Estás en: MM STRONGsite » Research » Efecto de la acidez en el cuerpo

Efecto de la acidez en el cuerpo

La acidosis debe ser contrarrestada ya que influye en las hormonas anabólicas, producir balance negativo de nitrógeno o debilitar los huesos

Publicado: 30/08/2010

Cada célula del cuerpo funciona de manera óptima dentro de un rango de pH determinado (el pH es una medida de la acidez o alcalinidad del cuerpo). En las células diferentes, este rango óptimo es diferente, sin embargo, el pH neto del cuerpo tiene que permanecer estrictamente regulado. Un problema común con las sociedades más industrializadas es que nuestras dietas producen lo que se llama un “acidosis crónica metabólica de bajo grado”. En otras palabras, el PRAL de nuestra dieta es alto y esto significa que estamos en un estado crónico de alta acidez.

Si bien hay una serie de estados patológicos que inducen a una acidosis metabólica severa, aquí estamos hablando de un aumento sub-clínico de la acidez. Por lo tanto, el médico probablemente no notará el problema, pero ello no significa que todo está bien; puesto que las células reconocerán el problema.

La acidosis crónica de bajo grado

Entonces, ¿cuál es el problema con esta acidosis crónica metabólica de bajo grado?
El cuerpo debe, a toda costa, funcionar a un pH estable, y cualquier carga de ácido en la dieta debe ser neutralizada por una serie de mecanismos homeostáticos. Así, aunque el pH del cuerpo se mantenga y las visitas al médico no resultan malas, las células de muchos órganos del cuerpo se resienten.

Éstas son algunas de las consecuencias más graves del esfuerzo del cuerpo para mantener un pH constante enfrentando un ambiente ácido:

  • Hipercalciuria (altas concentraciones de calcio en la orina): Dado que el calcio es una base fuerte y los huesos contienen los depósitos más grandes de calcio del cuerpo, la acidosis metabólica provoca una liberación de calcio de los huesos. Como resultado, aumenta la actividad osteoclástica (huesos degradantes) y la actividad osteoblástica (formación de los huesos) disminuye. El resultado de estos cambios es que se pierde hueso con el fin de neutralizar el ambiente ácido del cuerpo. El calcio que se almacena en el hueso se pierde en la orina junto con el ácido que se movilizó para neutralizar. Esto crea un balance negativo de calcio (se pierde más calcio del cuerpo del que se consume) y los huesos se debilitan.
  • Balance negativo de nitrógeno (altas concentraciones de nitrógeno en la orina): La glutamina es responsable de unir los iones de hidrógeno para formar amonio. Dado que los iones de hidrógeno son ácidos, la glutamina actúa como el calcio para neutralizar la acidosis del cuerpo. Puesto que el músculo esquelético contiene los depósitos más grandes de glutamina del cuerpo, la acidosis metabólica provoca la degradación del músculo para liberar la glutamina. Los aminoácidos de esta degradación del músculo luego se excretan, causando una pérdida neta de proteína muscular.

Otras consecuencias de la acidosis

Además de la pérdida de huesos y músculo, otras consecuencias de la acidosis son:

  • Disminución de la actividad de la hormona IGF.
  • Resistencia a la Hormona de Crecimiento.
  • Hipotiroidismo leve.
  • Hipercortisolemia.

Curiosamente, la acidosis metabólica de bajo grado tiende a empeorar con la edad. Muchos han especulado que esto se debe a una disminución relacionada con la edad en la función renal (y la excreción de ácidos). Por supuesto, la osteoporosis y la atrofia muscular son funestas consecuencias del envejecimiento.

Aunque es demasiado pronto para decirlo, quizás parte de las evidentes pérdidas de huesos y músculo a medida que las personas se hacen mayores es el resultado de la acidosis inducida por la dieta. Esto significa que emplear algunas estrategias sencillas basadas en los ácidos puede ayudar a retrasar la osteoporosis y la sarcopoenia.

Un poco de proteínas adicionales

Muchos médicos, dietistas y nutricionistas deportivos se han quedado con la proteína animal por varias razones, incluyendo su efecto sobre carga de ácido renal. Si bien es cierto que la proteína animal (especialmente la carne de los animales) produce un alto PRAL, resulta interesante que los mismos "expertos" adoptan dietas con alto contenido de grano. Los granos integrales también producen muchos ácidos.

Otro hecho interesante es que una dieta alta en proteínas produce ácidos, también parece contrarrestar su propio potencial de carga ácida. En otras palabras, mientras que la proteína produce una carga de ácido, también aumenta la capacidad del cuerpo para excretar los ácidos. Ningún otro tipo de alimento que produce ácidos son tan eficaces como las proteínas haciendo esto. Además, al igual que con los otros alimentos que producen ácidos, lo único que se tiene que hacer es consumir suficientes alimentos básicos y suplementos para neutralizar la acidez.

Conclusiones:

El hecho de que muy pocas personas en el mundo de la nutrición deportiva, estén hablando sobre el equilibrio ácido, no significa que no sea importante. El empleo de algunas estrategias sencillas para neutralizar una dieta con alto contenido ácido puede significar la diferencia entre la acidosis crónica de bajo grado; con sus consecuencias asociadas como la pérdida de masa muscular, el desgaste óseo y el perfil hormonal alterado y una dieta alcalina saludable.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus