás en: MM STRONGsite » Research » Hipertrofia Muscular y Células Satélites

Hipertrofia Muscular y Células Satélites

La capacidad proliferativa celular es el factor determinante para el crecimiento muscular

Publicado: 19/09/2011

El músculo esquelético adulto exhibe una notable capacidad para regenerarse en respuesta a una lesión, habilidad esta que reside en una población de células precursoras musculares, conocidas como células satélites; en músculos normales, son células inactivas que están “secuestradas” entre la membrana basal y el sarcolema de fibras musculares maduras, aquí las células satélites son responsables por el crecimiento del músculo.

Para una regeneración de la musculatura esquelética bien producida, las células satélites deben pasar por 3 etapas; las de activación; extensiva y rápida proliferación y la eficiente diferenciación; inmediatamente después de una lesión en las fibras musculares estas células son rápidamente activadas, se proliferan y se funden para formar nuevas fibras musculares o para notar segmentos damnificados de fibras musculares existentes, pero una parte de la población de células satélites no sufre el proceso de diferenciación y restablece el conjunto de células satélites abajo de la lámina basal de las fibras musculares recién formadas.

  • En un grupo de enfermedades hereditarias como las distrofias musculares, caracterizadas por flaqueza y pérdida de masa muscular, se producen ciclos repetitivos de degeneración y regeneración muscular, imponiendo así una grande y permanente demanda de células satélites de sus respectivos conjuntos.
  • La proliferación se hace entonces una de las etapas clave en la regeneración muscular, providenciando un número suficiente de núcleos para asegurar el funcionamiento de las fibras musculares recién formadas.

Los telómeros y las células satélites

Uno de los mecanismos implicados en la regulación de la capacidad proliferativa de las células satélites es la disminución en el tamaño de los telómeros.

El telómero se encuentra en la extremidad de los cromosomas (el cromosoma contiene nuestra información genética) y cada vez que la célula se prolifera (se divide) hay una reducción en el largor del telómero; así cuánto menor se el largor del telômero, menor la capacidad de división tiene la célula.

Las células satélites que son incorporadas después de proliferarse durante la vida de un individuo tendrán telómeros más cortos que aquellas células satélites incorporadas durante su fase de desarrollo muscular (fase fetal); o sea cada vez que la célula satélite pasa por el proceso de división celular, las células satélites “hijas” tendrán telómeros más cortos; eventualmente estas células cesarán sus divisiones cuando alcancen una práctica conocida por senectud proliferativa, pues sus telómeros alcanzarán un largor que no permitirá más divisiones y este límite en la capacidad proliferativa de la célula satélite humana determina el potencial regenerativo muscular.

La discusión

La regeneración de las fibras musculares después de sufrir una lesión (como por ejemplo, una sesión de ejercicios con pesos) requiere un buen funcionamiento de las células satélites en todas las fases (activación, proliferación y diferenciación); por lo tanto son fundamentales en el proceso de hipertrofia muscular.

La cuestión se centra sobre la capacidad proliferativa de las células satélites comparadas con los campeones de musculación en relación a la capacidad proliferativa de la mayoría de los practicantes no IFBB; entonces nos preguntamos si un IFBB poseería más células satélites que la mayoría de practicantes y por ello tendería a tener una capacidad regenerativa mayor, entonces porque un campeón IFBB puede entrenar a intensidades altísimas y conseguir buenos resultados mientras otros no profesionales necesitan de un grado de intensidad más pequeña para conseguir algún resultado ?

  • La cuestión la ponemos a discutir porque la mayor parte de las personas que buscan imitar el programa de entrenamiento de grandes atletas generalmente no obtiene resultados satisfactorios, terminando muchas veces en sobre-entrenamiento.
  • Varios factores pueden estar contribuyendo en este proceso, pero una posible explicación sería porque los grandes atletas posean una capacidad proliferativa celular mayor que la mayoría de los practicantes, permitiendo una buena regeneración de la musculatura lesionada y por eso serían capaces de soportar un entrenamiento más pesado.
  • Además, la mayoría de los grandes campeones comenzaron a entrenar siendo bastante jóvenes (solamente para recordar, Arnold Schwarzenegger tenía 55 cms de brazo con solo 19 años de edad, considerado el mayor brazo de la Europa en la época) y posiblemente sus células satélites presentaban una capacidad proliferativa muy grande.
  • Se cree también que mientras más edad se tiene, más pequeña es la capacidad proliferativa celular, debido a la disminución en el largor de los telómeros; es decir un factor genético.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus