Estás en: MM STRONGsite » Health » Los beneficios de las moras

Los beneficios de las moras

Es un astringente natural, antidiarreico, eleva el colesterol bueno, es estimulante, y es un agente antienvejecimiento

Publicado: 24/07/2010

La mora es una fruta de origen asiático, luego exportada a Europa en el siglo XVII antes de ser cultivada en los restantes continentes. Quizás por tratarse de una fruta muy frágil, su producción quedó en gran parte reducida a una producción doméstica. Existen moras de varios colores y tipos diferentes; moras blancas, moras rojas y moras negras. Rica en vitamina A y C, dulce y poco ácida, la mora es conocida por tener muchos beneficios para nuestra salud.

Beneficios de las moras

  • Es un astringente natural; se trata de hecho de una de las propiedades naturales de la mora. La aplicación de la mora permite así la contracción de los tejidos y de los vasos sanguíneos reduciendo así las secreciones y constituyendo una camada protectora. Al permitir la contracción de los tejidos, ayuda al combate de inflamaciones de la boca, de la garganta, y de los intestinos, así como de los órganos genitales.
  • Es un antidiarreico poderoso; la ingesta de moras permite un alivio casi inmediato de la diarrea. Esta propiedad transcurre de la propiedad anteriormente abordada. Se utiliza así las hojas, y las raíces para el tratamiento de la diarrea y de la disentería.
  • Ayuda a reducir el riesgo de incidencia de enfermedades cardiovasculares; beber el zumo de mora proporciona una mayor defensa por lo que respecta a las enfermedades de corazón, y esto porque el zumo aumenta significativamente la tasa de colesterol bueno en la sangre y también porque la mora contiene una gran proporción de antioxidantes, cuyo papel es también esencial en la preservación del corazón.
  • Tiene propiedades antienvejecimiento; como vimos anteriormente, la mora se caracteriza por un gran tenor en antioxidantes. Estos no se limitan a proteger el corazón. Tiene una acción benéfica sobre todo para nuestro organismo, reduciendo así los efectos del tiempo sobre nuestro cuerpo, preservando todos nuestros órganos contra el pasaje del tiempo. Los antioxidantes son altamente benéficos para nuestro metabolismo.
  • Tiene propiedades estimulantes; la mora es una de las frutas que más bien hacen a nuestro sistema nervioso, y esto porque mejora la puesta en marcha del cerebro. Esta característica fue además ya evidenciada en varios estudios científicos. Comer moras ayuda en la conservación del equilibrio, de la memoria y de la coordinación motora de las personas más ancianas. Se trata de este modo de un excelente ingrediente a mantener o a integrar en la alimentación de estas personas.

Además de estos beneficios, podemos también resaltar el papel importante que la mora puede desempeñar en la prevención de infecciones urinarias. En este caso, son utilizadas las flores de la planta, las cuales son extremadamente diuréticas y facilitan la eliminación de la orina permitiendo así el tratamiento de las vías urinarias. Tiene igualmente una función bastante esencial en la reducción del riesgo de úlcera o el cáncer del estómago. Ayuda además en el control de la glucosa en la sangre y proporciona también una mejoría de la visión.

El zumo de mora también es particularmente aconsejado a quien sufre de dolores de garganta, de ronqueras, de una inflamación de las cuerdas vocales, de las encías, de aftas o de una amigdalitis. En este caso, para que el efecto sea perfecto, lo mejor es tomar el zumo de mora caliente con un poco de miel.

Todos los beneficios asociados a la mora se deben evidentemente a su composición altamente nutritiva. La mora contiene un gran porcentaje de fibras, de vitamina C, de vitamina K y de ácido fólico. Es poco calórica, y un ingrediente a incluir en nuestra dieta para que podamos usufructuar de todos los beneficios y vivir mejor nuestra vida.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus

maricruz en 06/09/2011

excelente a comer moras todos los dias aunque son un poquito caras vale la pena consumirlas se las recomiendo