Estás en: MM STRONGsite » Health » Dupla dinámica

Dupla dinámica

Combinar bien los alimentos es una herramienta fundamental para todo practicante de musculación, fitness o aeróbicos

Publicado: 31/08/2010

Algunos alimentos son mucho más eficientes en par que comiendolos solos; y esto en favor de cuidar la belleza y la salud; La respuesta nutricional por increíble que parezca, está en las clases de biología, y Darwin ya tenía una pista bien concreta de ella. Los nutricionistas se están dando cuenta de que nos gusta comer esos dos alimentos antes de empezar el día porque nuestra evolución nos llevó a hacerlo de esa manera. Aunque en general uno nunca se para para pensar al respeto, el cuerpo sabe que unirlos en una única comida resultando en algo más saludable que ingeriendo cada uno de ellos en forma individual.

El epidemiólogo David. C. Jacobs, de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, llama a esto "sinergia alimentaria" y cree que esa teoría puede explicar por qué los italianos tienen la costumbre de regar el tomate con aceite de oliva y por qué los japoneses comen pez crudo y soja en la misma comida. La complejidad de las combinaciones alimenticias es fascinante porque ellas son comprobadas de una manera que no podemos hacer con los medicamentos; por la evolución humana. Y en el más complejo de los sistemas; la vida, cita Jacobs.

TOMATE + AGUACATE

Ahora hay una buena razón para que en la próxima ida a un restaurante mexicano, se incremente el guacamole con tomates. Ellos son ricos en licopeno, un antioxidante que reduce el riesgo de cáncer y problemas cardiovasculares. Y las grasas buenas, como la del aguacate, hacen que el licopeno sea más bien absorbido por el organismo. Eso también puede explicar por a las personas les encanta regar los tomates frescos con aceite de oliva, otro ejemplo de grasa buena. Un estudio reciente de la Universidad del Estado de Ohio, en EE UU, mostró que sazonar la ensalada con salsas ricas en grasas como nueces, pistachos o queso también ayuda en la absorción de luteína, que está presente enlas hojas verdes y que ha demostrado ser benéfica para la visión.

AVENA + ZUMO DE NARANJA

Un estudio del Laboratorio de Investigación de Antioxidantes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos reveló que tomar zumo de naranja, rico en vitamina C, mientras se consume un pote de yogurt con avena no procesada limpia las arterias. Esa medida previene ataques del corazón con dos veces más eficacia que si se hubiese ingerido cada uno de esos alimentos en momentos diferentes del día. La razón es que los componentes orgánicos presentes en ellos, los llamados fenoles, estabilizan el colesterol malo cuando son consumidos juntos.

BROCOLI + TOMATE

Nuevas investigaciones muestran que este combo previene cáncer de próstata, pero nadie sabe ciertamente la razón. Un estudio reciente publicado en el periódico de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer probó que esa combinación redujo tumores en la próstata de ratones para los cuales no había otra alternativa de tratamiento a no ser la castración. Y como está comprobado que tanto el tomate como el brócoli auxilian en la prevención de tumores, se hicieron estudios sugiriendo que ellos funcionan mejor juntos.

ARANDANO + UVA

Adherir una ensalada de frutas a la merienda de la tarde puede traer más ventajas de lo que se imagina. “Algunas investigaciones sugieren que comer ciertas variedades de frutas juntas proporciona más beneficios para la salud que ingerir una por vez” Más que sumar el potencial antioxidante de cada una de ellas, la mezcla amplifica esa acción. Esto lo confirma un estudio de la Universidad Cornell, en EE UU; cuyos investigadores habían evaluado la capacidad antioxidante de varias frutas individualmente (manzanas, naranjas, arándanos y uvas) versus la misma cantidad de una mezcla de todas ellas. La segunda opción presentó una acción más poderosa en contra los radicales libres. Se recomienda comer de 5 a 10 porciones variadas por día.

MANZANA + CHOCOLATE

Las manzanas están robando el puesto de la fresa en el par ideal de nuestro postre favorito. Las de la variedad de color bien rojos y en forma de corazón son ricas en una sustancia anti-inflamatoria, la quercetina, que reduce el riesgo de ataques del corazón. Del otro lado, el chocolate contiene catequina, un antioxidante que reduce el riesgo de arteroesclerosis. Juntas, las dos sustancias mejoran la salud cardiovascular y tienen acción anticoagulante, indica un estudio de la Universidad Nacional de Singapur. Para obtener todos los beneficios, se recomienda manzana asada al horno, cubierta con almíbar de chocolate medio amargo o crepe de trigo relleno con astillas de manzana.

CACAHUATE + TRIGO INTEGRAL

El cacahuate tiene un compañero mejor que la cerveza. De acuerdo con la experto en sinergia de alimentos Diane Birt, de la Universidad del Estado de Iowa, en EE UU, un aminoácido específico que está ausente en trigo está presente en el cacahuete. Se necesita (y raramente se obtiene en la misma comida) de la corriente completa de aminoácidos, la mejor forma de proteína, para crear y mantener los músculos, en especial cuando la persona es adulta. Por ejemplo se puede incluir este combo en la alimentación preparando un brochette de trigo con carne molida y cacahuete.

HUEVO + MELÓN CANTALUPO

Los días en que se tuviere una reunión de trabajo, hacerse un desayuno rico con una tortilla y un pedazo de melón catalupo es una buena opción. Se va a precisar de glucosa, suministrada por el carbohidrato de la fruta, y el organismo va usarla mejor si se incluye en el plato una proteína; y ahí entra el huevo. La proteína ayuda a minimizar la caída drástica de energía causada por el exceso de insulina. Los altos niveles de esa hormona están vinculados a inflamaciones, diabetes y cáncer. Si la absorción de la glucosa es más lenta, el cuerpo consigue entender mejor el recado de que la persona ya está satisfecha; y esto ayuda a prevenir una disparada de la producción de insulina. Entonces es mejor cortar los carbohidratos malos (los refinados, almidones y endulzados). Y, cuando se fuere a comer las versiones saludables (los granos integrales, las frutas y los vegetales), es mejor no ingerirlas solas.

SOJA + SALMÓN

Si se es un fan de restaurantes japoneses, va a adorar esta noticia. Según Mark Messina, exdirectivo de la división de dieta y cáncer del Instituto Americano del Cáncer de USA, un tipo de isoflavona de la soja, llamada genisteína, aumenta la cantidad de vitamina D biodisponible en el colon. Esto significa protección contra el cáncer, afirma Messina; y significan puntos positivos para el tofu y el edamame (la soja verde utilizada en la culinaria japonesa). Muchas personas tienen deficiencia de vitamina D; y como el salmón y el atún son ricos en ese nutriente, se los puede aprovecharlos en la dieta asiática y comiéndolos con edamame.

ROMERO + CARNE ROJA

Algunas investigaciones sugieren que el churrasco tiene sustancias cancerígenas; pero usar el romero en la receta puede reducir ese riesgo. La hierba contiene ácido rosmarínico y ácido carnósico, que, en un estudio de la Universidad del Estado de Kansas, en EE UU, habían disminuido la cantidad de sustancias cancerígenas en carnes a la parrilla. Se cree que los antioxidantes de la hierba neutralizaron los radicales libres de las carnes.

CÚRCUMA + PIMIENTA-NEGRA

La cúrcuma es un aderezo picante que es uno de los principales ingredientes de esa salsa de curry, tiene un efecto anti-inflamatorio y actúa en la prevención de tumores. El único inconveniente es que el organismo consigue aprovechar muy poco de los beneficios potenciales de la cúrcuma sola. La solución del problema puede estar en la cocina. La pimienta-negra, rica en piperina, aumenta la biodisponibilidad del aderezo asiático en mil veces, según nutricionistas del Instituto de Cáncer Dana Farber, de USA.

AJO + PECES

Los beneficios del salmón van mucho más alla que su contenido en Omega-3. Minerales como el zinc, el hierro, el cobre, el selenio y lo yodo trabajan como co-factores para que se haga mejor uso de los aceites EPA y DHA, que reducen el colesterol. Cocinar el pez con ajo disminuirá las tasas de esa grasa con mucho más eficacia que si estuviese comiendo los dientes de ajo solos y dejando por supuesto un aliento más agradable. Un estudio de la Universidad de Ghelph, en Canadá, reveló que el ajo combate la pequeña alza en colesterol malo (LDL) que puede ser causada en ciertos casos por los aceites de pescado.

LIMÓN + REPOLLO

Si se bebe un zumo de limón en el almuerzo se va a sentir menos dolor después del entrenamiento. La vitamina C ayuda a convertir el hierro del repollo en una forma similar del nutriente más fácil de ser aprovechada por el organismo, como la versión presente en las carnes rojas. Y es justamente el hierro el responsable por llevar oxígeno a las células de la sangre, combatiendo la fatiga muscular. Para cumplir su cuota de vitamina C, se recomienda fresas, tomates, hojas verdes, brócoli y pimientos. El hierro está presente en el puerro, en la remolacha, en la espinaca, en el repollo y en la acelga. Una manera fácil de montar la combinación ideal y aumentar la fuerza de los músculos: si se está preparando vegetales o una ensalada, es incluir un limón exprimido en la receta.

ALMENDRA + YOGURT

Sabemos que las grasas buenas aumentan la absorción del licopeno. Esa regla también es válida para muchas vitaminas esenciales. La lista de las que son solubles en grasa incluye la A, la D y la E. Las zanahorias, brócoli y guisantes están repletos de esos nutrientes y pueden hacer un buena pareja con las grasas saludables como el aceite de oliva. En cambio, los alimentos ricos en vitamina D son el pescado, la leche, el yogurt y lo zumo de naranja. Entonces echar algunas almendras en el yogurt y comer queserías integrales de tarde en tarde puede ayudar a esa función. Para combinar vitamina E y alimentos solubles en grasa, optar por una batata asada o ensalada de espinaca sazonada con aceite de oliva.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus