Estás en: MM STRONGsite » Health » El entrenamiento con pesas y su influencia en las várices

El entrenamiento con pesas y su influencia en las várices

La presencia de músculos rígidos sería entonces un factor importante para la buena puesta en marcha del sistema venoso

Publicado: 16/02/2010

Ya hace mucho tiempo que se oye hablar que la "musculación produce varices". Pues actualmente, surge un nuevo concepto en la investigación de que actividad física - y ahí se incluye la tan temida musculación - es fundamental en el tratamiento de las varices de miembros inferiores. Las varices son venas dilatadas y tortuosas que perdieron su función, que sería de conducir con total eficiencia la sangre en el sentido de retorno al corazón. Tal patología aparece derivada de innúmeros factores entre ellos y sobre todo la predisposición genética.

Los mayores troncos venosos se sitúan junto los grandes agrupamientos musculares. Esto vendría comprobar la influencia e importancia de la musculatura directamente en el retorno venoso.

La contracción muscular ocasionaría uno "aplastamiento" de las venas subyacentes. Tales venas poseen válvulas que permiten sólo que el flujo suba. El flujo venoso depende básicamente de esta contracción muscular y de una presión abdominal negativa (expiraçión total) para que la sangre venza la fuerza de la gravedad y consiga continuar su trayectoria normal. La presencia de músculos rígidos sería entonces un factor importante para la buena puesta en marcha del sistema venoso. Una región de patatas de una pierna bien tonificada, por ejemplo, aliviaría bien el drenaje de la vena poplítea.

El pie también se vuelve muy importante porque, en la medida en que andamos o corremos, la musculatura plantar se contrae totalmente, comprimiendo casi totalmente el sistema venoso plantar. En este caso, el pie funciona como uno "corazón periférico".

Conclusiones

Siguiendo este raciocinio, concluimos que la musculación, por trabajar la tonificación y la hipertrofia de la musculatura de los miembros inferiores, no representa un daño directo al sistema venoso y a las varices propiamente dichas, siempre que haya una respiración abdominal correcta. Como sería esta respiración correcta ? Sería con expiración total con una contracción del abdomen. Por ejemplo, casi todos los prcticantes, cuando realizan ejercicios abdominales no "sueltan el aire" durante la contracción. Este aire "preso" lleva a un aumento de la presión intra-abdominal, dificultando el retorno venoso. Esa dificultad genera una dilatación excesiva en las venas de las piernas. Si tal individuo tiene predisposición genética, la aparición de varices sería inevitable.

Con respecto al uso y al exceso de pesas durante los ejercicios de musculación, sólo son maléficos si este exceso dificulta o imposibilita la respiración adecuada durante la ejecución del ejercicio.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus