Estás en: MM STRONGsite » Health » Como aumentar la circulación sanguínea

Como aumentar la circulación sanguínea

El sistema consiste en una bomba (el corazón), un circuito de distribución de alta presión (arterias), contenedores de cambio y un circuito de retorno de baja presión (venas).

Publicado: 05/02/2011

La modernización y los cambios en el estilo de vida tienen el potencial efecto de causar adversidades sobre el sistema cardiovascular; las enfermedades cardiovasculares son las mayores asesinas del mundo, y la Organización Mundial de la Salud, OMS, estima que en el 2020 las enfermedades cardiovasculares representaran el 40% del total de muertes en todo el mundo.

 

A tener en cuenta

  • La mayoría de las enfermedades cardiovasculares se deben a problemas de circulación sanguínea; la inapropiada circulación de la sangre por las arterias y venas resulta en un insuficiente suministro de oxígeno y nutrientes a los órganos y tejidos.
  • El sistema circulatorio, también conocido como el sistema cardiovascular, consiste en una bomba (el corazón), un circuito de distribución de alta presión (arterias), contenedores de cambio y un circuito de retorno de baja presión (venas).
  • El sistema circulatorio tiene el propósito de integrar el cuerpo como una unidad y proporcionar un suministro contínuo de nutrientes y oxígeno a diferentes partes del cuerpo. Por el contrario, el sistema circulatorio, ayuda a la eliminación de toxinas (los subproductos del metabolismo).
  • La mala circulación sanguínea, en el mejor de los casos, puede conducir a una sensación de entumecimiento y hormigueo en los pies y las manos, sin embargo, en el peor de los casos, puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón o derrame cerebral a causa de que el oxígeno en la sangre no puede llegar a ciertos órganos vitales.

La circulación sanguínea se ve afectada por: mala alimentación, falta de actividad física, malos hábitos y estilos de vida no saludables.

Entonces, para una correcta circulación, es necesario realizar cambios importantes en estos aspectos y éstos son algunos consejos sanos, importantes y no farmacológicos para mejorar la circulación sanguínea:

1. Hacer ejercicios regularmente

  • Los ejercicios son una de las maneras más eficaces para aumentar la circulación sanguínea, Treinta minutos de ejercicio físico regular, unas 4 o 5 veces a la semana puede reducir sustancialmente el riesgo de aquejar varios problemas cardiovasculares; no solo incrementa la acción de bombeo del corazón, también aumenta el número de capilares.
  • Realizar ejercicios no significa precisamente acudir a un gimnasio o a una sala de acondicionamiento físico; más bien, se puede tomar cualquier forma de actividad física, como caminar, trotar, correr, subir escaleras, montar en bicicleta, nadar, etc. 
  • Estos ejercicios tienen un gran potencial para mejorar la tasa de circulación sanguínea; y si no se dispone de mucho tiempo, se puede acudir a simples "ejercicios de casa" como movimientos de tobillo o girar los brazos en forma circular, etc. Tomándose pequeños períodos de en casa o en la oficina puede servir al mismo propósito. 

2. Comer Saludable:

  • Para vivir sano, hay que comer sano; evitando el consumo excesivo de cualquier cosa, especialmente de grasas saturadas como lácteos, aceites hidrogenados, etc.
  • En su lugar, consumir grasas saludables como los ácidos grasos omega 3 y ácidos grasos monoinsaturados (MUFA).
  • Comer bastantes vegetales de hoja verde, frutas y granos enteros.
  • Reducir el consumo de azúcar y sal, añadiendo más fibras dietéticas.

Una dieta inadecuada puede afectar negativamente a los niveles de colesterol en la sangre, que a su vez, puede dar lugar a cambios arterioescleróticos (acumulación de placa en las paredes de las arterias que no permite que la sangre fluya libremente). Estas condiciones afectan el proceso normal de circulación sanguínea corporal.

3. Tomar bebidas saludables:

El volumen de plasma sanguíneo es el principal determinante de la presión sanguínea y las funciones circulatorias.

La deshidratación puede causar una reducción en el volumen de sangre a través de una reducción en el contenido de agua de la misma y esto reduce aún más la tasa de circulación sanguínea; por ello la persona debe asegurarse de beber mucha agua para mantener el cuerpo hidratado.

4. Tener un estilo de vida activo:

  • El estilo de vida sedentario de hoy, ralentiza la velocidad de circulación y provoca diversos problemas en la salud.
  • Cambiar a un estilo de vida saludable y activo – participando en algunas actividades al aire libre como pasear al perro en el jardín o hacer algún deporte recreativo como el cricket, fútbol, tenis y golf.  
  • Dormir la cantidad de horas suficientes y aprender a lidiar con el estrés del día a día; el estrés, que provoca tensiones musculares, puede conducir a graves problemas de circulación y enfermedades cardiovasculares.

Las técnicas de relajación como el yoga y la meditación pueden ayudar en la restauración de la armonía corporal; los ejercicios de respiración también, que están asociados con el yoga, son conocidos por purificar la sangre, mejorando así la circulación.

5. Tomar remedios herbales:

  • Incluir hierbas como la cayena (una especie de chile en polvo), jengibre, ajo y el ginkgo en la dieta ya que tienen efectos favorables sobre la circulación sanguínea; las bayas y el romero son conocidos por sus efectos reguladores y estabilizadores de la presión arterial.
  • Los alimentos picantes también promueven una buena circulación; cuando se come alimentos picantes, la temperatura del cuerpo se eleva, aumentando el flujo sanguíneo y haciendo latir el corazón.

6. Ir por un masaje:

  • El masaje es uno de remedios antiguos más eficaces para mejorar la circulación sanguínea.
    El masaje no es sólo una técnica de relajación, sino algo más que eso; recordando que el dolor corporal se desarrolla a causa del reducido suministro de oxígeno a los músculos, debido a la tensión muscular.
  • El masaje trabaja liberando de la tensión y haciendo camino para un correcto suministro de oxígeno a los músculos.

7. Obtener beneficios de posiciones:

  • El cuerpo está siempre bajo la acción de la gravedad y la fuerza de la gravedad siempre trata de estirar la sangre del corazón; entonces, el posicionamiento es una de las maneras más fáciles de mejorar la circulación local; fundamentalmente se usa la gravedad como asistencia para mejorar la circulación.  
  • Colocarse de tal manera que, el área donde se desea aumentar la circulación quede posicionada por encima del nivel del corazón; alguna posición de yoga, como pararse de hombros o de cabeza, etc. hace uso del mismo concepto para mejorar la circulación.

8. Optar por sesiones de hidroterapia:

  • Incluye baño de agua caliente, baño de contraste (el cambio entre agua fría y caliente), baño de vapor, etc.
  • El tratamiento de relajación, provoca la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos) de los vasos sanguíneos periféricos (arterias y venas de los pies, piernas, bajo vientre, brazos, cuello o cabeza) causando movimientos más rápidos y fluidos de sangre que marcan los índices para una buena circulación sanguínea.

9. Dejar de fumar:

  • El tabaquismo es el principal responsable de enfermedades vasculares periféricas (enfermedades de los vasos sanguíneos situados fuera del corazón y en el cerebro).
  • Se producen cambios degenerativos en los vasos sanguíneos que conducen al endurecimiento de las arterias generándose así una mala circulación sanguínea.
  • Es evidente en el pasaje anterior que los cambios de estilo de vida y la no medicación pueden promover la correcta circulación sanguínea.

Solo se necesita incorporar algunos cambios, en especial con la introducción de determinadas medidas en el ámbito del acondicionamiento, dieta y estilo de vida. Y sí, sacrificando el favorito habito de fumar... también.

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus